Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Love story capítulo 4
Hoy a las 6:28 pm por Runalan

» With You (Capítulo final)
Lun Dic 10, 2018 7:35 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 3
Lun Dic 10, 2018 12:06 am por Runalan

» Love Story capitulo 2
Vie Dic 07, 2018 10:07 pm por Runalan

» With You (Capítulo 15)
Vie Dic 07, 2018 7:28 pm por Kanon Oda

» With You (Capítulo 14)
Miér Dic 05, 2018 7:49 pm por Kanon Oda

» Love Story - Capitulo 1
Miér Dic 05, 2018 1:40 pm por Runalan

» Nueva idea de resiclaje -w-
Mar Dic 04, 2018 8:59 pm por Runalan

» With You (Capítulo 13)
Lun Dic 03, 2018 6:53 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 11

Ir abajo

El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 11

Mensaje por Kanon Oda el Dom Nov 18, 2018 10:39 pm

El Odio de Amarte
(Renovada)
Capitulo 11
Comienza el Ultimo Encuentro



Tsuika sentía las piernas temblorosas, todo a su alrededor parecía moverse y al mismo tiempo parecía quedarse quieto, el tiempo mismo no parecía avanzar, escucho muchos estruendos pero no giro a verlos ya que todo parecía ser irreal, a un cargando al niño entre sus brazos uso toda la fuerza que tenia para llegar a la escaleras y bajarlas con sumo cuidado, una parte del edificio había caído por completo así que mientras bajaba esas inseguras escaleras cuya madera se desprendía con cada paso podía verse todo fuera.  Fuera la criatura continuaba con su labor de intentar alcanzar a tsuika inútilmente, pues el resto de los jóvenes daban todo de si para evitarlo, peleaban a un sabiendo que si la criatura solo buscaba a tsuika era su oportunidad de escapar, prefirieron quedarse y ayudar a tsuika a terminar de alejarse de ese demonio a salvo.
Tsuika se encontraba bajando la escalera del tercer piso cuando fue inevitable, con el poderoso golpe de sus alas destruyo lo que quedaba de aquella construcción, las ventanas explotaron, las maderas de las vigas salieron disparadas y tsuika se quedo sin suelo para pisar. El suelo se había desmoronado bajo sus pies, sin su magia se sentía débil y vulnerable, no pudo hacer nada mas que abrazar al niño con fuerza y cubrirlo con su cuerpo para evitar que saliera herido.  Una vez mas cerro su ojo para evitar ver el desastrado final en el que terminaría pero ese momento jamas llego, en su lugar sintió como unos fuertes brazos lo sujetaron, cuando abrió el ojo se impacto al ver una eocena poco usual para el, estaba siendo cargado al estilo princesa por aquel joven pelinegro de atrayentes ojos celestes que había visto en varias ocasiones antes.

- tsuika.. ¿estas bien?    -pregunto Enmei-

Tsuika quedo mudo por completo, aquel joven estaba a centímetros de su rostro, a esa cercanía tsuika admiro mas el perfilado rostro del joven, su cabello estaba finamente arreglado de manera resaltaste, su piel, sus cejas, sus aretes,  Tsuika no paso nada por alto, miro con sumo cuidado al joven y de manera automática su rostro se sintió arder, al igual que su corazón latía rápidamente, ¿que significaba eso?.

- E...stoy..bi...en...   -hablo entre cortado tsuika-


Enmei se dio cuenta del rostro enrojecido de Tsuika, no sabia a que se debía pero algo en ese rostro de mejillas rosas le pareció mas que hermoso, la simple palabra hermoso le quedaba corta, pensaba, se dio cuenta del pequeño bulto que tsuika llevaba en sus manos, un pequeño niño de rebeldes cabellos negros alejo su rostro del pecho de tsuika de donde había permanecido aferrado todo ese tiempo mientras Enmei los encaminaba a un lugar seguro para no ser vistos por la criatura.


- ¿quien es?   -volvio a preguntar Enmei mientras miraba al pequeño niño-


Las miradas de Enmei y el niño se cruzaron, miradas tan llenas de curiosidad, de un único y peculiar azul celeste con un ligero aro brillante en estas que los hacia tanto llamativos como hermosos, Tsuika abrió ligeramente la boca al percatarse de lo similares de ambas miradas.

- No lo se    -respondió Tsuika-  pero sus ojos ... son muy bonitos

- No creo que sea el momento de pensar en eso ... -comento Enmei al tiempo de que soltaba un suspiro-

El demonio no tardo en ubicar a Tsuika y a sus nuevos objetivos, nuevamente haciendo uso de su fuerza extrema, soltó un fuerte aleteo contra todos los jóvenes que lo atacaban, todos salieron lanzados al mismo tiempo y siendo arrojados en un punto en especifico justo frente a Enmei, Tsuika y Kurapika quien tardo al menos unos minutos mas en llegar al lugar.

- esto no acabara bien  -comento Jun obligándose a levantarse del suelo -

- ¿como se supone que acabaremos con ese demonio?  -respondió furiosa Lila- ¿donde esta david-sama?¿que rayos esta sucediendo?


El resto de los jóvenes se unieron a las preguntas mientras el demonio daba pasos pesados hacia todos, la multitud no solo se llenaba de dudas, si no también se llenaba de miedo. Enmei chasqueo la lengua al oír a la mayoría de chicos maldiciendo todo y otros pocos llamando a gritos y entre preguntas a David.
Los chicos que débilmente se ponían de pie parecían haber perdido todo tipo de energía, esperanza o ganas de pelear para seguir viviendo, antes de que aquel demonio lanzara un golpe contra ellos, su puño se vio interrumpido, una barrera lo suficientemente grande para proteger a todos los jóvenes así como lo suficientemente fuerte como para regresar el golpe con mayor fuerza hacia el demonio fue levantada. Ante los atónitos ojos de la pequeña multitud de niños presentes el demonio fue obligado a retroceder.

- David los abandono así que dejen de llamarlo   -hablo Enmei con seriedad-


Enmei había bajado a tsuika, creado una barrera mágica poderosa que protegió a todos de los continuos golpes del demonio que resultaron inútiles. Todos lo miraron de manera extraña, pues a un que su primer instinto seria defender a toda costa la persona que representaba David para ellos, lo cierto era que desde que aquel demonio apareció muchos jóvenes murieron intentando detenerlo o huir de el pero a un así David nunca apareció, a pesar de que todos reconocieron a la pequeña Arba siendo la principal que los traiciono a un así David jamas hizo acto de aparición, en ese momento estaba claro para todos las palabras de Enmei había sido acertadas "David los abandono y ahora estaban solos".  El miedo comenzó a invadir a cada uno de los niños.

- A un así... -tsuika interrumpió el silencio con débiles palabras-  no debemos rendirnos ... tal vez David nos abandono pero debemos seguir adelante


Tsuika se sonrojo, el nerviosismo lo invadió cuando todos los presentes lo miraron al mismo tiempo, tenia toda su atención sobre el, cada palabra que el decía era escuchada con suma atención incluso por aquel pelinegro.

- no podemos dejar que esto nos desanime  -continuo dando su discurso- debemos seguir peleando estoy seguro que si permanecemos juntos todo estará bien


Cuando tsuika termino su discurso soltando una amplia sonrisa todos se contagiaron de sus buenos ánimos y a un que el cuerpo les dolía comenzaron a tranquilizar sus corazones y levantar los rostros con mayor animo que nunca. El siguiente estruendo que azoto la barrera fue mayor, el impacto hizo temblar la barrera incluso el mismo suelo se vio afectado, todos miraron con extrema impresión pues lo que había atacado a la barrera fue una enorme mano, una mano gris esca, que lejos de parecer humana en su simple apariencia estar formada de ramas de árbol seco o alguna especie de hueso, era como ver largas extensiones de huesos blancos que se unían y enredaban para formar ese mismo largo brazo y atravesaba el cielo y terminaba extendiéndose hasta el suelo.

- ¿ que es esa cosa?   -pregunto Kurapika -  


Antes de que alguien mas pudiera pronunciar otra palabra o formular otra pregunta el brazo apretó el puño con fuerza y dio otro fuerte golpe a la barrera haciendo que esta soltara un crujido fuerte, algunas grietas se asomaron y todos nuevamente comenzaron a temblar sin siquiera darse cuenta, el demonio y arba parecía ya una pelea difícil y ahora con ese nuevo enemigo que atravesaba el cielo ¿como harían para sobrevivir?. Arba observaba complacida el panorama de caos que se mostraba ante ella una sonrisa amplia en su rostro era la prueba de que le satisfacía todo lo provocado pro ella.

- De nada servirán esas palabras de aliento ... - anuncio Arba, para dirigir su mida al cielo-  a un así .....

Arba borro su sonrisa por un momento aquel portal creado en el cielo era un pequeño circulo comparado con lo que al inicio comenzó, fue ya que gracias a la protección de Enmei y las palabras de Tsuika los jóvenes tranquilizaron esos pensamientos negativos llenos de ira y desesperanza, haciendo que la magia de Arba disminuyera y eso se reflejo en el portal que creo para que ese ser devorador de magia no lograra pasar por completo, el dios al que ella llamo, estaba atorado.


- Si quiero que mi padre entre con éxito a este mundo debo terminar con la vida de tsuika ahora mismo ...  


Arba miro de nuevo con tranquilidad el panorama pues era claro que ella tenia la ventaja no debía angustiarse después de todo, los niños ya estaban agotados y Tsuika no representaba gran amenaza mientras ella tuviera en sus manos aquella preciada piedra que contenía la magia y vida de tsuika.  El dios devorador preparo su enorme puño y dio otro golpe, la barrera de Enmei comenzó a agriarse mas, todos se prepararon para el ultimo golpe con el que seguro la barrera cedería y debían comenzar una nueva pelea, antes de que aquel puño gigante diera otro golpe para derribar dicha barrera mágica, un impacto lo hizo de tenerse, por fuera Akiza quien ahora parecía tener una apariencia mas similar al demonio había frenado a ese puño lanzando estacas de hielo que terminaron por herirlo.
Akiza cayo de rodillas luego de hacer tan acto, su brazo se había vuelvo de un color negro por completo y su mano había tomado la apariencia de garras, uno de sus pies había sufrido lo mismo, al tener una extraña apariencia similar al demonio que una vez fue Alex, aquellas criaturas seguían rodeándola y en algunas partes de su cuerpo como era la mitad de su rostro su piel había adquirido un tono oscuro. Todos miraron como la chica tras caer de rodillas por emplear su fuerza, apretaba los dientes mientras un cuerno color negro aparecía sobre su cabeza, la eocena parecía irreal y dolorosa.


- ¿que le sucedió?   -pregunto atónito Kurapika a tsuika-

- no lo se... yo...  -Tsuika no supo como responder a esa pregunta-


Arba observo con aburrimiento a la chica, sin prestar atención a sus quejas mínimas entre gruñidos decidió ignorarla ya que ella misma estaba segura que seria absorbida por su magia oscura y terminaría convirtiéndose en un demonio negro igual que Alex. Con desinterés la joven Arba dio una orden al demonio, quería que atacara a los jóvenes y matara a todos.
Enmei miro con atencion todo el panorama, de todos los presentes se podia decir que era aquel que tenia la mente mas clara, el siempre se mantuvo con tranquilidad analizando todo lo que pasaba.

- Bien   -soltó Enmei con tranquilidad terminando de dar los últimos detalles a su plan-  aremos esto, así que todos pongan me atención

Todos miraron a Enmei, con suma atencion pues si dejaban de lado el hecho de que era el mayor entre todos ademas de tsuika,  era el unico mas calmado del lugar.

- Kurapika restringe los movimientos del brazo de aquella criatura  -Indico Enmei en tono firme-  los demas siguan contra el demonio ...

- pero ese demonio es invensible  -reprocho Jun-  nuestros golpes no lo dañan lo suficiente ..

- Eso es por que solo dan golpes al azar y sin sentido  -regaño Enmei causando que todos se pusieran firmes-  si lo quieren derrotar deben atacarlo sin miedo, ni dudas en su pecho.. a caben con su núcleo..

- pero su núcleo es... -esta vez fue Enmei quien interrumpió a Enmei-   ¿que pasara con Alex?...

- lo siento  -volvió a retomar la palabra Enmei-  pero su amigo ya no existe, la magia lo consumió por completo, aquel joven Alex ya no puede ser salvado


Todos quedaron en silencio por unos minutos, la mayoría de los niños incluido tsuika quien a un cargaba con el pequeño niño pelinegro, bajaron sus rostros, por un momento Enmei temió que todos fueran a negarse a tal acto por creer que a un existía alguna forma de ayudar a aquel joven que ya estaba perdido desde hace tiempo. Pero no fue así, el mismo pelirrojo que reprocho al principio levanto la mirada y la dirigió directo a Enmei, mientras apretaba su mandíbula y puños.

- Alex... no era un chico malo, era mi mejor amigo  -decía mientras evitaba a toda costa que la voz se le quebrara-  por eso yo se que si el pudiera estar consciente pediría a gritos que lo detuviéramos.. por eso.. aremos lo que nos pides, cuenta con nosotros.

Enmei observo como el resto de los niños se llenaban de la misma determinación del pelirrojo,  también noto que aquellas mariposas oscuras se alejaban, estaban retrocediendo ante los corazones llenos de positivismo de todos, entonces Enmei comprendió la base de la magia de aquella maga que comenzó a mostrarse molesta, Arba estaba molesta porque de una forma o otra Enmei y Tsuika habían logrado que aquellos niños sin esperanza comenzaran a cambiar sus pensamientos, el paso que abrió para que su dios pasara comenzaba a ser cada vez mas pequeño, si quería lograr su meta debía terminar con ambos jóvenes.

-  Entonces saben lo que deben hacer .. en cuanto desaparezca la barrera ustedes por el demonio, kurapika encárgate de ese fastidioso ser y yo iré por la bruja culpable de todo  

Todos los niños asintieron con gestos llenos de energía, mirando a aquel joven pelinegro que un solo instante se había posicionado como un verdadero líder a quien podían seguir.  Enmei  también se preparo atrapando con una mirada de molestia la chica de larga cabellera roja que se encontraba en los cielos, pero antes de que algo mas pasara sintió un ligero tirón en la manga de su kimino, el movimiento había sido ligero y gentil pero lo suficientemente repentino para obligar a Enmei a retirar la vista de la pelirroja y mira al responsable de tal acto, Tsuika no comprendió porque cuando aquellos ojos celestes lo miraron su rostro se puso completamente rojo.

- Enmei... en estos momentos mi magia es limitada.... y cada segundo disminuye  -confeso tsuika mientras el sentimiento de inutilidad lo invadía-   pero .... si pudieras recuperar mi piedra, entonces yo.... podría ..


La voz de Tsuika se comenzó a apagarse, se sintió mal al no poder sostener la mirada a Enmei, no era pena o vergüenza, lo invadió la pena, ¿como se atrevía a pedirle ayuda a quien lastimo?  fue el pensamiento que lo obligo a reprimir su petición, si no fuera por el, Enmei tal vez no se hubiera visto involucrado en todo eso. Enmei no pudo evitarlo algo en el rostro del joven le producía un sentimiento extraño, comenzaron como enemigos pero tal vez la situación podía cambiar, sin notarlo llevo una de sus manos a la cabeza del albino y lo acaricio con gentileza.

- No te preocupes  -usando un tono gentil Enmei mostró una ligera sonrisa a tsuika- yo me encargo


- gracias... -tsuika se mostró realmente feliz-

Con un simple gesto Enmei fue capaz de desequilibrar al pobre de Tsuika quien no supo como responder no solo al acto de gentileza del pelinegro si no también no supo como reaccionar a tan encantadora sonrisa.
El golpe que los devolvió a la realidad fue dado por arba quien ataco con su magia creando un fuerte rayo que termino por hacer caer la barrera, en ese instante todos se movieron con rapidez apartándose del lugar para evitar el fuerte impacto del rayo que continuo hasta caer contra el suelo haciendo un gran cráter. Una vez mas Enmei cargo a Tsuika con rapidez y lo llevo bajo un árbol lejos de todo el alboroto.

- ustedes dos quédense aquí, ¿entendido?   - ordeno Enmei-

- si  -respondió algo atolondrado Tsuika asintiendo con la cabeza-

Enmei dio media vuelta y se apresuro a ir en contra de su enemigo, mientras Enmei se acerca a su Arba, pudo echar un vistaso a los jóvenes quienes luchaban con mayor determinación que antes, sus ataques dejaron de ser torpes, ahora estaban coordinados, los ataques llegaban uno tras otro al punto indicado por el y el mismo demonio no encontraba como repelerlos, ahora era el demonio quien se veía en problemas,  también logro ver que el brazo de la criatura era retenido por la cadena de Kurapika que en si era irrompible, sin mencionar que absorbía paralizaba a su enemigo fue efectivo poner a kurapika en esa posición así esa cosa no causaría problemas.

- Debo admitir que resultaste ser un verdadero bache en mi camino   -hablo Arba una vez que tuvo frente a ella a Enmei-   pero no debes ser impaciente te acabare ahora mismo

- eso es lo que yo pensaba decirte   -respondió Enmei con seriedad-  tu y ese hombre solo vinieron a este mundo a causar problemas, y perturbar mi tranquilidad y si algo me desagrada son los alborotos así que te daré una oportunidad, dame la piedra que robaste a Tsuika y márchate .. claro que deberás llevarte a tus sucias criaturas contigo, si lo haces todo termina aquí y si no pues tendré que causar un gran alboroto

- entonces me parece que crearemos un gran alboroto en este mismo lugar  -amenazo Arba mostrando una amplia sonrisa-


Enmei no mostró expresión alguna en particular ante el comentario de la joven pelirroja solo se ocupo de suspirar con fastidio, nunca mintió cuando dijo que algo que le desgrada era armar alborotos pero tenia que acabar con todo de una vez, ya que no solo la vida de tsuika que era la que mas le interesaba si no también mas vidas corrían peligro, mientras mas se alargara aquella pelea entonces mas peligro corrían todos. El pelinegro llego a la concluision de que seria mejor llevar a aquella chica engreída al campo estelar y terminar todo de una sola vez.

- adivinare estas pensando en llevarme al campo estelar para derrotarme  -comento Arba con su tono de burla-

Enmei quien mantuvo la mirada en todo momento en aquella brillante piedra color azul que sostenía la chica en su mano, no pareció sorprenderse, ni siquiera un leve gesto mostró ante el comentario de la peliroja.

- pero déjame decirte que la piedra que tengo justo aquí   -continuo Arba-  esta ligada a la vida de tsuika si lo alejas mucho seguro morirá.. de verdad  ¿quieres hacer eso?


Arba sonrió triunfante mientras un poco expresivo Enmei dirigía levemente su vista hacia tsuika quien seguía escondido tras aquel árbol protegiendo a aquel niño pelinegro que durante un segundo sintió su apariencia era similar a alguien pero no quiso darle muchas vueltas pues no era el momento ni el lugar para eso.


- no me digas ¿que esa es tu trampa?   -pregunto Enmei mostrando una ligera sonrisa pedante-  ¿con quien crees tu que estas tratando? .. me parece que la que esta subestimando a todos en este lugar eres tu..







________________________________________________


Bueno ya se que no es mucho y que mucho menos es la gran cosa pero tengo problemas de imaginación y tiempo a un así es la recta final... el fic esta a punto de terminar ... de momento es todo así que bye.......... Pd: disculpen lo corto y aburrido que salio...............

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1151
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 11

Mensaje por Runalan el Dom Nov 18, 2018 11:21 pm

AYYYY, esto se pone cada vez más y más interesante! ¡Ya va para el rumbo final y eso mismo hace que me dé muchísima más emoción! *-* Enmei al final apareció para salvar a todos xD como siempre, ya le pondrá su final a Arba! Y me pareció muy tierno sus interacciones con Tsuika >w< ¡Y todos los demás también! ¡Ya se pudieron coordinar, así que es tiempo de derrotar a ese demonio y salvar a Akiza! Ay... ¡Esperaré la conti con muchísimas, muchísisisisimas ansias!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1752
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.