Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Love story capítulo 4
Hoy a las 6:28 pm por Runalan

» With You (Capítulo final)
Lun Dic 10, 2018 7:35 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 3
Lun Dic 10, 2018 12:06 am por Runalan

» Love Story capitulo 2
Vie Dic 07, 2018 10:07 pm por Runalan

» With You (Capítulo 15)
Vie Dic 07, 2018 7:28 pm por Kanon Oda

» With You (Capítulo 14)
Miér Dic 05, 2018 7:49 pm por Kanon Oda

» Love Story - Capitulo 1
Miér Dic 05, 2018 1:40 pm por Runalan

» Nueva idea de resiclaje -w-
Mar Dic 04, 2018 8:59 pm por Runalan

» With You (Capítulo 13)
Lun Dic 03, 2018 6:53 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Runalan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


With You (Capítulo 14)

Ir abajo

With You (Capítulo 14)

Mensaje por Runalan el Miér Dic 05, 2018 3:43 pm

Capítulo 14
—El deseo de estar juntos—


Bajo la resolución de la nueva pareja entre Seiyua y Perry, la noticia corrió rápidamente no solo entre conocidos, sino por los mismísimos medios y fans, no obstante, en este poco tiempo no habían sido capaces de siquiera saber la identidad de la nueva pareja de Perry, sin embargo, se sabía, que desde luego era otro hombre. Eso era porque ni Perry ni Seiyua estaban de acuerdo en mostrar su vida privada al público, ¿para qué? ¿Para qué no los dejaran ni comer a gusto? ¿Para qué se comenzarán a crear un montón de chismes o malos deseos a su relación? ¿Para qué insultaran a Seiyua por el simple hecho de que es la pareja de Perry? Para eso, mejor mantenerlo oculto, ambos concordaron en eso.
También, desde que se habían hecho una pareja, Perry frecuentaba más el templo de los Hanatsuna. ¡Claro! Tenía que subir 200 escalones, pero lo valía por Seiyua (o al menos eso decía él), así que, el hecho de que fuera casi diariamente y subiera tantos escalones, hizo que Hyouya se diera cuenta que, en realidad, Perry iba enserio con las cosas.
Así, durante una cena entre familia con su yerno invitado, no tuvo más ocurrencia que soltar un:

—Al menos Enmei si venía a ver su novio todos los días sin falta —dijo mientras daba un sorbo de su té.

Lo único que se escuchó después de eso, fue a Tsuika atragantándose con su comida y a Seiyua rompiendo nuevamente una cuchara de metal. Perry solo observó el caos adjunto a ese comentario que ni siquiera venía al caso.

—P-Papá, ya te dije que nosotros no…

—Lo sé, solo quería molestar —dijo nuevamente mientras daba un bocado a su comida. Estaba sonriente y conforme con el pequeño caos que creó.

—Ah…. Necesitamos nuevas cucharas —dijo Seiyua al dejar su cuchara quebrada en la mesa y se levantaba a tomar una.

Perry observó la cuchara con detenimiento. Desde luego, nunca iba a hacer enojar a Seiyua si no quería que otra cosa terminara quebrada. No prestó mucha atención o, más bien, intentó no prestar tanta atención. Por eso desvió su mirada hacia Hyouya.

—¿Enmei venía todos los días? —preguntó—. Sabía que esperaba a Tsuika después de su trabajo, pero…

—Bueno, Tsuika cambió de turno ahora que está de vacaciones, y sus horarios ya no se juntan como lo era antes —mencionó. Con su cuchara, movía un poco su comida—. Sin embargo, tampoco ha venido de visita.

Hyouya no volteó su cabeza, pero giró sus ojos a ver a su hijo menor. Tsuika no dijo nada, se quedó en silencio observando su plato. ¿Cómo decir que había casi cortado comunicación con Enmei desde que éste se confesó? ¿Cómo decir que tiene tanto miedo de volver a tener una relación que alejó a la posiblemente, única persona con la que pudo haber sido feliz? No solo su miedo, sino que, también, Enmei era una persona famosa, él merecía alguien mejor que un albino con cara deformada. Además, Enmei ya no mandaba mensajes, ni se había molestado en buscarlo. Quizá, realmente no tenía el verdadero interés que aparentaba. Quizá, como no consiguió lo que quiso, se marchó para buscar a alguien más. No sabe ni porque se sorprende, pues es algo obvio que, si no le daba lo que quería, eventualmente se buscaría a otra persona.
Emitió un pesado suspiro, en el cual dejaba salir sus inseguridades y miedos callados en voz. Perry, que estaba atento a él, fue capaz de descifrar ese suspiro. También, Enmei suspiraba de la misma manera. Él también fue conocedor de la historia de Tsuika, gracias a Seiyua, de cómo tuvo una pareja abusiva que le hizo algo horrible. Por ello, sentía que no podía presionar a Tsuika para que intentara hablar con Enmei. Él no era como su hermana, él era, desde luego, más susceptible.
Antes de que pudiera seguir pensando en más cosas, su teléfono vibró. Lo sacó y miró las notificaciones, era un mensaje de Kanon, que avisaba que iba a salir con Sinbad esta tarde. Desde luego que se extrañó un poco, ella salía más con Jafar que con Sinbad, pero también recordó que, similar al caso de Tsuika, ella ya casi no hablaba con éste. No prestó mucha atención, intentando no hacer lío su mente, así que simplemente contestó un: “Está bien, ve con cuidado” y guardó su teléfono nuevamente.
Y tal como avisó, Kanon salió con Sinbad esa misma tarde. En sí, ella no tenía planes de ningún tipo para hoy. No se atrevía a decirlo, desde que cortó casi comunicación con Jafar, su ánimo ha estado por los suelos. Siente que quiere verlo, que le hace falta, pero no sabría explicar el porqué. ¿Sería porque en el fondo, se acostumbró a su presencia? Hablaban prácticamente todos los días, se veían casi todos los días, sin falta. Y ahora que de repente no esté a su lado, era… raro para ello, incómodo y desolador.
Ella entonces se sentó en una banca, en una plaza poco transitada. Ya había aprendido su lección, y no podía andar por allí mostrándose como si fuera una persona común y corriente, pues los chismes comenzarían a rondar en su vida nuevamente. Y fue, precisamente, el último chisme la que la alejó de Jafar. Por eso, ahora se ocupó un poco por salvaguardar su apariencia, ocultándose con un gorro y unos lentes, además cambiando un poco su peinado. Esperaba que, al menos a simple vista y de lejos, no la reconocieran con facilidad. No tardó mucho para que Sinbad llegara y se sentara a su lado, haciendo comentarios sobre su actual apariencia.

—Parece que te estás ocultando de la policía o algo así —se burló Sinbad—. Dime, ¿qué delito cometiste?

—Muy gracioso —se quejó Kanon, realmente no se encontraba de humor para estar aguantando bromitas—. Ya sé que, si muestro mi apariencia en público, rápidamente se crearán rumores. Debí de escuchar con tiempo a Perry-nii y evitar estar en público con gente. Se crean rumores con mucha facilidad.

Sinbad suspiró:

—Ciertamente. Y lo peor de todo es que esos rumores terminan rompiendo cosas verdaderas.

Kanon no entendió bien el comentario, y miró a Sinbad algo extrañada. Éste solo se levantó y sin continuar la conversación.

—¿Quieres tomar algo?

Kanon no habló y solo asintió, al momento, se levantó también y ambos caminaron hacia un puesto ambulante donde vendían muchas cosas. Lo más resaltante eran pequeñas galletitas que se veían realmente deliciosas. Kanon pidió algunas y Sinbad, para no quedarse sin pedir nada más, pidió unas también y un vaso de chocolate caliente.
En cuanto les dieron sus órdenes, se volvieron a ir a sentar. Contrariamente a cuando salió con Jafar, ahora todos pasaban de largo a Kanon, no la reconocían, esto no se vería interrumpido.
Entonces, ese recuerdo llegó a su mente con más claridad. Vinieron todos sus fans, pidieron autógrafos y fotos, se entretuvo tanto con ellos que terminó accediendo a hacer una pequeña convivencia y, eventualmente, se fue. Se había olvidado completamente de Jafar… con quien estaba teniendo una salida de amigos ese día. Literalmente, lo abandonó.
Una punzada de culpa arremetió sobre su corazón, ¿cómo podía enojarse con Jafar por no hablar, cuando ella había sido la culpable en primer lugar?

—Sinbad… ¿Jafar está enojado conmigo? —preguntó. Su tono había cambiado drásticamente a como era al comienzo, de la molestia a algo parecido a la tristeza.

Sinbad se recargó en el banco con su chocolate entre manos. Ese era el tema que quería tratar principalmente, como Jafar parece haberse sumergido más en su trabajo que intentar socializar un poco con cualquier persona a su alrededor. Ya tampoco trabajaba con Tsuika, pues los turnos habían cambiado, por lo que ni siquiera con ese pequeño amigo podía hablar. Jafar se había simplemente, recluido demasiado, y Sinbad sabía la razón: le dolía que Kanon estuviera en su propia vida, ya sea amorosa o social. Sabía que su relación con ella nunca podría avanzar a más, y si bien, estaba conforme con ser simplemente un amigo, en realidad no daba esa impresión.

—No creo que esté enojado.

—¿ah… no? —volteó Kanon a verle.

—Él simplemente… Ah… cómo decirlo… —Sinbad se acalló las cosas, intentando dar con una manera de hablar sin revelar los sentimientos de su hermano. No tardó mucho, antes de darse cuenta que, en realidad, eso era imposible—. Jafar… a Jafar le disgustó mucho el rumor que se había creado de ti, que habías tenido un romance con ese chico aleatorio.

—Oh… eso…

Las piezas en la mente de Kanon fueron poco a poco acomodándose. Justamente, después de ese suceso, fue cuando comenzaron a dejar de hablar, más precisamente, Jafar dejó de prestar atención a los mensajes de Kanon. Entonces, al final si se molestó con eso.

—Aunque rápidamente supo que era mentira.

Kanon alzó la cabeza, con sorpresa. Miró a Sinbad, que se encontraba volteando hacia enfrente, sin dignarse a contestarle la mirada. Ella entonces, no comprendió. ¿Por qué se molestó entonces? ¿Por qué había dejado de hablar con ella? No entendía. Si no se había molestado con eso, ¿entonces con qué?
Sinbad suspiró. Se preparaba para la estocada final.

—Kanon, Jafar se alejó de ti, porque cree que son de lugares sociales muy distintos —afirmó Sinbad—. En pocas palabras, él se dio cuenta que no iba a tener posibilidades contigo.

—¿Po…Posibilidades conmigo? ¿A qué te refieres, Sinbad?

—Que, básicamente, él gustaba de ti.

El día terminó y pasó rápidamente, tan rápido que simplemente no se sintió en lo absoluto.
Aún era temprano en la mañana, algunos pocos salían de sus casas para ir a trabajar o, los que todavía no estaban de vacaciones de invierno, ir a los colegios a seguir estudiando, esperando ansiosos a que llegaran las próximas vacaciones, junto con Navidad y año nuevo. Era, simplemente, de las fechas más esperadas por todos.
Tsuika no era la excepción, conforme salía de su casa, se puso sus zapatos para salir a trabajar por la mañana, abrió la puerta y salió. Se estaba ocupando de cerrar la puerta, en silencio, hasta que notó a alguien a un lado, recargado en la pared de madera del templo. Dio un sobresalto y dejó caer las llaves, hasta que se dio cuenta de quién era.

—¿E-Enmei?

Enmei se separó de la pared y recogió las llaves, en silencio. Se las ofreció a Tsuika, con una débil sonrisa. Tembloroso, Tsuika las tomó y al tenerlas entre sus manos, las acercó a su pecho, mirando a Enmei desconcertado y nervioso.
No habían tenido mucha comunicación, pero se seguían hablando. Lo que no habían hecho, sin embargo, era verse en persona. Por lo que Tsuika realmente se sorprendió de verlo, poniéndose nervioso, sin saber que decirle. Aquí no era como los mensajes, no se podría tomar su tiempo de pensar una respuesta y responder cuando tuviera tiempo. Todo lo que pasara, tendría que pasar en un instante.

—Tsuika, yo… quiero aclarar el asunto contigo.

Enmei dijo, decidido. Tsuika bajó un poco la cabeza. Lo sabía, tarde o temprano terminarían hablando sobre como Tsuika intentaba ignorar la presencia de Enmei, como intentaba ignorar ese momento en el que Enmei se confesó, pero, era imposible, no podía huir de esto por mucho tiempo.

—Lo siento… —dijo Tsuika—. Yo no debí haberte alejado de esa manera.

—Tsuika…

—Es la verdad, pero… de verdad, tenía mucho miedo cuando me dijiste eso —comentó, apartando su mirada—. No entendí y sigo sin entender, porque alguien como tú, tan guapo y reconocido, fue capaz de fijarse en alguien como yo. Jamás entenderé porque, por eso, creía que de verdad estabas simplemente jugando. Al comienzo, creía eso… especialmente cuando nos dejamos de ver y—

—Tsuika.

Dijo más firmemente. Cuando Tsuika levantó la mirada, vio a Enmei sonriéndole. Su ojo se ensanchó, desconcertado.

—Voy a dejar la actuación.

—¿Q-Qué? —preguntó en un tartamudeo—. ¡¿Po-Por qué?! ¡No puedes simplemente dejar algo tan importante? ¿Qué vas a hacer sin eso? ¿No se enojará tu familia? ¿De qué vivirás?

Enmei suspiró y apartó la mirada. Ciertamente había muchas preguntas, pero la decisión la había tomado. Enmei no estaba feliz con su vida como actor: LA ODIABA. Y la odiaba todavía más si Tsuika se menospreciaba de esa manera por culpa de ello. Entonces, si podía ser una persona común, como él, entonces, Tsuika se sentiría menos incómodo.
No obstante, incluso de no ser por Tsuika, tarde o temprano Enmei habría abandonado ese tipo de vida.

—Dejaré a mi familia y trabajaré de lo que estudié mientras trabajaba. Sabes que me gusta la astronomía, ¿no?

—E-Enmei… ¿pero… por qué?

—Simplemente no me gustaba esta vida, así que decidí detenerla —dijo al momento de meter las manos en sus bolsillos—. Sin embargo, en parte me siento agradecido. Al haber actuado en aquella película donde tu hermano fue a instruirnos, pude conocerte. Y de eso, no me arrepiento de nada.

—E-Enmei…

—Me tardé en venir, porque realmente ni yo estaba seguro de lo que de verdad sentía —continuó—. Antes de dañarte de alguna manera, prefería simplemente quedarme en incógnito hasta que lo decidiera, y entonces, decirle claramente que: te quiero: Tsuika. La manera en la que sonríes, la manera en la que tratas a todos con amabilidad. Incluso su torpeza me parece tierna… todo de ti, me gusta.

Tsuika apretó los labios y el agarre de sus manos en su ropa. Agachó la cabeza, intentando reprimir las lágrimillas que se estaban formando en la comisura de su ojo. Cuando fue imposible retenerlas, se dio cuenta que, incluso su ojo dañado estaba llorando. Por su mente no pasó el pensamiento de limpiarse la cara, pero en el de Enmei sí. Suavemente, como si tocara lo más delicado del mundo, tomó su barbilla y alzó su cabeza. Con su otra mano entonces, limpió las lágrimas con cuidado.
Tsuika se crispó un poco, para después abrazar a Enmei con todo lo que podía. Enmei únicamente le correspondió.

—Yo… también te quiero, Enmei…

Enmei no dijo nada, pero seguía sonriendo. Acarició la cabeza de Tsuika y luego le dio un suave beso en su cabellera plateada.

—¿Ya no huirás de mi de esa manera? —preguntó.

—Para nada… —contestó Tsuika—. Quiero quedarme contigo.

—Si eso quieres, entonces quedémonos juntos…

Dentro del templo se escuchó un débil golpe que ninguno de los dos escuchó en realidad. Pero, era Hyouya, intentando detener a Seiyua, que tenía su espada fuera de su funda intentando salir de la casa.

—¡S-Seicchan, cálmate por favor! —pidió Hyouya intentando retener a su hijo y deseando fieramente que estos dos se fueran de ahí lo antes posible—. ¡Si tú tienes pareja deja que tu hermanito tenga una!
____________________________________________________________
Y... eso sería todo por hoy :P yo creo que el fic se acaba en uno o dos caps más... así que intentaré esforzarme! ¡Hasta la próxima!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1752
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: With You (Capítulo 14)

Mensaje por Kanon Oda el Miér Dic 05, 2018 7:49 pm

Waaaa pero que!!!? Sinbad debera darle un zape a kanon si esta no comprende la situacion pronto!!! Hasta Enmei y tsuika han quedado ya estan juntos *-* son la pareja mas linda .. a un que Enmei estara por averiguar que bajar esos 200 escalones sera mas facil que subirlos, xF ya que seiyua si que va a aquerer practicar sus habilidades de espada con el... y aaaww pero el no se debe quejar despued de todo ya hasta invita a su novio perry a las cenas familoares 7w7 waaa que emocion es una tristesa que este por acabar pero me encanta y espero ansiosa los uñtimos capitulos >w< bye

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1151
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.