Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Golden Claw (Capítulo 13)
Ayer a las 10:31 pm por Kanon Oda

» Golden Claw (Capítulo 12)
Lun Ene 14, 2019 9:26 pm por Kanon Oda

» Golden Claw (Capítulo 11)
Miér Ene 09, 2019 9:13 pm por Kanon Oda

» Golden Claw (Capítulo 10)
Lun Ene 07, 2019 10:04 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 9
Vie Ene 04, 2019 10:07 pm por Runalan

» Golden Claw (Capítulo 9)
Vie Ene 04, 2019 9:57 pm por Kanon Oda

» Golden Claw (Capítulo 8)
Miér Ene 02, 2019 9:38 pm por Kanon Oda

» Golden Claw (Capítulo 7)
Lun Dic 31, 2018 6:41 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 8
Sáb Dic 29, 2018 9:55 pm por Runalan

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Kanon Oda

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


Golden Claw (Capítulo 6)

Ir abajo

Golden Claw (Capítulo 6)

Mensaje por Runalan el Vie Dic 28, 2018 4:01 pm

Capítulo 6
—Una amenaza inminente—


Frente a Shura, la reina de los Fenhua en Hong Chei, un país parecido a China del mundo de la tierra, donde actualmente Khem y sus hijastros vivían. Bajando las que eran, de hecho, demasiadas escaleras, ella caminaba con la gracia de un Fénix que era, la representación más perfecta de un fénix que ella era.
Perry, Wolf y Seiyua estaban asombrados. El porte de un Fénix era casi tan elegante como el de un zorro, por ello, sentían que mucha competencia le hacía al viejo cánido que les acompañaba. Por su lado, Khem estaba más interesado en la especie de los Fenhua, y observaba cada detalle que podía con una mano en su mentón. ¿Estos eran una sub-especie de los Fénix que conocía? ¿O una especie completamente distinta? ¿Sus plumas que sobresalen de su ropa son propias o solo es parte de la misma? ¿Los cabellos de todos tienen que ser brillantes? ¿Sus ojos dorados? Múltiples preguntas cruzaban su mente, y no se veía capaz de detenerlas, era su motivo de existencia al fin de cuentas.
Entonces, Shura terminó de descender, haciendo una débil reverencia, ella entonces puso su porte.

—Bawang, ¿qué le trae por aquí ahora? —preguntó ella con cordialidad—. Actualmente no nos hemos peleado con los Dayue ni hemos ocasionado problemas con los humanos. Así que…

—Lo sé, eso lo tengo presente —contestó Hyouya—. Venimos por información, sobre la garra dorada.

La mujer se crispó de inmediato, pero mantuvo su compostura.

—Lo siento, Bawang, pero realmente no sé sobre esa garra —dijo, sinceramente—. Queremos mantenernos alejados de esa leyenda, de ser posible.

Hyouya movió sus orejas y ladeó su cabeza, con tremenda curiosidad. Seiyua suspiró; sabía que cuando su padre tomaba esa pose era porque iba a insistir, demasiado, más movido por su curiosidad que por otra cosa. Así que, iba a intentar interrogar a la Fenhua todo lo que pudiera.

—¿De verdad? ¿Nada, nada? —cuestionó. Sus colas se movían de un lado a otro, como si fuera un perro emocionado, Perry rió débilmente al verlo, pero Hyouya no le prestó atención en lo absoluto—. ¿Ni nada?

Shura conocía a Hyouya desde hace milenios, por lo que sabía que cuando se ponía a preguntar así, no había manera de pararlo. Al menos, no con facilidad. Por lo tanto, ella se hundió entre sus pensamientos más lejanos, intentando recordar algo que tuviera que ver con dicha garra. Cuando cerró los ojos, fue el objeto de miradas de todos los presentes, y no fue hasta que los abrió que ella se vio capaz de recordar una última noticia que había estar circulando entre los cielos superiores de Worldend.

—Últimamente está haciendo más eco de lo que había hecho en milenios —explicó la Fenhua reina—. Me pareció escuchar que alguien de GEIST estaba detrás de dicha garra.

—¿GEIST? —Perry preguntó y miró a Seiyua, quien negó con la cabeza. Estaban en las mismas.

—Así que ese grupo de nuevo —Hyouya murmuró poniendo una mano en su mentón. Sus colas no dejaban de moverse.

—GEIST es un grupo formado por varios más, ¿no? —Khem miró a Hyouya cuando cuestionó—. No es muy peligroso, pero desde luego es muy grande. Hacen tanto cosas buenas como malas… la mayoría malas, según se dice.

—Sí, no es tan peligroso como lo es Seishin —explicó el zorro—, pero desde luego es algo con lo que debemos tener cuidado.

—También… —La Fenhua interrumpió, llamando la atención de todos—. Amanojaku vino hace no mucho, preguntando por la garra.

Las colas del zorro se erizaron como si hubiera sentido algo al instante, su expresión mostraba disgusto, pero a la vez, cierta lástima.
Él negó con la cabeza y volvió a lo suyo.

—¿Eso es todo lo que sabes? —preguntó, a lo que Shura asintió.

—Sí, eso es todo.

—Estamos en las mismas al final —dijo Khem—. No sabemos a dónde dirigirnos. Vinimos aquí porque dijiste que podía darnos una pista por dónde empezar.

—Cállate —regañó Hyouya—. Yo al menos propuse algo, en cambio tú me estabas llevando sin saber a dónde dirigirte. ¡Así que déjame manejar esto a mí!

—Que histérica…

Al escuchar eso Hyouya solo gruñó, pero se abstuvo de seguir haciendo más berrinches con este hombre.
No había más información en el lugar de los Fenhua. Aunque Shura les ofreció asilo durante unos días, se tuvieron que retirar para seguir la búsqueda. Así, gracias a Khem, terminaron de nuevo en Koyota, el lugar donde habían conocido al zorro y a su familia. Allí, pensaban que quizá podían meditar mejor las cosas, dar con un paradero, dar con un inicio siquiera. Eso era lo que importaba por ahora.
Mientras Seiyua miraba los cerezos moviéndose con el viento, Perry se le acercó por detrás.

—Ey.

Seiyua entonces, con completa calma, volteó a ver a Perry que le había llamado. Fue extraño para él; generalmente cuando alguien se acercaba por detrás, fuera enemigo o amigo, desenfundaba su espada al instante, como una especie de autoprotección involuntaria, pero esta ocasión, fue distinto. En ningún momento se sintió amenazado, aún si quien le hablaba era un demonio.
Ahí estaba, Perry, ofreciéndole de vuelta el haori que le había prestado Seiyua con anterioridad. Seiyua, le miró por unos instantes y luego bajó su mirada al haori, el cual tomó con cierta delicadeza.

—Gracias por prestarlo —Perry sonrió al hablar, lo que ocasionó que Seiyua le mirara desconcertado—. Realmente fue de ayuda, gracias.

—Yo… no es nada.

Ni siquiera él comprendía porque había prestado su haori. ¿Desde cuándo se preocupa por los demás? ¿Desde cuándo es capaz de sentir empatía? Se suponía que él no era alguien que poseyera sentimientos o emociones, sin embargo… las sentía, muy tenue, pero realmente aún era capaz de eso.
Detrás de un árbol, escondido y solo asomándose levemente, estaba Wolf. Seguramente, él también agradecía por el haori, pero prefería ver como su hermano mayor, Perry, agradecía por ambos. Seiyua, al verlo, esbozó una débil sonrisa, que ocasionó que Perry se sorprendiera.

—Eh…

—¿Qué? —Preguntó Seiyua, sin ser consciente de lo que acababa de hacer. Perry, intentando no arruinar el momento y provocar que Seiyua tuviera más cuidado en no volverlo hacer, solamente rió débilmente, desconcertando aún más al espadachín—. ¿De qué te ríes?

—Nada, nada —él eventualmente paró de reír, dejando únicamente una vaga sonrisa detrás—. Eres una persona agradable, Seiyua.

Seiyua no comprendió lo que le quiso decir, y desconcertado por el momento, el comportamiento del demonio e incluso desconcertado de sus propias sensaciones, únicamente bajó un poco la mirada, perdiéndose en sus pensamientos mientras Perry volvía con su hermano menor.
Por otro lado, Hyouya miraba su templo a lo lejos. No estaban en Akushima, su hogar en las afueras del pueblo de Koyota, sino que estaban en el bosque Honryu, el bosque más grande de Worldend y que también estaba a las afueras de Koyota y muy cerca de su templo, por lo tanto, solo quedaba visualizar a lo lejos. Fue cuando Khem le llamó, que dejó su vista detrás para mirarlo a él.

—Ya que nuestro viaje anterior realmente fue un fracaso, tendremos que movernos a otro sitio —explicó rápidamente.

—¿Y qué? ¿Tienes una idea de dónde ir? —preguntó un irritado Hyouya, apartando su mirada hacia el bosque—. ¿O de nuevo me dirás que no sabes?

—Contrariamente a antes, ahora sé que GEIST está detrás de la garra, y no dudo que haya más personas aún —comentó—. Así que tengo una ligera sospecha de donde podríamos comenzar.

Hyouya movió sus orejas, curioso por lo que acababa de escuchar, así, volteó a verlo nuevamente, con ojos curiosos. Khem solo miró las orejas que se movieron, pero luego suspiró.

—Hay un mundo donde siempre es de noche —comentó—. Se llama Evigna, allí seguramente encontraremos información de utilidad.

—¿Evigna? —Hyouya ladeó su cabeza mientras sus orejas se movían—. Me suena… ¿no es el mundo que ha terminado destruido en su mayoría?

—Ese mismo.

—Evigna… —sus orejas se volvieron a mover.

—Hyouya.

—¿Qué?

—¿Podrías dejar de mover tanto tus orejas?

Hyouya se le quedó viendo a Khem tras la petición, sus miradas chocaron, y, con total voluntad, Hyouya movió sus orejas.
___________________________________________________

Y.... eso sería todo por hoy :3 me disculpo si está cortito, no tuve mucho tiempo u.u pero intentaré hacerlo mejor. por ahora, me despido.

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1772
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Golden Claw (Capítulo 6)

Mensaje por Kanon Oda el Vie Dic 28, 2018 8:58 pm

Ah! esta genial, la reina Fenhua si que me era elegante, y hasta ella sabe de la inmensa curiosidad de hyouya -w- es inevitable a un zorro siempre sera curioso, y tambien esta habiendo momentos entre perry y seiyua 7w7 asi se empieza y luego sin mas terminan casados con un hijo adoptado xD jajaja, y me dia risa la relacion que van teniendo khem y hyouya, esos dos sin duda siempre tienen que pelear al conocerse .. y seguro hyouya busca molestar a khem con sus orejitas pero es imposible porque khem adora esas orejas xD jaja me encanto espero la conti bye

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1171
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.