Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Academia Winter (Capítulo 15)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Ayer a las 7:54 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -capitulo 11-
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:44 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 14)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:06 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 13)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Lun Jun 17, 2019 9:05 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 12)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 9-
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Jue Jun 13, 2019 9:47 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 11)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Miér Jun 12, 2019 11:40 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 8-
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Lun Jun 10, 2019 7:31 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 10)
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Icon_minitime1Dom Jun 09, 2019 9:04 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 44 usuarios en línea en la fecha Dom Ago 30, 2015 5:44 pm
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Foro-l10
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Junio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario


Reinos en Guerra -Capitulo 8-

Ir abajo

Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Empty Reinos en Guerra -Capitulo 8-

Mensaje por Kanon Oda el Lun Jun 10, 2019 6:38 pm

Reinos en Guerra
Capitulo 8
Alianza



Aquella noche Hatsuharu salio, como siempre sin la necesidad de avisarle a Ubume o Kohaku que era su guardaespaldas. Una vez mas voló lejos del palacio y todo el reino, hasta donde se encontraba una pequeña arboleda donde se podía apreciar lo lejano de la naturaleza que lucia aquella pradera llena de enormes arboles y un pequeño hilo color azul que pertenecía a un rió, se dirigió a ese punto azul, que brillaba plateado al hacer un reflejo perfecto de la luna.
Era ya una costumbre de el desde el fallecimiento de su abuelo que  salia a escondidas del palacio para ir a tocar la flauta y conseguir relajarse un poco a solas, lejos de todo y todos, durante las noches, a veces incluso sin darse cuenta y en su empeño de no volver a ese lugar terminaba durmiendo fuera en la intemperie sobre alguna rama de un árbol o el tejado de alguna casa. era normal, ya que al final era un ave, así que no había nada de malo si lo hacia.
No le tomo mas de 5 minutos llegar a rió donde lo sobrevoló para buscar el lugar mas adecuado para reposar, casi de inmediato lo vio, era como si de alguna manera estuvieran destinados a encontrarse. Wolf se encontraba sobre una pequeña roca a la orilla de ese rió, Hatsuharu pudo notar la mirada perdida de aquel chico, que no perdía de vista el reflejo de la luna que había  en el agua.


- estas muy pensativo    -Wolf escucho la voz inconfundible de Hatsuharu, en cuanto salio de sus pensamientos miro al joven alado decender un poco a su lado-   es por ¿lo hablado esta tarde?

- Es una situación bastante complicada   -opino Wolf sin dejar de mirar Hatsuharu-  ¿no deberías estar en el palacio descansando?  

- tengo todo el derecho de salir a pasear de vez en cuando,  ademas no me gusta estar en ese lugar  -confeso Hatsuharu mientras fijaba su vista en el mismo rió que hace unos momentos miraba wolf-  

- ya veo ...


Wolf no dijo nada mas, no quería decir nada mas por temor a decir algún comentario indebido o que molestara al joven ave, por algún motivo no quería ahuyentarlo le agradaba su compañía, a un que seguro solo seria alucines suyo, por eso no presto atención a tal sentimiento.
Hubo un pequeño silencio, que comenzaba a incomodar un poco, antes de que ese silencio se volvier agobiante Wolf volvio a abrir la boca para hablar esperando no decir algo equivocado.

- tocas la flauta muy bien    -opino algo nervioso por lo dicho-  

- Ya lo habias dicho, e insistió que no es la gran cosa  -apresuro a declarar Hatsuharu mientras ambos jóvenes giraban a verse mutuamente-  

- si.. lo se ..-volvio a retomar la palabra wolf-  lo que intento decir es que me gusta como tu tocas la flauta


Hatsuharu comprendió casi al instante que Wolf no era bueno con las palabras pero seguro hacia su esfuerzo a su manera para expresar sus pensamientos, sin notarlo el mismo, asintió con la cabeza calmando un poco la expresionismo de wolf.


- ¿Planeabas tocar tu flauta, esta noche también?  -pregunto wolf a hatsuharu-

- es que ¿quieres escucharla?     -esta vez fue Hatsuharu quien pregunto, no se sorprendió cuando recibió como respuesta un par de emocionados asentimientos de cabeza de wolf, por un momento aquella acción le hizo recordar al instante a su amigo zorro Zhiyue,  ¿que estaría haciendo?, ¿estaría por enterado ya de su situación?, dio por hecho que no, y tal vez así seria mejor, si se lo decía o enteraba seguro solo  lo preocuparía y era claro que no podrida hacer nada para remediar la situación a un que quiera, pero para volver a recuperar todo lo que Syoukera pretendía arrebatare -

- ¿Hatsuharu?    -llamo la atención Wolf al ver que el joven alado se quedo pensativo, este pronto con el llamado regreso a la realidad-

- Estoy bien ... - Hatsuharu voló asta lo alto de un árbol, donde se sentó sobre una rama y saco su flauta-

Wolf observo como Hatsuharu casi de inmediato comenzó a tocar, para ser alguien serio y de pocas palabras Wolf parecía estar muy cómodo, regreso su vista al rió con una amplia sonrisa mientras se deleitaba escuchando el sonido de aquella flauta una vez mas.  


Esa misma mañana, Perry salio del palacio, poco antes del amanecer, caminaba por las calles que ya eran transitadas por algunas cuantas personas, claro aquellos sirvientes que debían tener el desayuno y todo listo para Syuokera quien exigía tener todo en orden apenas el  saliera de su habitación.  Al principio se sintió algo extraño, pues el caminaba con tranquilidad por las calles mientras todos a su alrededor pasaban volando a una velocidad impresionante si es que llevaban prisa, pero pronto ese sentimiento desapareció y fue remplazado por uno de sorpresa, ya que había que admitirlo era realmente impresionante las enormes diferencias que había en Phartevia a Reim, realmente eran diferentes y al mismo tiempo iguales, pues ambos reinos tenían gente muy amable, claro sin contar a Syoukera.

- Este lugar esta lleno de gente muy entretenida   -pensó Perry, mientras saludaba a un par de chicas que pasaban a su lado en sentido contrario, estas casi de inmediato no se hicieron esperar para sonrojarse y de manera boba al igual que tímida devolvieron el saludo y las sonrisas-

Perry continuo con el camino mientras llegaba a lo que parecía un pequeño mercado, pues la gente  tenia fuera de sus casas algunos puestos de fruta, otros de joyas, algunas prendas de ropa a la vente podía ver, una pequeña mesa contenía barias piezas de pan y claro también había quienes ofrecían objetos extravagantes como alejaros , mascaras que supuesta mente era de buena fortuna o joyas pertenecientes a entidades magnificas. El joven demonio se deleito admirando cada puesto a un que era difícil ya que como todos los habitantes de Phartevia poseían alas requerían de su espacio y constantemente tenia que evitar estorbarles o dañares sin querer sus preciadas alas.
De vez en cuando se detenía para saludar cortes mente a las personas, no se había equivocado Phartevia esta lleno de gente amable y cariñosa,  continuo unos metros mas hasta que algo lo detuvo el llanto de un pequeño niño quien se encontraba en el suelo triste frente a lo que parecía, una manzana acaramelada.

- pobre pequeño   -murmuro Perry, mientras admiraba el desafortunado suceso, a penas dio un paso para auxiliar al niño e intentar ayudar cuando noto que alguien se le adelanto-

Perry miro una figura encapuchada ,que usaba las ropas tradicionales de Phartevia y sus unas emplumadas alas grises como el resto de los ciudadanos sobresalían de su espalda, agacharse frente al pequeño niño que lloraba, sacando de entre sus ropas una manzana común,que sostuvo frente al niño haciendo que este dejara de llorar al momento mientras miraba al extraño algo confundido y muy intrigado a la vez.

- ¿quieres ver un truco de magia?    -hablo aquel extraño para al niño quien asintió de vilmente sin perder la vista del extraño-  entonces pon atención porque en tres, dos ..

El extraño comenzó una cuenta regresiva mientras lanzaba la manzana al aire, y frente a la vista del niño que no parpadeo en ningún momento, quedo sorprendido cuando aquel personaje logro hacer que la manzana aterrizara insertada en un palo y claramente cubierta de caramelo, casi enseguida el niño sonrió y aplaudió.

- lo vez ahora no tienes porque llorar   - aquel hombre entrego aquella manzana fabricada con magia al niño y se reincorporo junto con este-  

- Gracias!   -hablo el niño nuevamente animado y con agitar de sus alas se alejo-


A perry le pareció extraño que aquel hombre a pesar de poseer alas como el resto de los ciudadanos de Phartevia usara sus piernas, lo noto cuando este comenzó a alejarse rápidamente adentrándose en un callejón, casi por instinto e intriga Perry no tardo en seguirlo.
Nunca había sido el maestro del sigilo y eso se noto, pues apenas llego al callejón armo un pequeño escándalo al intentar cruzar y dar con aquella persona, que le había parecido peculiar, esquivando gente que usaba el callejón como atajo o pequeños pájaros que gozaban de un rincón fresco que los rescataba del fuerte sol. Para cuando llego al otro lado del callejón, miro por todos lados pero aquel extraño simplemente parecía haberse esfumado.

- No hay rastros de el...  -murmuro para si mismo Perry, quien se quedo un momento pensativo, hasta que algo lo saco de su pensamientos-  


Un pequeño roce en su pierna derecha, sintió un ligero peso, apenas bajo su vista celeste lo vio, un pequeño zorrito castaño de ojos negros recargando dos de sus patas en sus pierna, parecía intentar llamar su atención, el día realmente le pareció cada vez mas extraño a Perry, pero sin darle mucha importancia se inclino para  ver mejor al pequeño zorro que termino siendo tan adorable que no pudo evitar acariciarlo en la cabeza.  

- Hola, pequeño   -hablo perry mientras soltaba una sonrisa al zorro-   ¿que haces en medio de un pueblo y lejos del bosque?  


El zorro movió la cola y dejo que Perry lo consintiera por unos momentos, el demonio soltó una pequeña risa era claro que el zorro no le respondería,  miro a lo lejos, por el camino principal a unas cuantas cuadras mas estarían saliendo del pueblo que se supone funcionaba como capital principal de Phartevia, era un camino algo lejos, ¿porque se aventuraría un zorro a entrar a tal lugar?, al final los zorros eran curiosos pero también cuidadosos, a un que pronto perry pensó que tal vez debido a la cercanía de un bosque de dicho reino no era algo nuevo ver deambular criaturas como esas, y seguramente sucedía con tanta frecuencia que nadie lo veía como algo raro y pasaba por alto a dichas criaturas y las dejaban rondar sin problemas por el pueblo.

- eres adorable pero lo mejor es que regrese, tengo que que volver co.. . .-perry no logro terminar lo que decía ya que el zorro comenzó a jalar de sus ropas con el hocico, algo que le pareció poco usual a Perry-   ¿que sucede?...   -pregunto a lo que como respuesta obtuvo al zorito alejarse un poco de el, caminar en dirección hacia la salida del pueblo y en un momento se detuvo para girarlo a ver, casi de inmediato pareció captar la indirecta-   ¿quieres que te siga?  esta bien


El zorrito movió la cola y comenzó a correr siendo seguirlo por perry quien también comenzó a correr para no perderle de vista, era claro la pequeña criatura llevo a las afueras del reino a Perry,  quien pensó tal vez que el pequeño zorro estaría en algún problema con su hogar o algo similar, ¿que otra opción había?.  



Era casi medio día, y Seiyua se adentro en el bosque siguiendo las vagas indicaciones que le dio Zhiyue para llegar a su supuesto camino secreto con el que se escabullía para visitar a su amigo Hatsuharu, al principio estaba algo molesto con el pequeño zorro por arriesgarse de manera tan tonta solo por visitar a un amigo pero casi enseguida entendió que no era algo que sorprendiera al final Zhiyue era experto en hacer lo que fuera por un amigo.  Soltó un suspiro largo mientras se adentraba mas con cada paso en aquel bosque. La orden que le había dado Xiaoyan era ademas de llevar a aquel mismo lugar al pequeño zorrito que aria la tarea de busca al supuesto aliado que esperaba el rey de Reim, y así lo había hecho la misma tarde del día anterior, y de alguna forma logro llegar hasta las montañas donde Zhiyue afirmaba cruzar con facilidad un túnel para cruzar con mayor lapides y llegar lo mas cercas de Phartevia, llego a pensar que Zhiyue había logrado excavar por su cuenta el túnel pero no fue así, era un túnel completo incluso parecía ser obra de mucha gente pero también se notaba lo viejo, seguramente tendrá bastante tiempo ¿pero cuanto?, de cualquier forma Seiyua no tenia tiempo de pensar, logro  cruzar por completo el túnel y dejar del otro lado al zorrito donde cumpliría su labor.
Este día, esperaba que el zorrito lograra tener con éxito cumplir su misión y conseguir buenas botica o al menos una respuesta positiva, en realidad ni el mismo sabia que esperar simplemente aprovecho que Xiaoyan estaba dormido, Asahi vigilaba al Rey de Reim ya que según el, no se podía confiar en alguien que solo llega diciendo que es un rey, Yunuen acepto que Arkan lo acompañara para ir por Zhiyue a la escuela,  incluso para el ya era extraño la relación que habían generado esos dos, literalmente Arkan se había vuelto un cuidador mas para Zhiyue  y este mismo mas que aceptarlo parecía incluso hacerle mas caso que a cualquiera.

Finalmente Seiyua logro llegar nuevamente a la entrada de aquel túnel, pensó de inmediato en entrar pero si terminaba llegando al otro lado y alguien mas lo veía seguramente habría muchos problemas, todo el plan podría ser descubierto, incluso antes de que este se pusiera en marcha.

- Lo mejor sera esperar a que regrese en este lugar  -menciono Seiyua mientras se recargaba en el tronco de un gran árbol-


Perry fue guiado por el zorrito a lo profundo del bosque, muy cercas de lo que parecían ser unas montañas, el zorrito sigo insistiendo en que lo siguiera y pronto se metió entre un gran arbusto de bayas, el joven entendió esto como un "espera aquí"  así que se quedo quieto esperando que el zorrito volviera  al mismo tiempo, comenzó a comer las bayas que había en dicho arbusto, ya que realmente moría de hambre, en Phartevia al parecer no solo descubrió que tanto guardias como sirvientes recibían cierta ración como alimento y dicha ración era muy pobre al menos para el, claro aquellas personas son mitad pájaros y como tanto comen igual, una cantidad tan pequeña era suficiente pera ellos pero para Perry un demonio que podría ser capaz de comer un dragón entero así que pensar que se llene con un ración tan mínima era una locura.

El zorrito no tardo en regresar y mientras Perry tragaba las ultimas bayas del arbusto noto como este mismo ofrecía una carta que tenia en su hocico, no dejo esperando mucho tiempo al zorrito y casi de inmediato se sentó en el suelo bajo los arboles y tomo la carta que le ofrecía el zorrito, para casi enseguida abrirla y comenzar a leerla mientras su pequeño compañero se sentaba a su lado moviendo la cola calmadamente.  
Perry leyó la carta con cuidado:

" No confies en Syoukera"  

Simple y logica, sin dudas se trataba de Khem, pensó enseguida Perry pues supo reconocer la caligrafía de ese hombre, de inmediato suspiro con algo de desanimo para si mismo, no era que le desanimara del todo que el Rey estuviera muerto pero tampoco le animaba que estuviera vivo, era mas un propio dilema que solo el podía entender, a un así entendió que si estaba vivo y encontró la forma de localizarlo, tenia que informar lo que tenia de Syoukera quizás seria de ayuda lo poco que sabia, miro al pequeño zorro sentado a su lado, no tenia con que escribir una respuesta, ademas era mucho para un pequeño trozo de papel.

- oye, pequeño zorrito    -llamo la atención del zorro Perry quien al ver que este movía sus orejas y lo veía atentamente continuo-   ¿podrías llevarme con la persona que te dio esta carta?

Casi de inmediato el zorrito se puso de pie y una vez mas insistió al demonio para que lo siguiera, tras petarse mentalmente para volver a tratar con aquel rey antipático, Perry se puso de pie y sigo una vez mas a ese pequeño zorrito que se adentro mucho mas en el bosque.


En el gran palacio de Kou, Xioayan continuaba durmiendo plácidamente en su habitación, a pesar de que ya era medio día este continuaba durmiendo y era tan común que lo hiciera que simplemente nadie se molesto en ir a despertarlo, ya que sabían de ante mano que Xiaoyan no le agradaba nada ser despertado antes de que se sintiera decente para ser visto.  Y así fue como tras comprobar que Khem estaba ocupado leyendo mas libros y escribiendo una tonelada de notas en un cuaderno, Asahi salio con dirección al pueblo esperando recibir noticias nuevas sobre le que sucedía en Phartevia, era una ventaja así como desventaja tenerlos como vecinos.
Apenas sintió el silencio en todo el lugar Khem decidió salir un momento de la biblioteca  en la que había pasado leyendo los últimos días información sobre Kou y aquellos reinos vecinos, se dirigió a lo que era el baño, pues hasta el entendía que necesitaba urgentemente un baño.
Xiaoyan, se revolvía en su futon, aquel día era fresco, un día adecuado para dormir hasta un poco mas tarde, a pesar de los problemas que le aturdían la cabeza, decidió ignorarlos por al menos 5 minutos mas, así que tras girarse y hacerse volita nuevamente, volvió a conciliar el sueño, claro que esos cinco minutos mas se hicieron mas y mas minutos, que se acumularon.
Khem, continuo con su trayecto luego de darse una baño rápido y encargarse de su propia ropa con magia, un extraño pensamiento llego de la nada a su mente, "aquel zorro" , era ya mas que obvio que ese zorro se le interesaba,  ¿en que forma?, quizás ni el mismo lo entendía a un,  miro por todos lados, los cuidadores del zorro se habían ido o al menos estaban presentes.

- a un debe estar dormido   -se confirmo a si mismo Khem, mientras comenzaba a subir las escaleras esperando encontrar a aquel zorro dormido-

LLego a la segunda planta, y con tranquilidad comenzó a buscar la habitación perteneciente al zorro, que era lo ¿que buscaba encontrar en ese zorro?, continuo buscando respuesta en su mente mientras se adentraba en su primera opción y para su suerte y mal suerte de Xiaoyan, atino a dar con la habitación, no hizo falta ser silencioso al entrar, el Zorro literalmente se sumergió en un sueño profundo.

Entre sueños, Xiaoyan comenzo a sentir algo agradable, la sensacion que sentia no la habia sentido antes, o tal vez si, pero hacia tanto tiempo que recibia caricias como esas, solto una amplia sonrisa, mientras movia sus orejas mientras recibia aquellas caricias gentiles tras estas, justo antes de comenzar a ronronear sus ojos se abrieron un poco, finalmente despertando de su sueño, e tomo un minuto entero darse cuenta de la situacion, su  sonrisa se desvanecio y su rostro se lleno de un color rojo intenso. Las caricias que creyo eran parte de un sueño no era mas que el Rey de Reim, acarciando su parte mas sensible, tras sus orejas.

- aah.. que...¿que se supone que esta haciendo?     -de inmediato Xiaoyan se aparto de Khem, sintiendo todo su rostro tan caliente que esperaba que me comenzara a salir humo de sus orejas-   ¿porque estas tocando mis orejas? ¿porque entraste aqui?


-  Estando despierto nunca me habrías dejado tocar tus orejas o cola    -confeso con calma Khem, aquella calma que impacto a Xiaoyan, como se atrevía a estar tan calmado luego de haberlo casi violado, claramente no lo había hecho pero el zorro se sentía así-  

- Por supuesto!    -se apresuro a aclarar Xiaoyan moviendo su cola con molestia mientras miraba Khem con algo de enojo-  como te atrevez a tocar mis orejas, te aseguro que recibirás una maldición por esto!  

Xiaoyan no quiso esperar mas una respuesta y tras ponerse de pie, empujo a Khem fuera de su habitación, mientras seguía maldiciéndolo , a un que este seguramente no lo escuchaba, continuaba con esa tranquila expresión mientras era echado por el zorro mayor de la habitación, solo cuando escucho que este cerro con fuerza la puerta, Khem se quedo meditando, mirando la mano con la que había conseguido acariciar a aquel zorro, si honesto esperaba conseguir algún tipo de muestra de el, cabello, piel muerta, tal vez algo de sangre pero eso no fue posible ya que apenas se le acerco lo suficiente esas llamativas orejas se robaron su atención  y sin esperarlo el mismo termino acariciando al Xiaoyan, sintiendo algo dentro de el apenas lo vio sonreír hecho volita en su futon.


- ¿quien rayos se cree que es?....  -se pregunto agobiado Xiaoyan mientras regresaba a su futon y se sentaba-  venir y tocar me ... como ... se le ocurre...  

Xiaoyan cubrió su rostro con las manos, estaba sonrojado a mas no poder, lo podía sentir porque su rostro le ardía, como nunca antes, bajo sus orejas a un cubriendo su rostro, era cierto que estaba molesto, pero casi involuntariamente recordó aquellas caricias hacia su persona, eran gentiles y cuidadosas, incluso atino a la primera vez a darle en su punto sensible ¿como lo había descifrado si apenas hace una semana que se conocen?, pero el motivo de su sonrojo y nervios que sentía no tenían nada que ver con que lograra acariciarlo o que entrara a su habitación sin permiso o que lo encontrara dormido totalmente desarreglado, el motivo que hizo que se asustara era que por un breve instante, un pequeño segundo fugas estaba seguro que vio a aquel rey antipático, sonreír, fue un punto clave, el sol ilumino su rostro y con esos ojos brillantes y su sonrisa Xiaoyan se sintió atraído, pero era mentira eso no podía ser.

- creo que me estoy volviendo loco...   -afirmo xiaoyan-



Seiyua soltó un suspiro y con una breve mirada al cielo se dio cuenta que pasaba un poco mas del medio día, seguramente Zhiyue no tardaría en llegar y Xiaoyan en despertar, debía estar presente para dar noticias pero si el zorrito enviado no regresaba ¿que noticias le daría? , a un así no podía esperar mas, estaba seguro que el zorrito seria capaz de encontrar el camino al palacio a un sin su ayuda, así que se dispuso a regresar justo cuando se dio la media vuelta, escucho un ruido, un ruido poco usual. provenía de la entrada a aquel túnel que tanto vigilo atento.
Sin girarse a un, Seiyua puso su mano en la empuñadura de su espada lo que escuchaba eran pasos, temiendo que quizás alguien siguió al zorro, alguien que quizás no debía seguirlo, se preparo, apenas vio salir corriendo al zorrito y tras este un joven castaño de ropas que le parecieron extrañas, desenfundo su espada y se lanzo sobre el.

Perry finalmente agradeció salir de aquel túnel oscuro de mal olor, y lleno de criaturas que se empeñaron en afirmarle lo molesta de su presencia pero apenas puso un pie fuera de aquel lugar cuando en seguida advirtió el ataque con la espada de aquel joven pelinegro de mirada penetrante que por alguna razón termino captando toda su atención, Perry esquivo el ataque de aquella espada, saltando a un lado, pero el joven pelinegro no se detendría o impresionara, se lanzo  una vez mas esta vez Perry consiguió sacar su propia espada y así fue como el sonido de ambos metales chocando contra si retumbo en el lugar.
Comenzó la pelea de fuerza, mientras ninguno de los dos parecía retroceder,  ambos quedaron mirándose mutuamente mientras aplicaban fuerza a sus espadas esperando ganar, Perry se vio cautivado por la inexpresividad de aquel joven pelinegro y Seiyua no pudo evitar notar que pese a que estaba en medio de una pelea sonreía de forma alegre.

- Creo que tenemos un mal entendido   -finalmente Seiyua escucho hablar a aquel demonio, claro se dio cuenta en seguida pues fue inevitable ver esos cuernos sobresaliendo de su cabeza-  vine siguiendo a ese pequeño zorrito

Seiyua no respondió, era claro como había llegado, pero no confiaba que sus intenciones fueran positivas, en una situación donde una guerra era algo que sucedería en cualquiera momento no se podía confiar en nadie y menos en un desconocido.

- ¿No respondes? , de acuerdo .. -continuo Perry-  esta bien que no confies en desconocidos, a decir verdad yo tampoco confio en quien me ataca apenas me ve


Nuevamente, ambos jóvenes se movieron rápidamente y volvieron a chocar sus espadas, pero esta vez paso algo que no esperaba Seiyua, y era que del bolsillo de Perry una carta cayo, la misma carta que el había visto que el zorrito tenia y era para la persona que el Rey de Reim dijo era alguien que podía ser de ayuda para la situación, con una mirada de reojo observo al zorrito que estaba sentado tranquilamente rascando una de sus orejas, no parecía sentirse en peligro, entonces rápidamente Seiyua se dio cuenta de su error, pero a un no podía asegurar nada.

- ¿eres el que espera ver, el Rey de Reim?   -pregunto Seiyua mirando a Perry quien no tardo mucho en sorprenderse-


Ambos jovenes finalmente bajaron sus espadas, parecia que estaban dispuestos a hablar con mayor calma, Seiyua precenscio cuando Perry asintió un poco.

- Mi nombre es, Perry soy guardaespaldas de la hija del rey ,¿donde se supone que esta el ahora?   -pregunto Perry a aquel joven que por alguna razón no podía dejar de ver-

- Soy Seiyua, guardaespaldas del rey de Kou    -respondió mientras volvía a guardar su espada, Perry se sorprendió al escuchar el nombrar del rey de kou, parecía broma nunca espero que khem conociera a ese rey, a un que bueno siempre era una sorpresa saber algo de ese hombre-   el esta ahora mismo en el palacio del imperio Kou, ambos trabajan para evitar la guerra que syoukera quiere iniciar.
















_________________________



Es todo lamento que sea corto y aburrido pero la historia va avanzando, no olviden comentar y opinar, bye
















 










































_________________________
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Akiza_10

Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Akiru10
Kanon Oda
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1197
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Empty Re: Reinos en Guerra -Capitulo 8-

Mensaje por Runalan el Lun Jun 10, 2019 7:31 pm

Ohhh finalmente se conocieron!! Seiyua y Perry *-* ya era hora! Me encantó todo, pero me pregunto, ¿Quien es ese hombre que vio Perry en el pueblo? Y además, ¡¿Cómo se solucionará todo?! Joo. También me dio risa cuando Khem acarició a Xiaoyan xD fue demasiado tierno y divertido! Hasta me reí en el camión y me miraron raro :'c pero está genial. Esperaré la conti ansiosisisima!

_________________________
Reinos en Guerra  -Capitulo 8- Firmaw11
Runalan
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1800
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.