Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Academia Winter (Capítulo 17)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Dom Jun 30, 2019 9:04 pm por Kanon Oda

» Un futuro en el que yo no estoy (I)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Sáb Jun 29, 2019 9:35 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 16)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Miér Jun 26, 2019 8:49 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 12-
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Lun Jun 24, 2019 10:26 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 15)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Dom Jun 23, 2019 7:54 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -capitulo 11-
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:44 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 14)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:06 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 13)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Lun Jun 17, 2019 9:05 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 12)
Academia Winter (Capítulo 13) Icon_minitime1Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 44 usuarios en línea en la fecha Dom Ago 30, 2015 5:44 pm
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Academia Winter (Capítulo 13) Foro-l10
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Julio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


Academia Winter (Capítulo 13)

Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 13) Empty Academia Winter (Capítulo 13)

Mensaje por Runalan el Lun Jun 17, 2019 2:42 pm

Capítulo 13
“La maldición”



Los problemas rápidamente se habían mudado hacia Winter. La expedición había acabado y no había más clases que dar, por lo que la mayoría de los alumnos ya se habían retirado a sus hogares, especialmente aquellos que venían desde la expedición, que estaban cansados, sintiendo que sus pies ardían del mismo agotamiento. “Que suerte que tiene Kachou Fugetsu”, pensaron varios. Pues ella siempre iba encima de su pergamino, a veces llevada por sus pajaritos, a veces flotaba por sí sola, y, además, era capaz de refugiarse dentro de su pintura. Era una gran suerte, puesto que ni siquiera Hatsuharu, que tenía alas, podía volar sobre ese lugar.
Pero fuera de ese caso, no se habló en lo absoluto de lo que sucedió con la espada crepuscular. Ésta misma espada fue llevada en secreto por Hakuzosu, quien procuró minuciosamente que no fuera tocada por nada ni nadie, evitando que alguien más llevara la maldición de Klirren consigo. Y, como tal, ahora había nuevamente, llamado a los maestros para que tuvieran una reunión para tratar mejor ese asunto.
Como tal, los maestros se reunieron en la sala destinada para ellos, y algunos pocos alumnos se quedaron. Entre ellos Zhiyue y Seiyua, quienes siempre se quedaban a esperar a Xiaoyan. Con ellos, se quedaron Wolf y Perry; Mika, el hermano biológico de Perry, había llamado avisando que pasaría por ellos. Aun cuando ellos dos eran perfectamente capaces de volver a casa por su cuenta, prefirieron quedarse a esperar a Mika. Así Perry aprovechó para hacer el trabajo restante de la tarea de Khem junto con Seiyua. Claro, no iban a olvidar esa tarea con tanta facilidad.

—¿De verdad está todo bien, Perry? —Seiyua preguntó, sereno, pero aparentemente preocupado. No se veía en su mirada, pero si en su tono de voz.

Ambos estaban sentados en los asientos de su salón, el cual estaba vacío. Sólo ellos dos, en un lugar tan amplio, con Zhiyue y Wolf en el patio, y el resto de los maestros en la sala de juntas. No parecía ser la gran cosa, especialmente si había tarea de por medio, pero, para Perry, este era el tipo de momentos que guardaba con fervor en su corazón.
Él entonces, asintió automáticamente sin pensar mucho en lo que dijo Seiyua.

—Sí, no te preocupes Sei-chan —insistió con su gran y usual sonrisa—. Sólo fue un rasguño ocasionado por una espada, no es para tanto.

Seiyua no dijo nada, pero siguió mirando a Perry. Su preocupación que solo se manifestaba por medio de su voz, ahora parecía irse plasmando en su mirada, su negra y profunda mirada que estaba impregnada en Perry. Generalmente, éste se sentía nervioso cuando Seiyua le miraba así, especialmente los primeros días y semanas que llevaron de conocerse, ¿qué decir? ¡Todo el primer año, se ponía de nervios con Seiyua! Por el simple y llano hecho de que Seiyua era alguien involuntariamente intimidante; no hablaba, solo miraba y ni siquiera hacía expresiones. No podías darte una idea sobre lo que qué estaba pensando. Pero ahora, Perry era capaz de descifrarlo. Definitivamente, Seiyua estaba preocupado por él, y solo pudo sacar un suspiro desde lo más profundo de sus pulmones.

—Si realmente fuera algo grave, te lo diría, Sei-chan, aun si lo que menos quiero es preocuparte —afirmó Perry, pero la mirada de preocupación no escapaba de Seiyua—. Así que solo créeme cuando te digo que todo está bien conmigo. No necesitas preocuparte.

—Es inútil que me pidas eso, Perry —finalmente, Seiyua pareció reincorporarse, cerrando un poco los ojos mientras tomaba un poco de aire—. Es imposible no preocuparme por ti. Especialmente si hablamos de una espada, en un lugar donde todo puede darte una maldición.

“Maldición”.
Si, justamente eso es lo que dijeron que tenía encima ahora. Pero exactamente, ¿qué tipo de maldición? La sonrisa de Perry pareció desvanecerse poco a poco de manera gradual en cuanto escuchó esa palabra salir de la boca de Seiyua. Éste lo notó, y nuevamente su mirada de preocupación volvió en él.
Definitivamente algo tenía Perry. No podría decir que, pero algo tenía, y eso le preocupaba. Seiyua no era alguien que manejara magia, de hecho, ni siquiera poseía ese don, por lo que, aunque lo intentara, sería inútil para él siquiera hacer el más mínimo hechizo, pero aun así estudia magia para aprender cómo funciona y saber lidiar con ella.
Pero ahora, que posiblemente Perry tenía algo relacionado con eso, Seiyua se maldecía a sí mismo por ser incapaz de usar la magia. Si pudiera, quizá podría ayudar a Perry de alguna manera.
En el patio, las cosas no eran muy distintas. Zhiyue estaba recargado en la pared mirando hacia el bosque, su cola en calma y sus orejas un poco hacia abajo. No estaba triste, pero si parecía decepcionado o quizá, simplemente desanimado. Wolf lo había estado mirando hasta ahora, pero fue incapaz de mantenerse callado más tiempo. Sin saber exactamente porque lo hizo, conociendo que él no era para nada bueno en las palabras, Wolf se acercó al pequeño zorro albino, y le miró con una débil sonrisa.

—¿Estás preocupado? —preguntó, a lo que las orejas de Zhiyue reaccionaron, agachándose aún más. Parecía que Zhiyue en cualquier momento se tiraría al suelo para hacerse bolita—. Vamos, Zhiyue. No te preocupes por lo que pasó.

—Pero fue mi culpa —confirmó el pequeño zorro, cerrando los ojos con ese sentimiento de molestia, de culpa y decepción hacia sí mismo—. Si tan solo hubiera ignorado las voces y el tintineante sonido del agua cayendo sobre la hoja de la espada, esto podría haberse evitado. No sé ni siquiera qué tipo de maldición es, no sé qué puede pasar con nosotros ahora. Puedo lidiarlo si tan solo fuera conmigo, lo tengo merecido. Pero no soporto la idea de haberte arrastrado a ti y a Perry conmigo. A mi problema, ocasionado por mi insensatez.

—No fue solo tu culpa, Zhiyue, no cargues con eso solo —insistió Wolf, Zhiyue no levantó las orejas, pero si su mirada hacia él—. Si nosotros nos vimos involucrados en esto es porque fuimos también. Porque nos preocupamos por ti y fuimos a buscarte… fue nuestra elección.

—Pero nunca habrían tomado esa elección si no hubiera sido porque yo escapé en primer lugar.

—Bueno, eso…

Wolf quiso contradecir ese argumento, pero no se le ocurrió nada, absolutamente nada. Y, es que, en realidad, Zhiyue tenía la razón. Si él no hubiera desobedecido y se hubiera quedado con los demás, si nunca hubiera tomado esa espada, si no se hubiera visto atraído por ella, Wolf y Perry no habrían tenido que ir a buscarlo y, por ende, se habían ahorrado todo este problema.
Suavemente, Wolf soltó un suspiro de derrota, sabiendo que no era algo que podría negar porque no era más que la verdad. Viendo que no podría quitar la carga de encima de Zhiyue, entonces, simplemente dijo:

—Por ahora es mejor que nos preocupemos sobre la maldición que es —afirmó Wolf con cierta tranquilidad que quería transmitirle a Zhiyue—. Así que lidiemos los tres ahora con esto, ¿sí?

Zhiyue no dijo nada y bajó la mirada nuevamente, sintiéndose culpable. Ese sentimiento era algo que le molestaba, pero era el que más comúnmente sentía. Su curiosidad siempre solía arrastrarlo a problemas a él, y eso no le importaba, al final él mismo se lo buscaba. Pero no soportaba la idea de haber arrastrado a otras personas a sus problemas. Si él fuera el único que resultó maldito, estaba bien, podría con eso, ¡que le pasara lo que le tenga que pasar por curioso y desobediente! Pero que eso también le pasara a Perry y Wolf, definitivamente no podía con eso.
En la sala de juntas se debatía sobre lo que se tenía que hacer con la maldición que ahora los alumnos cargaban consigo. ¿En qué consistía? ¿Era peligrosa? ¿Ellos estarían en riesgo? ¿Cómo podía quitarse? Todas esas eran las preguntas que abundaban en la conversación que tenían entre todos intentando dar con una explicación o una solución.
Todos estaban sentados en sus respectivos asientos, como si fuera una mesa redonda, en la sala de juntas. Hakuzosu era la única persona que permanecía de pie, y la espada crepuscular yacía sobre la mesa, sin que ninguno la tocara, más se ganaba la vista de más de uno, un vistazo rápido. Era una espada como cualquier otra más que tenía esos grabados en su empuñadura que le daban una belleza sin igual. Pero lástima que era la portadora de una maldición que aún no era descifrable.

—Entonces, sabemos que tienen encima una maldición, pero no en que consiste exactamente —habló Asahi, él estaba recargado en su asiento con los brazos cruzados, claramente fastidiado—. ¿Estamos en ceros?

—Sólo nos queda ver exactamente en qué consiste, para saber si se puede tener una solución para la misma —aclaró Hakuzosu—. Y de tener cuidado, por si lo que se dice es verdad.

—¿Lo qué se dice? —preguntó Yunuen con una auténtica duda. Kharid le miró:

—Dicen que aquellos que portan la maldición de Klirren, son puertas para que él pueda llegar a nuestro mundo —explicó brevemente—. Pero se dice en sí, que la existencia de Klirren era un mito.

—Tienes entonces un mito enfrente de ti —Khem interrumpió. Él estaba en una posición similar a Asahi, pero con un rostro de inexpresividad, no se preocupaba por mantener una apariencia educada—. Claramente, si esa espada está aquí, habla sobre el inminente encuentro que podríamos tener con Klirren.

—Exactamente, ¿quién es Klirren?

Nuevamente, Yunuen preguntó. Aun cuando era de los mayores presentes, él en realidad era muy ignorante de todo lo que sucedía. No conocía casi nada como consecuencia del tiempo que él mismo se recluyó cuidando de su mayor ser querido. Es por eso, que no podía conocer quién era Klirren. Pero, en vez de detenerse unos minutos a explicarle quien era y por qué este asunto era demasiado grave, todos se quedaron en silencio. En cierto modo, Kharid, Xiaoyan y Ubume, no sabían con exactitud quien era Klirren, pero el resto, al menos se daba una idea.

—Si mal no recuerdo, Klirren era un ser de oscuridad —explicó rápidamente Ilyas—. Un ser que no tiene forma, simplemente es como una mancha negra yendo de un lado a otro. Engullendo todo lo que toca, corrompiéndolo y volviéndolo apto para los de su especie, los abismales.

—Los abismales como ya sabemos, son criaturas pervertidas, malvadas y encerradas en lo profundo de Zachal, en otro mundo que yo mismo cuido —Hakuzosu explicó ahora, contrario a Ilyas, con más calma—. Klirren, podría decirse, es un ser que moldea los mundos para esas criaturas, para que puedan cometer sus fechorías en los mismos.

—En pocas palabras, un guía —afirmó Kharid—. Pero su maldición, ¿en qué puede consistir exactamente?

—Tengo la teoría de que Klirren sigue a las personas con la maldición, y eventualmente las usa como puertas para entrar a un mundo, mandando primero su espada crepuscular —explicó nuevamente el monje—. Pero claro, es solo una suposición.

—Entonces, en caso de que eso sea verdad, lo que deberíamos cuidar sería que Perry, Wolf y Zhiyue eviten contacto con esa cosa, ¿no? —preguntó Ilyas, a lo que Hakuzosu asintió secamente—. Qué problema, vamos a pasar de maestros a niñeros.

—Tampoco es como si nosotros tengamos que llevar esa carga con nosotros —reprochó Asahi, su mirada se fue rápidamente a Khem—. Aquí el señor tiene dos hijos malditos, como todo buen padre responsable debería fijarse en ellos y cuidar de eso.

—Yo no me llamaría un padre responsable exactamente —Khem dijo calmadamente.

—Khem… realmente deberíamos encontrar una manera… de deshacer esta maldición, antes de que haga daño a alguien o a nuestros hijos —Xiaoyan dijo, con un tono bajo lleno de preocupación, no esperaba ser respondido por Khem, de hecho, pensaba que sería directamente ignorado, pero cuando Khem volteó a verlo, sus orejas se bajaron instantáneamente.

—Tus orejas… son muy grandes —murmuró Khem, pero Xiaoyan claramente le escuchó y soltó un suspiro.

—Si no lo haces por tus hijos, al menos ayúdame a hacer que mi hijo de libre de esa maldición —pidió nuevamente Xiaoyan—. Ambos tenemos hijos que están en peligro, debemos… ayudarlos, a los tres.

Khem eventualmente suspiró.

—Ver como avanzaba la maldición es algo interesante que me gustaría ver, para saber exactamente cómo funciona, pero eso sería arriesgarnos a que Klirren entre a este mundo. Si eso sucede, solo aumentarán los problemas, y tendré a Perry encima reclamándome, si es que sobrevive.

Las orejas de Xiaoyan se alzaron inmediatamente, y Khem solo las miró. Xiaoyan solo pensaba, ¿es esa una manera de decir que hará lo posible? ¿Ayudaría? Sea como fuere, Xiaoyan no pudo evitar sonreír suavemente, una sonrisa débil, pero cálida, que no pasó desapercibida por el científico.
No pudo evitar sentirse atraído por aquella hermosa sonrisa de un zorro.

____________________________________________

Y eso sería todo por hoy :c me disculpo si está aburrido o algo... sin más, por ahora me despido.

_________________________
Academia Winter (Capítulo 13) Firmaw11
Runalan
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1804
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 13) Empty Re: Academia Winter (Capítulo 13)

Mensaje por Kanon Oda el Lun Jun 17, 2019 9:05 pm

Aawww seiyua se preocupa por perry tanto *-* y perry que amda metido en una maldicion, pobre Zhiyue si fue su culpa pero no... es solo fue curioso no lo hizo con malicia u.uU y wolf como siempre sin saber hablar... eso es tan tierno y quien lo diria khem y xiaoyan ya empezaron con esas moraditas 7u7 pero igual me intriga mucho esa maldicion !!!, que sucedera ahora?, waaa espero conti, bye

_________________________
Academia Winter (Capítulo 13) Akiza_10

Academia Winter (Capítulo 13) Akiru10
Kanon Oda
Kanon Oda
Admin
Admin

Mensajes : 1200
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.