Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Academia Winter (Capítulo 17)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Dom Jun 30, 2019 9:04 pm por Kanon Oda

» Un futuro en el que yo no estoy (I)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Sáb Jun 29, 2019 9:35 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 16)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Miér Jun 26, 2019 8:49 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 12-
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Lun Jun 24, 2019 10:26 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 15)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Dom Jun 23, 2019 7:54 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -capitulo 11-
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:44 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 14)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:06 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 13)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Lun Jun 17, 2019 9:05 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 12)
Academia Winter (Capítulo 15) Icon_minitime1Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 44 usuarios en línea en la fecha Dom Ago 30, 2015 5:44 pm
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Academia Winter (Capítulo 15) Foro-l10
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Julio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


Academia Winter (Capítulo 15)

Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 15) Empty Academia Winter (Capítulo 15)

Mensaje por Runalan el Dom Jun 23, 2019 3:41 pm

Capítulo 15
“Extraños sucesos”


Era tarde, más tarde de lo normal, pero ya la mayoría de los alumnos se habían ido. Wolf se adelantó en irse con Mika, quien nuevamente volvió a ir por ellos, y Perry se quedó en la escuela, puesto que él quería esperar a Seiyua, quien claramente, tenía que esperar a Xiaoyan a que terminara sus deberes del día junto con Zhiyue.
El lugar, vacío, tenía un aura muy distinta a la que tiene cuando todos están presentes. Era de las pocas veces que Perry había visto el edificio de esta manera; silencioso, calmado, pacífico. Al estar rodeado con bosque y más bosque, podías escuchar el sonido del cantar de las aves o incluso algunos pequeños animales salvajes que se acercaban a los bebederos y los comedores destinados para ellos; Xiaoyan había insistido en hacer algo así para que los animales salvajes se acercaran a comer o a hidratarse. A nadie le molestó la idea, así que se llevó a cabo esa pequeña actividad. Día a día, a veces, algunos alumnos llevaban más alimento para los pequeños animalillos o las aves que se pasaban libremente por ahí, felices de poder alimentarse un día más.
Sentado en uno de los bancos del pasillo afuera de las aulas, Perry estaba mirando a todos lados con cierta impaciencia. No era el tipo de persona que le gustaba quedarse quieto en un lugar y, sin embargo, aquí estaba. Todo porque Seiyua fue llamado por Xiaoyan y no tuvo de otra más que obedecer. Por lo tanto, aquí estaba Perry esperando a que el espadachín volviera.
Sin embargo, había algo que a Perry no le gustaba del aura que se podía sentir ahora mismo en el edificio. Un sentimiento incómodo que nunca antes había sentido estando en esta situación. Ya había estado así varias veces a lo largo de sus tres años aquí, Pero ahora había algo distinto que no le agradaba del todo.
Entrecerró sus ojos, mirando fijamente el techo. Sentía como si estuviera siendo observado, pero, cuando miró meticulosamente sus alrededores, se percató de que no había nada, aun así, la sensación y el amargo sentimiento no se dispersaba en lo absoluto, no disminuía ni parecía tener ánimos de desaparecer gradualmente.
Pronto, Perry sintió una mano en su hombro que le hizo sobresaltarse y voltear, en guardia. Sólo para darse cuenta que era Seiyua, quien se sorprendió un poco por la reacción.

—Ah… Sei-chan, eras tú… —Perry puso una mano en su frente, dándose cuenta de que tan incómodo estaba como para sorprenderse así por Seiyua. Éste lo notó, notó esa incomodidad de Perry y en su mirada volvió a reflejarse esa preocupación.

—Perry, ¿estás bien? —preguntó—, te ves… un poco pálido.

Perry se sorprendió por las palabras de Seiyua. ¿Él? ¿Pálido? ¿A qué se refería precisamente con eso? Ni siquiera creía que eso en él fuera posible.
Negó rápidamente con la cabeza, dispuesto a decir que no ocurría nada y todo estaba perfectamente bien, pero, claramente, Seiyua sabía lo que estaba a punto de hacer, así que se adelantó:

—No se te ocurra decir que estás bien cuando no es verdad —reclamó rápidamente Seiyua, su mirada que reflejaba preocupación ahora emitía cierta autoridad, dejando sin palabras a Perry—. Claramente, se te nota mucho… Algo te incomodaba.

Perry miró por unos instantes a Seiyua, sintiendo que le había quitado sus palabras de la boca, sin saber que decir. Sabía que Seiyua era alguien perceptivo, pero tampoco esperaba que tanto como para darse cuenta de ello.
Así, soltó un suspiro de derrota y resignación, no tenía caso ocultar algo que ya sabía, para comenzar. Así que, abriendo un poco los ojos, mirando el suelo, simplemente comenzó a decir lo que le incomodaba:

—Sólo me sentía incómodo —expresó Perry, a lo que la mirada de Seiyua se suavizó—. Cómo si alguien me mirara.

—¿Alguien…?

Seiyua no terminó de decir nada, cuando miró a su alrededor cautelosamente, esperando que solo fuera una sensación y no hubiera nadie más. Se supone que los únicos que estaban en este edificio eran algunos maestros y Zhiyue, pero Zhiyue estaba en el patio jugando con los animalillos del bosque.
Él negó entonces con la cabeza.

—Perry, vámonos.

—¿Uh? ¿No vas a esperar a Xiaoyan-san? —preguntó, Seiyua volvió a negar con la cabeza.

—No. Me dijo que yo podía irme si quería, él se irá con Zhiyue.

—Uhm. Bien, entonces andando.

Perry se levantó y se estiró un poco, para luego seguir su camino hacia afuera del edificio. Al comienzo, Seiyua le siguió únicamente con la mirada, y luego le siguió. Claramente, él se preocupaba por lo que dijo Perry, pero no quiso insistir tanto en el asunto, cuando seguramente él no sabe nada.
Pensó, entonces, que quizá si interrogaba a otras personas, sería capaz de entender un poco la situación actual de Perry y poder ser de ayuda en algo. No sabía cómo, pero al menos lo intentaría. Quiere demasiado a Perry como para dejar que algo le suceda. Definitivamente, tenía que ayudarlo de alguna manera.

—Sei-chan…

Seiyua salió de sus pensamientos en un sobresalto, miró a Perry sorprendido. Ahora la mirada que reflejaba preocupación, era la del joven demonio.

—¿Estás bien? Te quedaste pensativo.

—Estoy bien —afirmó Seiyua—. Tal y como dijiste, solo me centré en mis pensamientos. ¿Te parece si vamos a un puesto de ramen?

Perry inmediatamente sonrió abiertamente.

—¡Contigo a donde sea, Sei-chan!

Seiyua esbozó una muy débil sonrisa muy a su manera, para luego caminar a un lado de Perry. Aún tenían que cruzar el bosque, por lo que iban a tener un largo tema de conversación.
Zhiyue, tal y como había dicho Seiyua, estaba jugando en el patio con algunos animales del bosque. Un zorro y dos conejos, además de que tenía un pájaro sobre su cabeza. Él les miró como se fueron, y solo emitió una débil risilla.

—Ah… el amor realmente engancha a la gente, ¿verdad? —Zhiyue le dijo a uno de los zorros, quien solo le lamió la cara y le provocó más risas.

Dentro de la sala de maestros las cosas eran distintas. Había pocos, Xiaoyan, Arkan, Khem, Kharid y Hakuzosu. Claramente, estaban hablando del mismo tema que estaba siendo la sensación durante este lapso de tiempo, sobre la maldición y la espada crepuscular. Sobre Klirren y en qué consistía la maldición. De todos, los que se veían más preocupados eran Xiaoyan y Arkan, quienes expresaban sus incomodidades sin detenerse un poco, mientras que Khem y Hakuzosu escuchaban en silencio y Kharid tomaba notas, como si intentara mantener un registro de lo ocurrido para atar cabos.

—Cómo hoy en la mañana —Arkan contó, recordando los eventos de la mañana con Zhiyue—. Encontré a Zhiyue vagando en los pasillos del edificio, mirando fijamente hacia el bosque, parecía incomodo o más bien, como si se sintiera… raro.

—¿Cómo sabes exactamente eso? —preguntó Khem arqueando una ceja. Él era consciente de las inesperadas observaciones que Arkan hacía en Zhiyue, especialmente en él que en otros alumnos de sus clases.

—Se nota rápidamente por la cola o las orejas —se defendió rápidamente Arkan, evitando algún tipo de mal pensamiento proveniente de su amo o, en el peor de los casos, de Xiaoyan mismo—. Nunca había visto a Zhiyue tener un comportamiento como ese antes… sólo… desde que fuimos a Mukurosohi.

—Doy fe en las palabras de Arkan —Xiaoyan comentó rápidamente—. Zhiyue es muy sensible ante las emociones o entidades ajenas, siente energías, emociones, intenciones, pero jamás lo había expresado de esta manera. En clase él también se distraía mucho más de lo normal por mirar hacia la ventana. Y, de hecho, Wolf estaba de manera un poco similar, pero, no tan exagerado como Zhiyue. Ambos parecían estar en otros sitios mentalmente.

—Estás diciendo que se están distrayendo de las clases —prosiguió Khem, inexpresivamente—. Eso es un problema. Luego si reprueban me culparán a mí.

—¡Ponte en el asunto, Khem! —regañó Xiaoyan gruñendo débilmente.

Arkan suspiró:

—¿Cree que se deba a eso, Hakuzosu-sama? —rápidamente, miró a Hakuzosu, quien tenía una mano en su mentón, mirando el suelo fijamente, como si intentara asimilar las cosas.

—Hakuzosu —ahora Kharid llamó, a lo que Hakuzosu rápidamente salió de sus pensamientos sin decir gran cosa.

—Puede ser posible —dijo sin más—. Se supone que Klirren lanza una maldición en las personas que busca usar como puertas para entrar al mundo en cuestión.

—Así que, en tu teoría, es posible que de alguna manera él se esté manifestando, ¿no es así? —continuó Khem, mirando a Hakuzosu, quien solo asintió—. Eso es un problema.

Xiaoyan bajó las orejas inmediatamente, sintiéndose impotente por no poder ser de ayuda para su pequeño hijo, o siquiera preocuparse por los hijos de Khem, ya que él no parecía hacerlo.
Kharid le miró por unos instantes, y sonrió suavemente.

—Xiaoyan, no te preocupes. Encontraremos una manera de ayudarlos.

Xiaoyan no pudo hacer más que asentir, creyendo que así sería.
Finalmente, Hakuzosu y Kharid terminaron por retirarse, sin poder llegar, nuevamente, a una conclusión certera o siquiera convincente. Sólo podían ver como la maldición, en caso de que esa fuera, continuara avanzando más y más. Así mismo, Arkan salió de la sala de maestros para ver a Zhiyue, quien rápidamente se alegró por su llegada, moviendo su cola, la cual fue mordida por otro de los zorros, haciéndolo soltar un chillido débil que para Arkan fue entre gracioso, adorable y preocupante.
Pero Xiaoyan acomodaba sus cosas para irse, ir con Zhiyue e ir a casa junto a él. Khem aún estaba en la sala de maestros, silencioso, únicamente mirando el techo como si estuviera inmerso en sus pensamientos. Xiaoyan le miró, un poco curioso. ¿En qué estaría pensando como para quedarse así? Movió su cola involuntariamente, pareciéndole interesante. ¿En qué pensaba? ¿Sería algo relacionado al tema que estaban tratando con anterioridad?
Sorprendentemente, Khem habló.

—No estoy pensando en el tema de la maldición, zorrito —aclaró Khem mientras lo volteaba a ver—. Realmente ese tema no me preocupa tanto como a ti.

Xiaoyan agachó las orejas no con tristeza, sino con disgusto.

—¿De verdad no te preocupas ni en lo más mínimo por tus hijos? —cuestionó, a lo que Khem solo se encogió de hombros—. Por los cielos, son tus hijos.

—Yo realmente no quería ser padre —aclaró Khem como si fuera en defensa—. Sólo me los encasquetaron.

Xiaoyan resopló.

—Entonces si no te interesan en lo más mínimo, ¿por qué ayudas a descubrir el misterio?

—Aparte de que me resulta interesante, si algo les sucede a esos dos parásitos quita tiempo tendré a Mika encima de mí —aclaró—. Si solo porque no se ha enterado de lo que ocurre, o ya lo tendría encima.

—¿Mika…?

Xiaoyan rápidamente pensó más en “Mika” que en otra de las palabras que dijo. Si mal no recuerda, Mika es el hermano mayor de Perry, pero no es nada de Khem, o, más bien, eso es lo que quiere pensar en zorrito. Al referirse de esa manera hacia él, podía pensar en varias cosas, a decir verdad. Era casi como si esos dos estuvieran… cuidando de sus hijos.
Negó con la cabeza violentamente, incluso sorprendiendo un poco a Khem por tan repentino acto. Así mismo, él quería convencerse de que esos pensamientos eran estúpidos. Además, ¡¿Por qué eso le tenía que importar?! ¡No es como si le interesara la vida romántica de este científico tiranamente antipático!
Pero Khem no prestó atención a su comportamiento, sino… como sus orejas se movían. Nuevamente, esas orejas habían captado su atención. Siempre lo hacían, de una manera u otra.
Xiaoyan eventualmente suspiró.

—Khem… puede que lo hagas al final por motivos externos a los que me gustarían, pero aun así debo agradecerte por ayudarnos —dijo Xiaoyan, más calmado que antes y eso se reflejaba en su cola y sus orejas, tal como expresó Arkan hacía momentos. Khem lo comprendió—. Yo… no puedo permitir que mi hijo sufra de una maldición como yo. De verdad, te lo agradezco.

—Te dije que no lo hago por…

—Ya lo sé —rápidamente, interrumpió a Khem, que, aunque siempre le disgustaba que eso sucediera, ahora no pudo molestarse—. Pero, aun así, gracias. Algún día te lo agradeceré de una mejor forma. Por ahora tengo que retirarme. Nos veremos el Lunes.

Y haciendo una débil reverencia, Xiaoyan se despidió y salió de la sala de maestros. Los zorros son seres muy agradecidos; el más mínimo favor que les hagas o una pequeña ayuda, siempre la devolverán de una manera u otra. Khem lo sabía, ¡Vamos! Si hay historias en las que incluso los zorros se casan con personas que les salvaron como modo de agradecimiento eterno.
Espera… ¿Eso significa que este zorro se casará con él?

________________________________________________________

Y eso es todo por hoy... me dsiculpo si está algo aburrido =.=U pero bueno, sin más, me despido.

_________________________
Academia Winter (Capítulo 15) Firmaw11
Runalan
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1804
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 15) Empty Re: Academia Winter (Capítulo 15)

Mensaje por Kanon Oda el Dom Jun 23, 2019 7:54 pm

Waaa esta increible *-* como se nota que tanto seiyua como perry estan enamorados a mas no poder!, se preocupan mutuamente el uno por el otro, me pregunto como detendran esa maldicion... aaaww me dio risa y ternura con lo que le paso a zhiyue uwuU seguramente Arkan lo consolaba mientras reia *-* esos dos tambien son tan lindos pero nada, nada supero a Xiaoyan y Khem!! .... simplemente lindo, khem no pude dejar de ver esas orejas que le encantan y Xiaoyan si que se puso celoso 7u7 bueno quien no se podria celoso de Mika.. es decir cualquiera tendria miedo de que mika se robara a sus parejas *-* estuvo genial me encanto

_________________________
Academia Winter (Capítulo 15) Akiza_10

Academia Winter (Capítulo 15) Akiru10
Kanon Oda
Kanon Oda
Admin
Admin

Mensajes : 1200
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.