Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Academia Winter (Capítulo 17)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Dom Jun 30, 2019 9:04 pm por Kanon Oda

» Un futuro en el que yo no estoy (I)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Sáb Jun 29, 2019 9:35 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 16)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Miér Jun 26, 2019 8:49 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 12-
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Lun Jun 24, 2019 10:26 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 15)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Dom Jun 23, 2019 7:54 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -capitulo 11-
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:44 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 14)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:06 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 13)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Lun Jun 17, 2019 9:05 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 12)
Academia Winter (Capítulo 12) Icon_minitime1Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 44 usuarios en línea en la fecha Dom Ago 30, 2015 5:44 pm
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Academia Winter (Capítulo 12) Foro-l10
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Julio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


Academia Winter (Capítulo 12)

Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 12) Empty Academia Winter (Capítulo 12)

Mensaje por Runalan el Sáb Jun 15, 2019 2:46 pm

Capítulo 12
“Espada crepuscular”


—¡Zhiyue!

Perry exclamó mientras corría por el pasillo de vuelta hacia atrás. Detrás de él, Wolf iba, mirando de un lado a otro, como si Zhiyue pudiera meterse entre los huecos de la pared. Eso era, sin duda, la explicación más probable, sino, ¿dónde podría haberse metido? Entonces, como un pensamiento fugaz, Wolf recordó aquella encrucijada con la que se habían topado antes. Intentó adelantarse con Perry para darle el aviso.

—Perry-nii, la encrucijada, muy posiblemente Zhiyue se desvió ahí —avisó, a lo que Perry asintió y aumentó el paso, para poder llegar a esa encrucijada que habían pasado antes—, ¡Perry-nii! ¡¿No sería mejor avisarle a algún maestro?! No sé, ¡A Xiaoya-san o a Asahi!

—¡Ni hablar, eso solo nos hará perder tiempo! —defendió mientras corría.

Y era verdad. Regresarse y decirle a algún maestro solo les haría perder el tiempo, tiempo valioso que podrían ocupar para evitar algún desastre. Zhiyue era un zorro, y los zorros son muy curiosos por naturaleza. Un zorro curioso sin vigilancia en un sitio como este, era como una bomba de tiempo.
Finalmente, Perry logró llegar a la encrucijada, jadeando, solo pudo mirar los cuatro caminos. El que daba todo recto y por dónde venían, el que iba por donde ellos habían entrado y, finalmente, izquierda y derecha. Cuando Wolf le alcanzó el paso, también se veía un poco agitado, pero no cansado, al menos, no como se veía Perry, que estaba recobrando un poco de aire. Generalmente, los demonios no se cansaban con tanta facilidad, aguantaban demasiado, así que no era tanto que Perry se hubiera cansado, sino que la misma preocupación le estaba poniendo de nervios.

—Demonios, ¿dónde se metió ese zorrito? —se preguntó Perry mientras su miraba iba de un lado a otro—, no tiene caso decir que nos separemos porque al final podría llegar a ser peligroso.

Perry entonces miró a Wolf para después proseguir:

—¿Crees poderlo rastrear con su aroma?

—Hm… yo, creo que puedo intentarlo.

“Aunque en este lugar hay todo tipo de aromas penetrantes que se sobreponen al de las personas”, pensó Wolf inmediatamente. Debido a que era un lugar lleno de cadáveres y demás cosas salidas de lugar, había todo tipo de olores, y eso se sobreponía a los aromas que emitían los seres vivos aquí expuestos. Es por eso que era tan peligroso perderse, sería difícil localizar a una persona perdida.
Wolf intentó afinar su olfato, olfateó todo lo que pudo, aun si lo que más se podía percibir era el polvo, la tierra, olor a huesos, a momias. Era complicado, pero si se contentaba, podría lograrlo. Mientras, Perry le veía algo agitado, pensando, que, si Zhiyue se perdía o algo le sucedía, tendría repercusiones en Seiyua y en Xiaoyan, y eso era algo que no podría permitir. Sobre todo, en Seiyua… lo conoce, sería tan capaz de vivir culpándose por lo que pudiera sucederle a ese zorro, como tal, tenía que evitar que algo malo ocurriera.
Finalmente, Wolf pareció percibir el vago aroma de Zhiyue, y rápidamente miró hacia la izquierda.

—¡Allá, Perry-nii!

—Gracias.

Tan pronto Wolf dio la afirmativa, Perry corrió hacia el camino de la izquierda, y Wolf no tuvo de otra más que seguirle.
Lo que había allí no parecía muy distinto a los demás pasillos, únicamente, los huecos fueron desapareciendo poco a poco, dando paso a un montón de dibujos y figuras grabadas en las paredes de piedra. Pero ni Perry ni Wolf estaban en momentos para detenerse a admirarlas. Sólo había, más allá de eso, un silencio sepulcral que daba una sensación incómoda. El lugar iba careciendo de antorchas conforme iban acercándose, pero la luz aun así no desaparecía, contrariamente, parecía ir aumentando más y más, una luz externa, como si fuera la del sol; cálida y brillante.
Tras correr lo suficiente, Wolf y Perry llegaron al altar, un altar donde parecía que anteriormente reposaba algo. Las gotas de agua caían sobre el mismo, pero no era un sonido muy llamativo o tintineante. Los rayos del sol iluminaban el altar, como si fuera algún tipo de lugar especial, un tipo de lugar sagrado. Pero, no era más que un altar de piedra con un grabado de letras extrañas que, desde luego, no habían aprendido en la escuela en ninguna materia, en ningún grado.


Drevs thgiliwt
Academia Winter (Capítulo 12) Captur23

Pero ni Perry ni Wolf prestaron atención a eso, sino a Zhiyue, que estaba parado frente al altar, con una espada en sus manos. La miraba con curiosidad, pero en cuanto Perry y Wolf llegaron, sus orejas se movieron y, por lo tanto, su mirada se arrastró hacia ellos, suavemente. Sonrió inconscientemente, con inocencia y felicidad mientras movía su cola.

—Perry, Wolf, ¡Hola! —exclamó como si estuvieran en una situación cotidiana.

Wolf solo negó con la cabeza débilmente, mientras que Perry suspiraba con fastidio al acercarse a él.

—¿Es qué no se te quedaron las reglas? —regañó Perry, aunque claramente quería imponer orden en el pequeño zorro, tampoco estaba intentando sonar áspero ni tan intimidante—. Nos tenías preocupado, ¿por qué te separaste del grupo? Te vas a meter en problemas por esto, definitivamente.

—Lo siento, es solo que hubo un sonido que me llamaba la atención —rápidamente, Zhiyue se defendió con no más que la verdad—. Y los sentimientos que había en el lugar parece que se fueron desvaneciendo poco a poco.

—¿Los sentimientos? —Perry preguntó con un poco de sorpresa, sin saber exactamente a lo que se refería. Intentó no prestar tanta atención mientras negaba con la cabeza—. Eso no importa, tenemos que volver antes de que se den cuenta y se preocupen.

—Zhiyue, ¿qué llevas ahí?

Wolf llamó, interrumpiendo a su hermano mayor. Él sin duda, había prestado atención a lo que Zhiyue llevaba en manos y, que, a su vez, parecía concordar con el altar al que parecía faltarle algo. Zhiyue solo sonrió como solía hacerlo mientras su cola se movía de un lado a otro.

—Es la espada crepuscular.

—¿Espada Crepuscular? —preguntó Wolf, mirándolo con cierta sorpresa y confusión. Zhiyue asintió y apuntó al grabado de letras extrañas sobre el altar.

—Ahí lo dice.

Perry y Wolf se acercaron un poco y analizaron el altar. ¿Cómo era que Zhiyue podía saber lo que se decía en ese grabado? Sólo parecían garabatos.

—¿Cómo es que sabes lo que dice aquí? —preguntó Perry mientras volteaba a ver a Zhiyue—. No parece ser un idioma que nos hayan enseñado en Winter.

—Es Lyrim —contestó rápidamente el joven zorro—. No es algo que nos enseñen en Winter porque solo pocas personas conocen ese idioma, y no se puede aprender, sino que se nace sabiéndolo.

Perry arqueó una ceja.

—¿Estás diciendo que naciste sabiéndolo? —preguntó Perry ante tal afirmación del zorro. Zhiyue solo asintió nuevamente.

—Puede… sonar pretencioso de mi parte, pero no estoy diciendo más que la verdad —contestó Zhiyue. Su cola se había detenido y sus orejas estaban firmes; sin duda estaba tomándose el asunto enserio—. Según me dijo mi abuelo Hakuzosu, el Lyrim era un idioma que se hablaba en el vacío, cuando todavía no existían mundos y los seres interdimensionales estaban emergiendo para comenzar con la creación. No lo sé, es mitología extraña.

—Mitología demasiado extraña, a decir verdad —defendió Perry tras un suspiro de derrota—. De todas maneras, sea Lyrim o lo que sea, ¿por qué habría un grabado con ese idioma aquí?

—No debería ser un idioma que se hable tan a la ligera, ¿verdad? —preguntó ahora Wolf, mirando a su hermano, quien negó con la cabeza. Era claro, tras la breve explicación de Zhiyue, todo parecía indicar eso.

—Pero más importante aún, ¿por qué tomaste esa espada? —preguntó Perry con ligera severidad mientras miró a Zhiyue. Éste solo pudo agachar las orejas—. Claramente nos dijeron que no tocáramos nada.

—Lo siento yo, realmente no sé porque lo hice. Sólo… es como si las voces me dijeran que lo hiciera.

—¿Voces?

Perry volvió a preguntar, pero decidió no seguir dándole cuerda al asunto. Si por algo Zhiyue no tenía amigos era por su extraña manera de ver las cosas y su bipolaridad que era muy similar a la de su sensei, según Perry o Wolf.
Sin embargo, el mayor de los tres, volvió a negar con la cabeza mientras que, autoritariamente, miraba a Zhiyue.

—Sea como sea, debes devolverla —ordenó—. Sabes que no nos podemos llevar nada de aquí.

—Pero…

—Nada de peros, Zhiyue —reclamó Perry, interrumpiéndole. Zhiyue solo volvió a bajar las orejas—. Seguramente nos meteremos en problemas por habernos separado del grupo, no nos des más queriéndote llevar algo que no te pertenece.

Wolf no quiso decir nada, así que simplemente guardó silencio mientras que Perry parecía estar reprendiendo a Zhiyue.
Zhiyue, por su lado, miró la espada en sus manos con las orejas bajas. Era verdad, le había llamado fuertemente la atención, y era capaz de entender aquel grabado que había en la piedra en aquel altar. Era Verdad, y Perry tenía razón, ya había ocasionado demasiados problemas con el simple hecho de separarse del grupo. Pero, Zhiyue solo tenía la intención de hacer algún tipo de descubrimiento. Tenía la intención de tener una aventura y, cuando vio aquella espada y que podía entender perfectamente lo que decía, tan solo por unos breves instantes, creyó que podría tener esa aventura que deseaba.
Pero claro, esto es la realidad. Zhiyue dio por hecho que tenía que alejarse ya de aquellos sueños infantiles. Ya no es un cachorro, está a nada de ser un adulto, y, tiene que aprender a comportarse como tal.
Aún con sus orejitas bajas y con su cola más calmada que el agua de una laguna, Zhiyue tomó la espada fuertemente entre sus manos, con sumo cuidado para evitar cortarse con el filo oxidado pero aun potente de la misma. Para entonces, lentamente, ponerla sobre el altar tal y como la había encontrado.
Perry estuvo a punto de voltearse para regresarse, asegurándose de que Zhiyue les siguiera esta vez. Pero, tan pronto como Zhiyue puso la espada en el altar nuevamente, ésta brilló de manera intermitente. Zhiyue alzó la cola y sus orejas, sorprendido, mientras se alejaba de la espada. Perry se giró para verla nuevamente y Wolf crispó los ojos y se erizó un poco, sintiendo una inminente sensación de peligro.

—¿Qué pasa con esa…?

Perry no terminó de hablar, cuando la espada por sí sola se levantó del altar y se giró, apuntándole. Éste se sorprendió un poco, y la espada pareció moverse rápidamente a su dirección, aun apuntándole. No obstante, detuvo su marcha abruptamente, y la mirada del demonio se dirigió hacia Wolf, quien había detenido la espada tomándola desde la empuñadura.

—¡Perry, hay que hacer algo con ella! —exclamó Wolf forzosamente. Él tenía una gran fuerza, pero la espada la estaba sobrepasando.

La fuerza de la espada era demasiada, arrastraba un poco a Wolf, dejando su rastro en el suelo, Zhiyue fue testigo de ello mientras que, con sorpresa y cierto temor, miraba lo que ocurría. Perry intentaba pensar en algo para detener esa espada, ¿Fuerza? ¿Fuego? ¿Esa espada lo aguantaría? No tuvo mucho tiempo para pensar, apareció su espada en su mano justo al momento en el que Wolf ya no pudo sostenerla más y la espada crepuscular siguió su trayecto directo a Perry. Con su espada en mano, Perry bloqueó el ataque de la misma, pero el impacto le hizo retroceder unos cuantos centímetros.
La espada crepuscular retrocedió y, blandiéndose completamente sola, volvió a intentar atacar a Perry quien volteó a defenderse de la misma. Era extraño, pero Perry nunca había peleado con una espada sin dueño un espadachín que la blandiera. Una espada, moviéndose completamente sola y dándole una pelea, era algo inusual y que, sin duda, nadie le creería con facilidad.
Perry siguió evitando los golpes de la espada defendiéndose con la suya propia. No podía atacar él por iniciativa, puesto que realmente, no había nadie a quien atacar. Sólo le quedaba retroceder mientras se defendía de la espada crepuscular.

—Maldición, ¿ahora cómo me la quito de encima? —Perry pensó fugazmente aun defendiéndose de la espada.

Pero, para su no grata sorpresa, la espada retrocedió y dejó de chocar contra la espada de Perry. Cuando lo hizo, no pudo evitar sorprenderse del repentino acto y Wolf, quien se estaba levantando del suelo luego de caer tras forcejear con la espada crepuscular, la miró con la misma sorpresa que Perry y Zhiyue.
Nuevamente, estaba emitiendo un brillo intermitente. Y, Perry rápidamente se percató de lo que iba a ocurrir. Cuando se dio cuenta, alcanzó a esquivar una daga de luz que, apenas rozó su mejilla, causándole un superficial rasguño.
Las mismas dagas fueron lanzadas a Wolf y Zhiyue, que, de igual manera, solo alcanzaron a recibir rasguños superficiales. Y, nuevamente, la espada, se movió de dirección por su cuenta, esta vez, apuntando a Zhiyue, quien la miró con sorpresa y cierto miedo. Su cuerpo no se movió en lo absoluto, se sentía paralizado, y la espada apuntándole le hacía sentir más nervioso.
Entonces, la espada se movió hacia él.

—¡Zhiyue! —Perry exclamó, y corrió hacia él.

Más sin embargo, no iba a alcanzar a detenerla.
Zhiyue estaba aún en Shock cuando vio una barrera frente a él detener el trayecto de la espada. Una barrera de color blanca semi transparente le había protegido de la inminente perforación de la espada crepuscular. La espada, entonces, cayó al suelo como cualquier objeto inútil, incapaz de moverse por su cuenta nuevamente. Perry detuvo su marcha, sorprendido, mientras que Wolf volteaba a ver a los nuevos intrusos mientras tenía su mano en la cortada que la espada le había hecho en el hombro.
Hakuzosu estaba allí, la gema de su báculo brillaba tenuemente, en un hermoso color celeste y dorado. Detrás de él estaban Xiaoyan y Khem.
Xiaoyan rápidamente corrió hacia su hijo.

—¡Zhiyue! —exclamó al momento de rodearlo en un fuerte abrazo—. ¡Me preocupaste! ¡¿Por qué desapareciste así?!

—Yo… lo siento…

Sin embargo, Zhiyue todavía no parecía ser capaz de reaccionar apropiadamente, y eso podía verse en su mirada. Aún podía reflejarse en su mirada que estaba sorprendido y aturdido, paralizado, pero parecía ser algo más allá.
Suavemente, Perry jadeaba mientras se iba con Wolf y le ofrecía su mano para ayudarlo a levantarse, ayuda que recibió y finalmente se puso de pie, sacudiéndose.

—¿No te hizo nada, Perry-nii?

Perry negó con la cabeza.

—No, estoy bien. Sin embargo…

Perry miró la espada nuevamente, en silencio. Preguntándose porque todo esto había ocurrido. Sin embargo, sus pensamientos fueron interrumpidos abruptamente.

—Ustedes solo vinieron a causar problemas —era la voz de Khem que lo había distraído. Perry resopló y miró a su “padre” con molestia.

—Al menos podrías fingir que te preocupas un poco.

—No tiene sentido fingir algo que no siento —respondió el científico.

Perry claramente se enojó con ese comentario, y comenzó a reclamarle un montón de cosas mientras Wolf bajó un poco la mirada, sin decir nada y solo escuchando como Perry ya iba a comenzar una discusión con su sensei.
Pero Khem simplemente le ignoró y se apartó de él, eso solo hizo enojar aún más a Perry, pero comprendió que no era momento de armar un escándalo. ¡No aquí! ¡Pero si en casa!
Por otro lado, Xiaoyan finalmente soltó de su abrazo a su pequeño hijo y su mirada se desvió hacia la espada tirada en el suelo. Era una espada curiosa, pero muy bonita. Tenía una empuñadura con un acabado de oro brillante, con varios símbolos que parecían representar un cielo entre el día y la noche. Xiaoyan se apartó un poco de su hijo, y se acercó un poco a la espada, a punto de levantarla, hasta que alguien le detuvo.

—Yo no la tocaría, zorrito.

Las orejas de Xiaoyan se movieron al igual que su mirada, con dirección a Khem, que estaba parado ahora justo enfrente de él, solo teniendo de por medio aquella espada.

—¿Ah? ¿Y cómo por qué? —cuestionó con un poco de molestia el zorro, Khem tardó en responder, pero eventualmente lo hizo.

—Es la espada crepuscular —Khem comentó mientras miraba el altar—, portadora de una supuesta terrible maldición que contagia a cualquiera que toca ella o sus energías.

Zhiyue crispó los ojos mientras que Perry y Wolf voltearon a ver inmediatamente a Khem. Ellos tres habían sido tocados por la espada, o, más bien, por sus energías, ¿eso significaría entonces, que están malditos?

—O al menos eso es lo que se cuenta —prosiguió el científico—. No esperaba que una espada se moviera por su cuenta, eso quiere decir que fue manipulada.

—Tal y como dices —Hakuzosu le interrumpió, así que Khem solo volteó a verle sin expresión—. La espada crepuscular perteneció a una masa de energía que corrompía todo lo que tocaba, volviéndolo apto para las criaturas abismales. Se dice que esta espada era de su propiedad. De ser así, maldice a las personas para seguirlas y poder encontrar una puerta a este mundo.

—¿Estás diciendo que, tanto como Perry, Wolf y Zhiyue están malditos ahora? —preguntó Xiaoyan con una latente preocupación.

—Es una posibilidad —aclaró Khem—. Esta es una oportunidad para ver si aquella dichosa maldición es verdad o no.

Perry se molestó nuevamente tras esa aclaración de su sensei mientras que Wolf suspiró con derrota. Pero, Zhiyue pensó en otro tema; ahora aquellas figuras aquellos grabados en las paredes cobraban sentido. Aquella persona que llevaba una espada brillante en sus manos, era el dueño de la espada crepuscular, cuando la blandía para causar masacres y caos, convirtiendo todo en un lugar apropiado y apto para los de su especie, aquellas criaturas abismales que estaban encerradas en un lugar llamado Zachal. Ahora todo tenía sentido.
Xiaoyan resopló ante la afirmación de Khem, como si le molestara al igual que Perry, que hablara de esa manera aun cuando sus hijos habían sido maldecidos por la espada crepuscular.

—Por ahora es mejor dar la expedición como acabada —Hakuzosu aclamó, acaparando la atención de todos—. Trataremos este tema con más detalle en Winter.

La espada fue rodeada por una tenue luz blanca y se movió por su cuenta. Perry nuevamente se puso en posición de defensa, pero entendió que ahora no se movía por su cuenta, sino por la telequinesia de Hakuzosu, así que desapareció su espada mientras se relajaba, comprendiendo que ya no había peligro.
Tal y como dijo Hakuzosu, la expedición acabaría ya, así que Xiaoyan se encargó de llevarse a Perry, Wolf y Zhiyue, mientras que Khem y Hakuzosu se quedaron detrás, pero no tardarían en unírseles.
Antes de irse también, Khem miró a Hakuzosu, quien miraba insistentemente aquel altar donde la espada reposaba con anterioridad.

—Debo suponer que nos trajiste aquí para que esto sucediera, ¿no? —Khem confrontó, pero Hakuzosu no respondió.

“A veces hay cosas que tienen que pasar, solo hay que forzarlas un poco, y esta expedición es una herramienta para ello”.

Cuando escuchó esas palabras en aquella junta, Khem supo inmediatamente que Hakuzosu planeaba algo, más no podía darse una idea de que exactamente. Había muchas cosas peligrosas en Mukurosohi, ¿cuál de todas esas sería? Finalmente, ya se dio cuenta que era la de la espada crepuscular. La maldición más peligrosa de todas. Ahora, Khem solo podía intentar dar con la respuesta de, ¿para qué forzar esa maldición? Miró detenidamente a Hakuzosu, mientras internamente armaba todos los cabos sueltos y entonces, llegó a una conclusión precipitada.
No dijo nada más, sabía que Hakuzosu no le iba a responder con tanta facilidad. Así que, en silencio, se dispuso a salir de ahí, caminando detrás del zorro que se llevaba a los críos.
Hakuzosu solo podía leer el nombre que estaba escrito debajo del grabado en Lyrim, polvoriento y apenas visible. Tan escondido que ni siquiera Zhiyue alcanzó a leer.
El nombre del propietario de la espada crepuscular.

”Klirren”
Academia Winter (Capítulo 12) Captur24

____________________________________________________________

Y eso sería todo por hoy :3 espero que les guste y, sin más, me despido.


_________________________
Academia Winter (Capítulo 12) Firmaw11
Runalan
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1804
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Academia Winter (Capítulo 12) Empty Re: Academia Winter (Capítulo 12)

Mensaje por Kanon Oda el Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm

Waaa que problema!! en que problema se metieron eso tres, como fue que llegaron a eso, ahora estan malditos y sus vidas seran mas tristes y desgraciadas que las de xiaoyan xD ok no, estuvo realmente entretenido me facino, como perry reprende al pobre de zhiyue y como una espada loca casi rebana a perry pero seguro le agrado 7u7 ese perry adora las emociones fuerte, y vaya que wolf fue rapido !! y al final que bueno que alguien salvo a zhiyue ya me habia dado un susto de muerte crei que si lo revanaba esa espada! y ese final, realmente a sensei no se le pasa nada! waa espero conti ansiosa

_________________________
Academia Winter (Capítulo 12) Akiza_10

Academia Winter (Capítulo 12) Akiru10
Kanon Oda
Kanon Oda
Admin
Admin

Mensajes : 1200
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.