Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Love story capítulo 4
Hoy a las 6:28 pm por Runalan

» With You (Capítulo final)
Lun Dic 10, 2018 7:35 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 3
Lun Dic 10, 2018 12:06 am por Runalan

» Love Story capitulo 2
Vie Dic 07, 2018 10:07 pm por Runalan

» With You (Capítulo 15)
Vie Dic 07, 2018 7:28 pm por Kanon Oda

» With You (Capítulo 14)
Miér Dic 05, 2018 7:49 pm por Kanon Oda

» Love Story - Capitulo 1
Miér Dic 05, 2018 1:40 pm por Runalan

» Nueva idea de resiclaje -w-
Mar Dic 04, 2018 8:59 pm por Runalan

» With You (Capítulo 13)
Lun Dic 03, 2018 6:53 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Runalan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10

Ir abajo

El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10

Mensaje por Kanon Oda el Mar Nov 13, 2018 2:04 am

El Odio de Amarte
(Renovada)
Capitulo 10
El Propósito de Dadid


David abrió los ojos de par a par, sus ojos color azul claro destellaron como los de un niño que  se ve maravillado al ver un mundo mágico, así era para el, para David el mundo que se presentaba ante el era un mundo maravilloso, estipendio las manos, inhalo profundo como si la briza del lugar fuera bendita.

- este lugar... -David no se molesto en ocultar su sorprendida voz-  ¿que es este lugar?  

Enmei miro con cierto desagrado el rostro vivo de David quien elogiaba con contantes palabras y gestos su dimensión,  "El Campo Estelar", así lo nombro, un lugar donde podía liberar su devastador poder sin preocuparse de dañar el panorama o a alguien inocente, en general sabia que su fuerte magia infinita era capaz de destruir todo el mundo si no era cuidadoso por eso la mejor opción era crear un lugar apartado, donde podría liberar su potente poder sin dañar a terceros, si un enemigo pisaba tal dimensión significaba solo una cosa, su vida había acabado.
Por otro lado Kurapika se veía mas que sorprendido, solo que diferencia de David el supo controlarse miro a su alrededor con gran detenimiento, nunca imagino que en su búsqueda de aquel diamante obtendría como aliado a un joven cuyas habilidades mágicas superaban la imaginación de cualquier  hechicero o mago existente en el planeta.
No era imposible creer que el campo estelar había sido creado con pura magia, su apariencia lo hacia totalmente evidente, un cielo azul profundo lleno de estrellas, que parecía ir mas aya, el agua reflejaba ese mismo cielo dando un efecto espejo impecable y perfecto, la tierra llena de verde césped y flores parecían sacados de una pintura, justo frente a estos un arco estilo japones de enorme tamaño era el completo centro de atracción y sobre el constelaciones iluminaban todo el lugar.


- basta de tonterías   -llamo la atención el creador de aquella maravilla-  ¿donde esta el diamante?, habla.

Kurapika dejo de lado su asombro y junto con Enmei ambos miraron seriamente a David quien también dejo de lado su admiración por el lugar y volvió a su semblante serio, miro a ambos jóvenes.

- Ah, si ese pequeño detalle   -hablo David  con total calma- ciento desilusionarte pero el diamante ya no tiene ningún valor

- ¿ningún valor?   -continuo kurapika-  ¿a que te refieres?

- es lo que digo,si te interesa recuperar tu magia entonces ya no te sirve -volvió a hablar David-

- esa magia no es fácil de controlar, no se para que la quieres pero no funcionara ..-aclaro Enmei-  nadie mas que yo puede controlarla

- es muy probable  -respondió de manera calmada David-  realmente esperaba encontrar una forma de controlar tu infinito poder pero ocurrió un problema que no espere que sucediera, tsuika fue descuidado y al robarte tu magia también perdió algo de la suya, creando algo nuevo, a un que debo admitir que eso me favorece ya que es mejor para manipular.

- ¿mejor para manipular?  -esta vez fue Enmei quien se encontraba algo confundido- la corta sapiencia se me acorta, engañaste a tsuika y a todos esos niños, ¿que pretendes hacer con ellos?


- yo jamas mentí a tsuika  -interrumpió David mostrando algo de molestia- nunca dije algo que no fuera verdad ante el.. ¿que quería crear un nuevo mundo, para aquellos que tienen dones?, si así es, el mundo esta repleto de gente egoísta que no tiene nada bueno que ofrecer, el mundo perfecto debe pertenecer y ser guiado por los mas fuertes.

Enmei y Kurapika miraron mas que con extrañase a David, aquellas palabras parecían la deducción de un lunático que la de un hombre perverso, David siempre planeo utilizar a los jóvenes pero nunca mintió eso era una verdad al final, ya que si creaba ese mundo y los jóvenes se ponían por encima de todos entonces lo que les prometió aquel hombre era real, pero eso solo provocaría que fuera un mundo corrompido por jóvenes que terminarían con la misma mentalidad que aquel hombre que los miraba con suma tranquilidad mientras seguía desvelando sus planes como si ya no le importa que supieran la verdad.

- un mundo donde solo los mas fuertes gobiernen y tengan el control de todo, no se necesitaran humanos insignificantes así que lo mejor sera desaparecer los

- aguarda.. -llamo la atención kurapika-  ¿si no planeas usar la magia que robo el diamante? y ¿a caso no planeas crear un nuevo mundo desde cero?

- para que crear otro mundo si se puede arreglar un mundo existente ya corrompido -se burlo David-  y el niño que nació de la magia mezclada de las personas mas fuertes del mundo sera un buen conductor para que pueda lograr mi meta.

- ¿un niño?  

Ambos jóvenes soltaron de sorpresa lo que acababan de escuchar, era mínimo su locura de comenzar una nueva reconstrucción mundial, aniquilando a todos los que no tuvieran habilidades mágicas, pero lo que les tomo por sorpresa al final fue cuando menciono a un niño, un niño nacido de la magia de Tsuika y Enmei.
David no pudo terminar de decir nada mas, pues el lugar comenzó a temblar repentinamente, aquel tranquilo cielo azulado comenzó a teñirse de un tono rojizo, aquellas estrellas que parecían lejanas comenzaron a agrandarse cada vez mas, poco a poco se volvían mas cercanas y era imposible no notar como el fuego las rodeaba por completo, eran meteoritos que se dirigían a David.


- realmente eres un hombre de poca paciencia  -atino a decir David emboscando una sonrisa de lado-  

David no borro su sonrisa, y espero con mucha calma a que los meteoros que caían del cielo se dirigieran a el, uno a uno los meteoros comenzaron a dar en su blanco, Kurapika miro anonadado por un lado pensaba que tal vez Enmei se había excedido un poco en su ataque, por muy merecido que lo tuviera.  Enmei no pareció haber hecho algún movimiento, no se había movido ni siquiera cuando el impacto de los meteoros en la tierra causara que se levantara nubes de polvo, kurapika cubrió con su hombro su rostro para evitar que sus ojos se dañaran con el alboroto.

- Díganme  ¿quien les dijo que estaba en el bosque buscando el diamante?  

Enmei gruño con molestia, ambos jóvenes vieron con algo de molestia como al disiparse por totalidad la nube de humo, David se encontraba a un parado frente a ellos mirándolos con tranquilidad, esa misma tranquilidad que presencio desde el principio, un mar de mariposas negras similares a la que expulsaban las bestias lo rodeaban por completo, en su piel a un que no presentaba ningún rasguño o daño, en una parte de su hombro, rostro y brazo extrañas marcas color negras aparecieron, las manchas tenían entre un color negro y morado oscuro.

- no me digan que fue Arba  -continuo hablando al no esperar respuesta-  debo admitir que esa mujer a sabido jugar en esta ocasión un poco mejor que yo


Enmei gruño una vez mas con mayor molestia, y claro el temblor no hizo esperar nuevas estrellas desendian del cielo, David borro su sonrisa confiada y esta vez mantuvo una postura mas seria, bajo sus pies aquellas criaturas se reunieron a un girando en círculos, un extraño agujero color negro se abrió y David comenzó a desvanecerse.

- Acepto una derrota cuando la presencio  -terminaba de decir mientras las marcas negras en su cuerpo se volvían mayores-  no ganare una pelea contra ti Enmei, así que usare la magia que me queda para escapar espero seas compresivo.



David se desvaneció en aquel agujero y entre los revoloteos de las pequeñas criaturas con su piel enegresida por completo, para molestia de Enmei quien realmente no esperaba que fuera capaz de lograr escapar de el campo estelar ya que solo el era el único capaz de acceder y salir de dicho lugar.

- que hombre tan molesto ..  -menciono Enmei-  

- ¿no deberíamos seguirlo?   -pregunto Kurapika-

- olvídalo   -lo interrumpió el pelinegro -  uso tanta magia en escapar del campo estelar que su cuerpo fue consumido solo es un alma ahora que vagara entre mundos sin poder acceder a ninguno

- entiendo ..  


Kurapika se había sorprendido a un mas, Enmei no solo desmosto acabar con su enemigo con una enorme facilidad, si no también mostró ser lo suficientemente sabio como para saber como termino ese enemigo suyo tras su huida, el rubio miro con ejemplar sorpresa al pelinegro, alguien como el ¿podía existir?.De inmediato kurapika regreso a la realidad sacudiendo su cabeza.

- Enmei, hay que regresar de inmediato con tsuika   -exclamo Kurapika-  podrían estar en problemas

- ¿podrían?   -se pregunto Enmei-   sin David en el camino ¿como podría estar tsuika en problemas?  

- David se refirió a Arba como "esa mujer" .. cuando la vimos era solo una niña, ademas no te parece raro que ella solo esperara hasta ¿que oscureciera para decirnos lo que sospechaba de David  -explico el rubio-  Akiza dijo que alguien le ordeno proteger a tsuika, pero jamas me dijo que había sido el mismo David.

Mientras Kurapika mencionaba sus sospechas a su compañero este se ocupo de hacerlo regresar al mundo normal, el campo estelar había quedo lejano, para cuando el rubio termino de decir su ultima palabra los ojos de Enmei se aplicaron, la triste verdad era que incluso termino muy rápido con david mas de lo normal, no había dado pelea, ¿porque? ¿fue porque sabia que había perdido? si pero no perdió ante el si no mas bien ante otro demonio mas desquiciado.
Ambos jóvenes sintieron como el suelo bajo sus pies temblaba causando unas mínimas grietas, al girar su vista hacia aquel lugar donde habían estado horas antes vieron que aquella fortaleza en medio del lago estaba siendo atacada por el demonio que estaba encerrado bajo el piso de uno de los edificios. Los gritos de los jóvenes atemorizados se escuchaban claramente, la tierra se estremeció y el ruido de un derrumbe puso a Enmei en extrema alerta, quien no pensó dos veces para dirigirse hacia tal lugar, seguido de cercas pro el rubio.




_______________________________________________



Tsuika se levanto débilmente de la cama, sentía que todo su cuerpo le fallaba, el quería moverse pero en lugar de eso solo conseguía tropezar con sus piernas delgadas que se sentían como espaguetis remojados, torpemente y siendo ayudado por el pequeño niño pelinegro logro acercarse a la ventana y poder ver el alboroto con sus ojos. Se quedo helado, al notar como el lugar al que podía llamar hogar estaba siendo atacado por una bestia, la bestia que se suponía era Alex, la bestia que se suponía había curado David.


- ¿porque...?  ¿que esta pasando? ...  -se pregunto Tsuika-

Fuera del lugar Tsuika observo como unos cuantos jóvenes se encontraban en el suelo, con cuerpos heridos, derramando sangre incluso había quienes ya no se movían. También había otros cuantos que a un que la bestia se veía atemorizarte y completamente invencible se arriesgaban a defender a los que se habían paralizado del miedo.
La cocinera Lila usaba su telequinesis para arrojar objetos pesados, rocas, vigas rotas, troncos de arboles derribados contra la criatura que terminaba destrozándolos con los puños, algunos terminaban por acertar pero no lograban dar tanto daño, jun el pelirojo creaba bolas de fuego que lanzaba contra la criatura y terminaban explotando en el cuerpo de este, pero apenas una extremidad se veía afectada por este ataque se volvía a reformar de manera inmediata, la rubia que siempre acompañaba a jun, hizo crecer enormes raíces del suelo para sujetar las piernas y cola de la criatura limitando sus movimientos, el resto de los jóvenes atacaban con todo, un peliazul ataco con un látigo que expedía electricidad de un rayo, atrapando el puño derecho de la criatura y electrocutandolo. Una lluvia de ataques se aplico sobre la criatura, que parecía ser inmune a todo pues su cuerpo por mas daño que sufría era imposible derribara.


- es inútil   -hablo Arba-  esa criatura no es nada a lo que viene, mejor acepten su destino... mueran o juren lealtad al dios de Al-Tamen

Arba miro de nuevo el cielo donde todas las energías oscuras comenzaban a crecer con mayor fuerza, pronto destellos negros rompieron el silencio, rayos del cielo de un color negro cayeron desequilibrando a los jóvenes, los rayos cayeron sin ningún aviso y sin orden especifico.  Tsuika vio venir hacia el uno de esos rayos, sin pensarlo mucho y olvidando su cuerpo agotado cargo niño entre sus brazos y salio corriendo de la habitación, el fuerte golpe se sintió y una vez mas tsuika se vio en el suelo usando su cuerpo para proteger aquel niño que jamas vio en su vida.

- tochan... ¿estas bien?   -escucho la voz con preocupación del niño-


Cuando tsuika se levanto un poco vio que no solo su habitación había desaparecido si no también las que se encontraban al lado, al frente, y sobre esa misma ha no se encontraban en su lugar una pila de escombros, regreso su vista al niño que lo miraba con preocupación extrema, los grandes ojos celestes del niño se volvieron cristalinos y tsuika supo que el niño de alguna forma al despertarlo a tiempo le había salvado la vida.

- estoy bien  -respondió tsuika sonriendo al niño para impedir el llanto-  todo estará bien, no llores yo te protegeré


Con gentileza tsuika acaricio el rostro de aquel niño, que a un que la curiosidad de saber ¿quien era? ¿de donde salio' y ¿porque lo llamaba así? le comía el pensamiento, no era el momento para pensar en eso, un nuevo golpe  lo obligo a abrazar al niño contra su pecho para protegerlo, el ruido había sido Akiza que debido a un golpe con el puño de la bestia fue como atravesó las paredes del edificio para llegar hasta donde tsuika.

- akiza .. -llamo tsuika a un apretando al niño-  ¿estas bien?  

La castaña abrió los ojos, los escombros sobre su cuerpo era pesados, sentía como un liquido tibio corría por su frente, mejillas y continuaba por su cuello, hacia algunos minutos  sentía grandes dolores en sus piernas y brazos, giro el rostro al escuchar aquella voz que conocía a la perfección.

- .t..su..kia....  -hablo débilmente con esa inexpresividad de siempre-  ¿como... despertaste?  


Tsuika no entendió del todo las palabras de Akiza, ¿había algún motivo por el cual debía estar dormido?, cada segundo que pasaba solo lograba acumular mas dudas en su cabeza pero una y otra vez se repetía que no era el momento.  El albino vio como con gran esfuerzo la castaña retiraba los escombros que la cubrían y se ponía de pie nuevamente, dejando ver algunos rasguños en su cuerpo.

- este no es un buen lugar .. tienes que salir de aquí   -se apresuro a decir la castaña-

Por su tono de voz tsuika se pudo percatar de que la situación actual también la alteraba, pero tsuika no era de los que huía, no era de los que salia corriendo, dejando a todos atrás y menos si se trata de jóvenes de menor edad que el.

- no digas eso..  -respondió tsuika mientras se ponía de pie- yo no puedo simplemente irme y dejarlos así .. yo puedo ayudar

- no puedes ... - lo interrumpió Akiza-  Arba...  tomo tu piedra estoy seguro que lo sabes.. sin esa piedra tu vida ...

Akiza callo un minuto, de alguna manera sentía que si no fuera porque ella mantuvo silencio sobre lo que sucedía a su alrededor las cosas no habrían terminado de esa forma, si no fuera por eso tal vez tsuika y todos no estarían en peligro.
Un nuevo estruendo los termino por interrumpir, antes de que tsuika pudiera decir algo mas la bestia volvió a atacar encontrándolos, aquel demonio los miro fijo con su ojo rojo y se preparo para dar un golpe con su brazo.
Tsuika se dejo caer de rodillas cubriendo al niño para que no terminara lastimado, a un que sus barreras eran conocidas por ser indestructibles en ese momento y sin su piedra le era imposible hacer algo, estaba indefenso y solo podía intentar usar su cuerpo para proteger a aquel niño inocente. Akiza se preparo para moverse antes de que el demonio intentara algo pero en un instante su cuerpo flaqueo, el lugar pareció moverse de manera anormal, la perdida de sangre la cobraba la cuenta en el peor momento.

- ahora no..  -murmuro akiza mientras se obligaba a mantenerse en pie-  yo tengo.. yo debo... como odio esto...

El corazón de akiza se lleno de impotencia mientras veía como el golpe del demonio se dirigía a ellos, su cuerpo no respondía, odio ser tan débil, odio la situación en un instante, odio ser como era y sobre todo odio haber actuado como se le ordeno.
No era que tsuika estuviera impaciente pero le extraño no sentir nada, no había sucedido nada, abrió lentamente sus ojos para encontrarse tal cual estaba, el ruido de terror ahora del demonio lo estremeció, giro su cabeza para ver aquel demonio herido de su hombro, las diminutas criaturas se acumularon en el para cerrar la herida pero de alguna forma tardaban mas en solucionar el problema.

- ¿que fue...  -se pregunto tsuika, mientras relajaba un poco su cuerpo miro a su alrededor sin encontrar a su compañera- .. akiza?

- toochan algo le pasa a tu amiga   -el pequeño señalaba algo en especifico-


El albino dirigió su vista hacia donde el pequeño pelinegro le señalaba, akiza estaba parada en otro edificio destrozado, la distancia era realmente larga hizo preguntar a tsuika  ¿como logro llegar hasta ese lugar, tan rápido y herir a la criatura en el poseso?, algo definitivamente andaba mal y tsuika lo pudo comprobar al ver a aquellas criaturas hechas de magia negra rodear a la castaña.
Akiza miro con mas que extrañeza su brazo, su brazo se había vuelto color negro y tenia garras, era su suficiente con decir que era similar al brazo de aquel demonio que acaba de atacar, un rostro de confusión la invadió, así como aquellas extrañas mariposas negras que no sabia de donde provenían la comenzaron a rodear, entonces lo sintió, el amargo y repulsivo sabor que probo horas atrás.  El sabor era mayor y sentía que algo dentro de ella ardía, como si hubiera tragado ácido, no lo soporto y termino por escupir una gran cantidad de sangre.


- cuando alguien comienza a odiar todo, cuando maldices tu destino entonces caes en la oscuridad  y con algo de mi ayuda .. es como nacen esas criaturas  -menciono Arba mientras sonreía complacida -  a eso yo le llamo caer en la depravación..


La joven Arba sonreía complacida, con la situación, pensando que ya nada podía salir mal en su plan, lograría traer a ese dios y juntos absorbiera hasta la ultima gota de magia que existía en ese lugar para lograr aumentar su fuerza. Estaba lista para cantar victoria cuando algo llamo su atención, algo estaba mal en su plan, o mas bien alguien, un joven albino que caminaba torpemente cargando a un pequeño niño.

- tsuika... ¿como es que esta despierto?    -se pregunto con extrañeza- esto esta mal si tsuika canta las emociones negativas se desvanecerán ....


La joven peliroja regreso su vista hacia el cielo, que a un que hacia un gran alboroto a los alrededores y estuviera oscuro a mas no poder, aquel portal que debía traer a su dios no se había logrado abrir por completo, y de repente como si recordara algo cambio de panorama para admirar aquella roca color celeste que brillaba con intensidad mientras flotaba en la palma de su mano.

- mientras tenga esto, tsuika es indefenso así que matarlo no sera difícil ... -menciono mientras regresaba su sonrisa-   ¿que estas esperando? mátalo antes de que se vuelva un problema


Arba grito sus ordenes hacia aquel demonio que había logrado sanar su hombro, y acto seguido señalo a tsuika, el demonio comprendió y tras soltar otro grito para alejar a todos los jóvenes que nunca detuvieron sus ataques se preparo para acabar con el albino.














___________________________________________________________

Se que es corto y las peleas algo aburridas pero espero les haya gustado o ya de mínimo entretenido un poco,  nos acercamos al final de nuestra historia . -w- bueno eso es todo saben que pueden dar opiniones y todo eso es todo bye bye

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1151
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10

Mensaje por Runalan el Mar Nov 13, 2018 1:37 pm

Oh dios QnQ que rayos pasa ahora?! ¡Akiza está en graves problemas! Y ahh.... Enmei no le pudo dar su bien merecida paliza a David 7n7 bueno, pero al menos fue su final... Por otro lado..... .... AHHHHH!!! ¡Alguien sale a Tsuika y a ese niño! TnT aunque sería contraproducente matarlo, su magia depende de su vida! AHHHHH me encanta -w- esperaré la conti ansiossisisisisisima!!!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1752
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.