Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10
Hoy a las 1:37 pm por Runalan

» With You (Capítulo 5)
Hoy a las 2:07 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 4)
Vie Nov 09, 2018 5:16 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 9
Vie Nov 09, 2018 11:19 am por Runalan

» With You (Capítulo 3)
Jue Nov 08, 2018 12:40 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 2)
Lun Nov 05, 2018 8:15 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 8
Lun Nov 05, 2018 9:52 am por Runalan

» With You (Capítulo 1)
Jue Nov 01, 2018 9:50 pm por Kanon Oda

» Nueva idea para fanfic~
Miér Oct 31, 2018 5:19 pm por Runalan

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 5

Ir abajo

El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 5

Mensaje por Kanon Oda el Vie Oct 12, 2018 7:57 pm

El Odio de Amarte
(Renovada)
Capitulo 5
Conflicto




Pasaba de la media noche todo en la habitación estaba sumergido en la penumbra, tsuika no podía dormir, simplemente su mente no lo dejaba conciliar el sueño se sentía terrible por lo que había hecho hacia un par de horas atrás. Se había molestado tanto en aquel momento luego de ver a Alex en esa situación, no se detuvo a preguntar ni a informarse simplemente dejo que las emociones de ira lo invadieran y ataco de manera brusca  aquellos dos desconocidos, por su mente pensó que tal vez pudieron tener una explicación pero también llego a pensar casi enseguida ¿que clase de motivo te llevaría a dañar de esa forma a un chico inocente?.
No lograba recordar mucho luego de que aquellos jóvenes fueron arrastrados por el agua sin dejar rastro tsuika colapso por la repentina fuerza que empleo en ese ataque, sus piernas le fallaron y callo pero no alcanzo a tocar el suelo ya que cayo casi de inmediato en la espalda de akiza, nunca noto que lo seguía la chica había sido realmente silenciosa y no parecía expulsar olor alguno por eso nunca la detecto. Antes de que cerrara los ojos por cansancio escucho a David pedirle a Akiza que se encargara de llevarlo a el de regreso mientras el se aria cargo de el joven pelinegro que había caído desafortunada mente. El resto que paso medio consciente sintió como la pequeña muñeca lo cargaba de regreso hasta su hogar y de ahí a hasta la habitación. Akiza no parecía molesta ni agotada de cargarlo ya que el era mas grande que ella, de hecho extrañamente akiza se sorprendió de lo realmente ligero que era Tsuika, como esclava era normal que le ordenaran cargar cosas realmente pesadas y recibía castigos si frenaba el paso o lo dejaba caer por el peso, también si se detenía o caía rendida y agotada por el peso también era reprendida con golpes. pero a comparación de todas esas cargas pesadas, tsuika no era ni la mitad de pesado.

- e traído algo de te  

La voz de Akiza lo saco de su nostálgico pensamiento. Akiza dejo aquella bandeja de plata en la que traía una tetera llena de te humeante y una taza de porcelana, dejo la bandeja sobre la mesa que estaba justo en medio de la habitación, y se apresuro a encender una vela para iluminar un poco aquella oscura escena. De manera perezosa tsuika se levanto de su cama y se acerco a la pequeña mesa donde se sentó sobre uno de los cojines, a penas lo hizo akiza se dedico a servir el te en la taza y ponerla frente a el.

- No debí reaccionar así   -menciono tsuika al momento que tomaba la taza de te entre sus manos-

- hiciste lo que debías   -respondio baciamente akiza, sin comprender el pensar de Tsuika-  

- ¿lo hice?  

Tsuika tomo un sorbo de su te, aquel te seguro lo había preparado akiza, a un que su sabor era el adecuado algo le faltaba, no era excesivamente amargo, el sabor era el justo llenaba sus papilas gustativas y le calentaba el estomago pero tal como la misma akiza. tsuika pudo percibir su falta de esencia en su preparación, tan vació como ella. Aquellas palabras  "¿lo hice?"  eran mas para el que para ella, ya que dudaba que ella pudiera entenderlo.

- puede... -la voz de akiza llamo la atención de tsuika-  no logro comprender ¿porque su malestar?, usted solo hizo su deber, proteger al chico y su deseo,  y a un así estas sufriendo por eso.. ¿porque?

Tsuika abrió con algo de sorpresa a Akiza para después sonreír ligeramente, aquella extraña chica parecía no entenderlo pero el deseo de querer entenderlo era suficiente para el, dio otro pequeño sorbo a su te para proceder una posible extensa charla de cosas que seguramente ella tardaría en entender.

- No es malestar   -aclaro tsuika-   es preocupación, me temo que pude haber actuado sin pensar y tal vez ellos dos tenían algún motivo por el cual llegaron a hacer algo así, incluso puede que los haya lastimado y eso me hace sentir mal conmigo mismo

- tu conflicto es ¿porque temes que hayas actuado de manera incorrecta?   -pregunto akiza -

- así es ... -volvió a responder tsuika-  

Akiza inclino la cabeza, sus ojos miraban la vela que iluminaba un poco el lugar, pero en realidad en su mente sucedían todo tipo de dudas, preguntas y conclusiones, ella realmente se sorprendía que tsuika fuera el único que le permitía preguntar, hablar y pensar por su cuenta sin recibir castigo alguno y de alguna forma agradecía eso. Tsuika volvió a dar otro sorbo a su te.

- tu ataque no fue con intenciones de lastimarlos   -interrumpió el silencio akiza-  debieron salir ilesos eso es seguro

- yo también espero que se encuentren bien  

Tsuika sonrió con mayor calma, lentamente se comenzó a sentir un poco mejor, después de todo akiza tenia razón solo había sido un ataque mínimo de agua, tal vez solo salieron con rasguños y estarían bien. Dejo escapar un suspiro en el que se fue su frustración, después de todo  ahora había decidido crear un nuevo mundo para aquellos desafortunados como Akiza o Alex y a un que algunos pensaran que su idea era la equivocada y se pusieran en contra el no se retractaría.
El silencio termino por invadir la habitacion donde un tsuika calmado termino de degustar su te y una akiza llena de dudas no dejaba de verlo, le parecía que era la persona mas extraña que había conocido, su infinita amabilidad la sorprendían enormemente, el joven tsuika era tan amable que incluso tras haber derrotado a sus enemigos sentía preocupación por ellos.


______________________________________


Kurapika soltaba un fuerte estornudo, la noche era un poco fría y el helado aire que producía la cascada le llegaba de golpe al joven en su piel, se había quitado la playera y los zapatos que estaban completamente mojados para quitarles el exceso del agua.  se abrazo a si mismo intentando producir algo de calor a su congelada piel.

- Si ese joven es aliado de David si que tendremos problemas   -hablo el rubio-


Pronto sintió que una pequeña frasada caía sobre su cabeza, Enmei se la había dado, después de dejar algo de darle algo de te a su compañero se sentó a su lado en el suelo de madera admirando la oscuridad del bosque, unas pequeñas luciérnagas bailaban una danza sin sentido entre los troncos de los arboles, y sin quererlo Enmei pensó en aquel joven pronto bufo con fastidio ¿porque pensaba tanto en aquel joven si era claro que era su enemigo?.

- si fueran aliados .. entonces   -finalmente hablo Enmei-  ¿porque le oculto la verdad sobre lo sucedido con aquel chico?

La pregunta tomo por sorpresa a Kurapika, se dio una bofetada mental al no haber pensado en eso antes, dio un sorbo al te que le ofreció Enmei para frenar su temblor, y tras cerrar los ojos analizo con detenimiento todo lo sucedido.

- en no hizo nada para evitar que lo atrapara con mi cadena   -menciono-  lo hizo a propósito quería que aquel chico nos encontrara siendo los atacantes y no los atacados

- ese estúpido sueño del que tanto habla seguro solo es una farsa   -gruño con molestia Enmei-  ¿que rayos pretende?


De alguna manera Enmei se sentía mas molesto que antes, dio un sorbo con molestia a su te, a diferencia de su compañero el se encontraba seco ya que había podido cambiarse de ropa por una seca y limpia, a un que su cabello seguía húmedo y eso le causaba algo de molestia ya que debido a eso no lograba peinarlo como quería a un que en si su cabello parecía el único capaz de rebelarse ante el estuviera seco o no.

- engaña ingenuos niños que poseen magia, roba un diamante capaz de sellar magias infinitas y por supuesto no olvidar que esta tras de mi magia ... -repaso Enmei mientras intentaba acomodar de manera inútil su cabellera rebelde-   seguro planea usarlos a todos pero si no sabemos que planea no importara lo que hagamos solo seremos victimas de sus trampas como sucedió hace unas horas.

- Necesitamos información si queremos llegar a algún lado  -suspiro con frustración kurapika-  ¿como conseguimos esa información?   esa es la pregunta indicada que debemos responder primeramente

- yo se como   -afirmo Enmei ganando por completo la atención de kurapika-  atraparemos a uno de sus esclavos sin mente y lo aremos hablar  

Enmei choco su puño con la palma de su mano con firmeza dando a entender que seria por la fuerza esa charla que sugería, Kurapika quiso detenerlo pero al instante se dio cuenta que en su momento el también cayo en los engaños de David, tal vez para esos jóvenes seria difícil entender que aquel hombre con apariencia gentil fuera un verdadero villano y comprendió que a un que no quería actuar con violencia no encontrarían otra salida.  La mirada de Enmei estaba iluminada. al no escuchar objeción por parte del rubio asumió que el no estaba encontrar y siendo así lo tomo como una respuesta afirmativa, el plan estaba hecho solo abría que esperar a su posible informante.

- mañana sera un largo día  -murmuro Kurapika-



_________________________________________________


Luego de una noche agitada el albino finalmente se despertó, los rayos del sol débilmente se asomaban por la ventana calentando toda la habitación, tsuika se sentó en su cama y estiro sus manos luego de un ligero bostezo giro la vista hacia la otra cama, la castaña a un dormía, era silenciosa incluso al dormir, tsuika la miro con atención con los ojos cerrados parecía a un mas a una muñeca de esas a las que se les da cuerda y espera uno paciente a que abra los ojos y diga alguna frase linda. Tsuika no pudo evitar que una ligera risa saliera de sus labios imaginar que aquella chica fría dijera algo tierno seria algo que lo asustaría mas que ver una verdadera muñeca hablar, acto seguido decidió levantarse con sumo cuidado, no deseaba interrumpir el sueño de la chica.
Al estar de pie y ver por la venta vio que aquellos rayos de sol cálidos que le causaban cierta molestia solo eran los débiles rayos de un amanecer.

- sera un día muy caluroso ... -murmuro algo agobiado-


Tsuika no solo era sensible y delicado en apariencia, si no también lo era en salud, eso era lo que a menudo le causaba problemas, el era alguien que con facilidad llegaba a enfermarse de gravedad, sin mencionar que las altas temperaturas eran un sufrimiento para el, sin dudas el prefería mil veces el aire frió a un aire caliente.  Dio un corto suspiro de resignación, para llevarse un ligero susto al ver su reflejo en el espejo, nuevamente como todas las mañanas su cabello era un desastre por no decir algo peor, rápidamente llevo sus manos pálidas a su cabellera blanca para intentar reprimir esos cabellos que solo parecían burlarse de el, al volver una y otra vez a su desorden.

- vaya... me pregunto si realmente abría un día en que esto no me suceda  -se quejo gentilmente tsuika-  

Tsuika demoro algunos minutos en calmar esos risos que como siempre cada mañana le daban los buenos días, para cuando tsuika termino de arreglarse en completo silencio decidió salir de la habitación para no perturbar mas a su compañera, quien parecía no haberse percatado de que el estaba despierto hacia una hora.
Lo primero que hizo al dejar la habitación en completo silencio fue ir directo al comedor para buscar algo de comer, en su mente se asomo la idea de agradecer el te de akiza con un posible delicioso desayuno pero el era pésimo cocinando sin mencionar que su magia se infravaloraba en la comida y esta terminaba deseando la dominación mundial.

- lo mejor sera pedir que alguien mas me ayude con eso   -respondió a su misma idea con una sonrisa nerviosa-


Cuando tsuika se adentro en el enorme comedor lleno de amplias mesas y sillas de madera, se sorprendió un poco al ver que no había nadie, sabia que era temprano pero jamas imagino que seria el primero entre todos los que vivían con el, en despertar.  Un leve ruido llamo su atención, el ruido provenía de la cocina se encamino a la cocina pasando de largo todo el amplio lugar, un aroma le llego a su perspectiva nariz, un aroma dulce, para cuando entro a la cocina vio que una chica de cabellos negros que sacaba del horno una tonelada de panecillos.  

- oh cielos ..  -hablo ella al ver a tsuika parado justo en el marco de la puerta del lugar-  no me digas que me retrase de nuevo con el desayuno!  

La chica abrió amplia mente con sorpresa sus ojos de color miel, el nerviosismo invadía su cuerpo porque compensaba a tartamudear y a correr de un lado a otro. Tsuika de inmediato movió las manos y la cabeza para tranquilizarla.

- tranquila, Lila   -Respondió Tsuika-  todos siguen dormidos yo solo ... me levante mas temprano.

La chica dio un largo suspiro, Tsuika la conocía muy bien aquella noche que llego se presento como la encargada de la cocina ya que su talento en magia era la telequinesis de gran magnitud  y manipular el fuego, lo que la volvía una magnifica cocinera y que podía hacerlo ella sola sin ayuda.

- aah .. eso es un alivio  -expreso la chica-  

- ¿puedo ayudar?  -ofreció Tsuika-

La chica asintió con alegría y con algo de ayuda de tsuika compensaron a servir el desayuno para que cuando los demás despertaran todo estaría listo.  Poco a poco todos se despertaron y comenzaron a llegar al comedor, el lugar se lleno en unos instantes muchos de los jóvenes ni se habían molestado en arreglarse o cambiar sus ropas que usaban para dormir.  Todos se encontraban como todos los días, felices, tsuika admiro como todos hablaban felices, reían y comentaban cosas extraordinarias, algunos comentaban lo mucho que habían avanzado en el manejo de sus habilidades y otros mas las presumían. El ambiente era agradable y tsuika solo se sentó cuando vio a akiza adentrarse en el comedor, casi instintivamente esta solo camino ignorando  a todos para sentarse junto a el.


- ¿tienes algo de hambre?   -pregunto tsuika-  debemos comer posiblemente tendremos un día muy agitado


Nuevamente akiza no respondió solo se dedico a asentir con la cabeza y comenzar a comer aquel plato de fruta que tsuika le había ofrecido, Tsuika realmente no esperaba respuesta ya que a pesar de solo conocerla de poco tiempo sentía que ya estaba a costumbrado a las respuestas silenciosas de su compañera.  Ambos comenzaron a comer tranquilamente a un que luego de algunos trozos de fruta y un panecillo akiza dio por terminado su desayuno, en cambio tsuika comenzó a comer un poco mas, sorprendiendo algo a la chica ya que para ser alguien que comía de esa manera su cuerpo era realmente delgado.
No tardo mucho en aparecer David hubo un pequeño revuelo ante eso ya que era muy admirado por todos que al momento entro fue bombardeado por muchas preguntas y comentarios de todos los jóvenes, tsuika decidió esperar paciente para poder hablar con David ya que realmente quería preguntar mil cosas sobre lo sucedido la noche anterior sobretodo saber sobre lo sucedido con Alex.

- tsuika, akiza, finalmente los encuentro    -hablo gentilmente David-

Finalmente David llego hasta donde se encontraban ambos, casi enseguida tsuika le dedico una genuina sonrisa feliz, estaba feliz de que David no estuviera herido por lo sucedido la noche, temía que aquellos personajes que lo habían atacado lo hubieran lastimado pero al verlo sonriendo se dio cuenta que estaba completamente a salvo, en cuanto a su compañera no mostró inicios de cambiar el rostro tranquilo que siempre mostraba.

- David, me alegro mucho de que se encuentre bien   -hablo tsuika-  dígame ¿nos buscaba por algún motivo?

- Todo es gracias a ti  -respondió David-  y así es, necesito la ayuda de ambos, pero es un tema delicado me gustaría que me siguieran


Tsuika asintió la cabeza y junto con akiza se atrevieron a seguir a David hasta aquel salón lleno de libros de magia, mapas y algunos objetos mágicos, en la habitación pequeña también había un pequeño escritorio y una silla, era esa habitación donde David solía pasar su tiempo leyendo libros en lenguas extrañas.
Una vez adentro David no tardo en hablar y expresar la tremenda preocupación que sentía hacia el estado de Alex, pero también calmo enseguida la preocupación de Tsuika al comentarle de una posible cura efectiva para el mismo joven.

- ¿un caracol?   -repitió tsuika con sorpresa-

- el caracol salale es muy raro pero por suerte existen algunos cercas de este lugar .. su caparazón seria lo que Alex necesita para mejorar .. -aclaro David-  me gustaría poder ir yo mismo a buscarlo pero me temo que debo cuidar que el siga estable por eso ...

- entiendo , no se preocupe nosotros nos encargamos   -casi de inmediato tsuika lo interrumpió-  nosotros iremos por ese extraño caracol  

Tsuika se mostró realmente emocionado estaba emocionado porque sus poderes mágicos aquellos que siempre le causaron problemas servirían para ayudar a alguien, finalmente los usaría para ayudar a alguien mas, David sonrió y dio un asentimiento de cabeza en muestra de aceptación.

- se los agradezco .. también debo darles algo mas   -dicho esto David se acerco al escritorio y del cajón saco una pequeña caja negra que entro a tsuika-  temo que te puedas encontrar de nuevo con aquellos dos jóvenes

- eso ¿puede suceder?   -se pregunto ingenuamente tsuika admirando la caja negra en sus manos-

- ellos siguen rondando en el bosque ... -respondió David-  temo por su seguridad así que si los vuelves a ver usa ese tesoro en combinación de tus habilidades de sellado

- ¿tesoro?

Tsuika abrió lentamente la caja negra y pudo ver un diamante de gran tamaño, el tamaña era comparado con su puño, era grande y su color era de un blanco realmente puro, el diamante destellaba un hermoso brillo azulado muy llamativo para el.

- Úsalo con agilidad tsuika  -menciono David-  si lo usas correctamente podrás lograr mantenerte a salvo y no dañaras a esos dos, te lo aseguro


Casi enseguida cerro la caja para proteger el brillo de ese diamante, Tsuika sonrió y creyó en las palabras de David si el diamante los protegería y no dañaría a su enemigo entonces era el tesoro mas apropiado para el.

- regresaremos con ese caracol se lo aseguro  -respondió nuevamente tsuika-  nos vamos


Tsuika salio de la habitación seguido de Akiza, no tardo mucho para que desde una pequeña ventana David pudo ver como ambos se alejaban, no tardo en mostrar una sonrisa cinica y completamente satisfecha si todo iba como había planeado entonces tsuika y enmei se enfrentarían, al final tsuika terminaría siendo quien sellara los dones mágicos de Enmei y así su victoria estaría asegurada.

- Los preparativos ¿están listos?    

David no despego la mirada de la ventana y su panorama, la pregunta no la dijo al aire, era dirigida a la pequeña Arba que de la nada apareció flotando tras su espalda, esta también sonreía complacida.

- por supuesto   -respondió ella-  a diferencia de ti yo si cumplo mi parte


Tanto tsuika como Akiza incluso los mismos Kurapika y Enmei no sabían que aquellos dos personajes desconocidos solo jugaban con ellos, Arba y David, tenían claro sus objetivos pero incluso entre ellos la desconfianza y la traición rondaba.  


_______________________________________________________________


Enmei había salido de su pequeña casa hacia ya unas dos horas, deseaba dar un pequeño paseo en el bosque solo sin que nadie lo molestara, su compañero Kurapika seguía a un dormido, imagino que el viaje del chico había sido tan cansado que justo ahora le había golpeado el cansancio. Enmei continuo disfrutando de la tranquilidad del bosque, algunos animales que correteaban entre sus pies, las ardillas provocando que cayeran las algunas hojas de los arboles, las mariposas lo rodeaban y se alejaban, a un que siempre estuvo solo eso jamas le importo, ya que adoraba la calma.
El sol era intenso, era un día bastante caluroso pero gracias a los enormes arboles el calor era tolerable, sus enormes ramas repletas de hojas producían suficiente sombra y aire fresco para hacer que alguien el paseo de Enmei fuera mas que satisfactorio.
Finalmente luego de algunos minutos caminando sin rumbo alguna encontró un lugar cómodo para sentarse y disfrutar del resto de ese día y claro ¿porque no?, meditar sobre todo lo ocurrido, un día era un simple joven que vivía en solitario en medio del bosque, gozando de esos tranquilos y solitarios días sin ser molestado por nada  y al siguiente un lunático con delirios de grandeza llegaba solo para molestar y amenazar con quitarle su magia, sonaba realmente ridículo.  Se sentó bajo la sombra de aquel manzano, regularmente lo hacia pues al igual que aquel manzano que crecía en medio de un bosque con plantas diversas y nada que ver con este tipo de árbol, el se sentía extraño y descuadrado al rededor de tantas personas comunes, solo con ese pensamiento en mente y llegando a la lógica de que el fuera una persona débil de  sentimientos solo así entendía el porque aquellos jóvenes podían creer una fantasía absurda de un hombre desconocido.  

-  Pero a mi no me molesta ser odiado y temido por ellos   -afirmo en alto Enmei sabiendo claramente que nadie mas que el mismo escucharía tales palabras-

Era verdad. Enmei no se sentía angustiado, triste o deprimido por el hecho de que aquellas personas lo juzgaran de mala forma, lo miraran con temor o ira, incluso el hecho de que algunos salieran corriendo y tropezaran unos con otros le causaba gracia, el no era de sentimientos débiles, no al contrario su personalidad era fuerte, independiente, Enmei sabia juzgar de una forma mas cruel de la que aquellas personas lo hacían, por eso era temido porque el no temía el sentirse solo, al menos no por ahora.
Enmei uso su telequinesia para cortar una de las manzanas rojas que crecía en ese árbol, la manzana desendiendo de manera lenta hasta llegar a la mano del pelinegro quien dio una gran mordida a esta. Solo transcurrió una hora mas y finalmente su compañero kurapika lo había logrado encontrar.

- creí que te habías adelantado   -menciono kurapika mientras se acercaba a Enmei-  y que solo me dejaste atrás

- Nunca aria eso   -respondió con sarcasmo burlón Enmei-  

Kurapika puso los ojos en blanco, al parecer el hecho de que viviera solo en medio del bosque no afectaba en nada su supuesto sentido del humor el cual resultaba arisco pero igual de efectivo para liberar las tensiones, suspiro al no poder encontrar contra ataque a ese comentario.

- Pensaba ir al pueblo en busca de información que nos sirva  -Kurapika cambio el tema abrupta mente- ademas creo que te servirían ir a comprar algo de provisiones

- Que te vaya bien  -casi de inmediato respondió Enmei-

Enmei giro su cabeza hacia otro lado, ignorando por completo la mirada de kurapika que se había clavado en el con una enorme curiosidad en ellos, no quería responder pero supuso que si no lo hacia terminaría siendo arrastrado por ese chico hasta ese pueblo que tanto le desagradaba visitar y de ser posible evitaba a toda cosa, ya que si algo odiaba eran los lugares concurridos.

- a caso .. ¿no te gusta ir al pueblo?  -kurapika pregunto sin borrar ese rostro de curiosidad-

- esta lleno de gente ruidosa e inepta .. no me agrada nadie  -reprocho casi en puchero Enmei-

El pelinegro no giro su rostro, era la primera vez que decía a alguien algo que no le agradaba a un mas era la primera vez que lo decía a manera de berrinche pero aria todo lo necesario para no ser obligado a a ir, pronto escucho la risa de kurapika a decir verdad le impresiono nunca espero que un chico de mirada tan seria fuera capaz de reír, finalmente giro su vista para verlo y sus mejillas se volvieron rojas de la ira al ver que su compañero cubría su boca con su mano reprimiendo una risa a un mayor, sostenía su estomago como si fuera a explotar.

- ¿porque rayos te ríes?    -gruño Enmei rojo de ira y vergüenza-  

- Lo siento mucho.. es solo que   .. jamas imagine que alguien tan serio y maduro como tu, pudiera hacer berrinches así  -respondió entre risas-

- No es berrinche'


Sin parar de reír Kurapika esquivo la manzana que enmei le lanzo con su telequinesis, el mismo kurapika decidió no perturbar mas a aquel hombre que comenzaba a verse rojo como las mismas manzanas que le arrojaba y se comenzó a alejar de el, tendría que ir al pueblo por su cuenta e investigar algo sobre David y el joven que anterior mente los ataco.
Camino por el bosque sin saber claramente si la ruta que había tomado era la correcta, simplemente quería alejarse rápidamente para evitar que a su  compañero se le acabaran las manzanas y compensara a usar algo diferente, llevaba alrededor de 20 minutos caminando cuando escucho ruidos y voces.

- son personas .. -se mostró calmado-  les preguntare por el camino correcto al pueblo


Las voces se hacían mas fuertes, al igual que el ruido de sus pasos, pasos lentos y parecía que movían ramas y algunas plantas, levantaban rocas. Kurapika no tardo en distinguir una de aquellas voces, era la que mas se escuchaba con claridad, la voz de un hombre, decidió tomar algo de precaución y avanzo mas lento, ocultandoce entre los amplios arbustos y los frondosos troncos de los arboles, en aquel amplio espacio de maleza entre el bosque su vista se clavo en aquel chico albino.
El joven albino se había sentado sobre una gran roca que colindaba con un enorme árbol que proporcionaba la suficiente sombra para que el reposara con calma, saco un blanco abanico que ni se comparaba a su pálida piel y comenzó a darse algo aire fresco, parecía abochornado por el calor ya que sus mejillas coloradas lo delataban, a un asi su piel seguía impecable y ese largo cabello lacio caía sobre sus hombros, Kurapika sonrió ahora entendía el porque Enmei se refirió a el como un ángel, ya el mismo se atrevería a decir que solo hacia falta esas relucientes alas emplumadas tras su espalda para definir que el podría ser un autentico ángel.

- sera que ...¿se enamoro?   -se pregunto Kurapika refiriéndose a Enmei-

Kurapika escucho como aquel albino indicaba a su acompañante que sentaran con el para que ambos disfrutaran de la agradable sombra, su vista se dirigió a aquella castaña que negó con un simple movimiento de cabeza para continuar levantando rocas, moviendo arbustos, parecían buscar algo ¿pero que?, en algun momento Kurapika olvido incluso el porque estaba escondido, simplemente observo con detenimiento a aquella chica, sus ojos celestes parecían brillar con la luz del sol y su piel clara a un que no tenia comparación con la de aquel chico, parecía como si fuera de porcelana, su rostro inexpresivo le hizo pensar que por un momento podría ser una muñeca viviente, aquel vestido que usaba no le ayudaba también a que el pensara así.

- ella podría ser ... también ¿aliada de David?    -se pregunto Kurapika-

Kurapika no lo pensó mas, tal vez seria una oportunidad única, pensó en que tal vez si lograba hablar con ellos dos y aclarar todas las dudas que surgieron esa noche podría averiguar algo sobre el posible plan de David ademas de ayudar a esos jóvenes que seguramente solo estaban siendo engañados por aquel hombre de extraña procedencia.  Decidido a aclarar sus dudas y las de aquel alvino sobre el y enmei, Kurapika apreto el puño y dio un paso para salir de su seguro escondite cuando algo lo detuvo, la mirada gélida de la castaña se clavo sobre el en un instante, aquella chica se había dado cuenta de el que el estaba en ese lugar tras aquel tronco de árbol.
El rubio solo fue capaz de chasquear con molestia la lengua cuando casi por instinto la castaña se lanzo sobre el dispuesta a atacarlo.









_________________________________________




Se que es corto y aburrido pero prometo que ya pronto viene lo bueno, nuevamente  -w- pero saben como son estas historias una parte en combate otra en calma y luego combate y luego calma y así hasta que se llega al final .... bueno eso seria todo pueden dejar opiniones es todo por ahora bye

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1132
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 5

Mensaje por Runalan el Vie Oct 12, 2018 8:32 pm

Oh my gosh *-* es tan genial. Me encanta como describes todo, la verdad. Me encanta -w- incluso los más mínimos detalles, como que Enmei cuida mucho su apariencia o que Tsuika siempre se despierta con cabello rebelde (porque lo hace xD), e incluso que Enmei aunque sea un dios todo poderoso, en ocasiones puede llegar a hacer berrinches. ¡Ah, me encanta, y me intriga mucho a la vez! ¡Ese David enserio que tiene todo planeado! >-< pero solo planea utilizar a Tsuika, rayooooos, esto es tan genial. ¡Y Akiza y Kurapika finalmente se conocieron! ... no de una bonita manera, pero se conocieron xD ¡Ah, está genial! ¡Esperaré la conti ansiosisisisisma!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1733
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.