Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Love story capítulo 4
Hoy a las 6:28 pm por Runalan

» With You (Capítulo final)
Lun Dic 10, 2018 7:35 pm por Kanon Oda

» Love Story capitulo 3
Lun Dic 10, 2018 12:06 am por Runalan

» Love Story capitulo 2
Vie Dic 07, 2018 10:07 pm por Runalan

» With You (Capítulo 15)
Vie Dic 07, 2018 7:28 pm por Kanon Oda

» With You (Capítulo 14)
Miér Dic 05, 2018 7:49 pm por Kanon Oda

» Love Story - Capitulo 1
Miér Dic 05, 2018 1:40 pm por Runalan

» Nueva idea de resiclaje -w-
Mar Dic 04, 2018 8:59 pm por Runalan

» With You (Capítulo 13)
Lun Dic 03, 2018 6:53 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Runalan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 3

Ir abajo

El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 3

Mensaje por Kanon Oda el Miér Oct 03, 2018 9:52 pm

El Odio de Amarte
(Renovada)
Capitulo 3
La Decisión de  Tsuika

Tsuika caminaba por las calles del pueblo nuevamente tenia mil cosas en la mente pues no había podido hablar con David sobre esa meta de cual todos le seguían comentando y a un que a un no decidía si deseaba o no ser parte de ese plan simplemente le parecía tentador ceder pero tenia esa pequeña voz en su cabeza que insistía en que ese sueño podría ser un verdadero error.  

- Tsuika   -llamo una joven castaña-  ¿lograste conseguir las frutas?

Finalmente la chica castaña hizo que tsuika saliera de sus vagos pensamientos que no parecían llevarlo a ningún lado solo a reproducirle un leve dolor de cabeza, Tsuika asintió  y entrego a la chicha la bolsa que contenía bastantes frutas frescas de temporada.  Así es tsuika había acompañado a algunos jóvenes a conseguir algunos alimentos ya que la despensa pareció casi basearse luego de su bienvenida. La chica puso la bolsa en la carreta que jalaba un pequeño caballo, el resto de los jóvenes que acompañaban a Tsuika se encontraban también en esa carreta poniendo el resto de los alimentos.

- Creo que es todo lo de la lista  -hablo la misma chica-  es hora de regresar

Todos se prepararon para emprender el viaje de regreso a su hogar con las cosas, mientras la misma joven castaña se aproximaba a la pequeña Arba quien había accedido a acompañarlos para asegurarse de que no hubiera problemas con las personas del pueblo, a tsuika le pareció algo extraño que siendo Arba la mas pequeña de todos fuera la que estuviera encargada de cuidar de los demás.

- Adelántense, asegúrense de regresar pronto   -hablo Arba dirigiéndose a la chica-

- pero .. a caso ¿no nos acompañara de regreso?   -pregunto la chica-

- Tengo cosas mas importantes que hacer  - Arba dio media vuelta dando a entender a la chica que no hablaría mas-

Arba comenzó a alejarse a paso lento de los demás, mientras la chica castaña se dirigía hacia tsuika que era el único que se encontraba a un de pie cercas de ella.

- Arba no parece que sea una niña común  -menciono tsuika -

- La pequeña Arba es la mas cercana a David  -respondió-  nadie conoce mucho de ella simplemente es una niña con el carácter muy maduro, simplemente es la persona de mayor confianza de David

Una niña con un carácter maduro, tsuika llego a pensar que tal vez la pequeña Arba no era mas que una niña que había pasado por mucho, en parte no se equivocaba había pasado por mucho en su larga vida, simplemente era tanto todo lo que había tenido que vivir y superar que incluso ella misma había olvidado lo que tanto buscaba. Tsuika no tardo mucho para seguir a la pequeña Arba fuera lo fuera a hacer no debía hacerlo sola pensó el.

- ¿No deberías estar con los demás?   -menciono Arba al notar que tsuika caminaba a su lado-

- Si, pero pensé que no estaría bien dejarte sola por tu cuenta   -hablo tsuika con total calma-  podrás tener carácter fuerte pero no dejas de ser una pequeña niña

Arba no respondió a esa conclusión de tsuika era verdad que su apariencia era la de una niña pero su apariencia no mostraba lo que realmente era o podía llegar a ser, solo se limito a sonreír ligeramente al parecer tsuika tenia cierta debilidad por los niños eso quería decir que tendría la ventaja de alguna forma solo debía aprender a manejar la enorme amabilidad de Tsuika.

- Eres demasiado amable tsuika   -finalmente corto el silencio Arba-  debes tener cuidado con eso podría ser tu perdición

Esta vez Tsuika miro a Arba con ligera confusión, el siempre supo que su amabilidad superara los limites de cualquier persona, pero también le sorprenda el lugar a donde lo estaba guiando Arba era lo que se conocía como la parte negra del pueblo, donde ocurría todo lo oscuro de la humanidad, prostitución, venta ilegal de animales exóticos y peligrosos así como sus pieles, dientes, garras o cualquier parte que tuviera valor, también se podía comprar armar  o venenos efectivos y claro no se podía olvidar el mercado de esclavos. Tsuika dirigio la vista hacia Arba.

- ¿que hacemos aquí?   -pregunto tsuika -

- Sabes tsuika, la tarea que me encargo David es encontrar a jóvenes como tu  -explico ella-  salvarlos de aquellas personas que piensan que sus dones son una desgracia para este mundo, cuyas vidas se ven terriblemente afectadas debido a aquellos no alcanzan a comprender lo que ellos pueden ser

Tsuika escucho atento cada palabra que la pequeña Arba le decía, atento a ella y atento al crudo ambiente que los rodea pues podía sentir esas miradas de lujuria e ira sobre su espalda, caminaron hasta llegar frente a una casa de gran tamaño, había mucha gente, muchos de ellos parecían ser personas que poseían gran fortuna ya que sus ropas no solo eran elegantes con un ligero vistazo Tsuika noto que eran ropas finas hechas con la mejor seda que producir el pueblo, ademas la incontables joyas que adornaban a muchas de las mujeres comprobaba que no eran personas cualquieras. Todos miraban al hombre alto y robusto de cabellos negros alborotados que presentaba uno a uno a los cinco niños que se encontraban encadenados a un lado de el.

- Ahora en exclusiva para ustedes el cuarto joven, solo responde al nombre de Yoku es un niño fuerte, resistente, muy obediente  -hablaba el hombre señalando a un niño sucio de ojos grises y mirada caída -  no se dejen engañar por su aspecto pequeño en realidad es capaz de cargar por si solo 50kg y literalmente puede pasar el día entero con una sola comida.

La gente comenzaba a hablar a penas se callo el hombre, todos sonreían realmente se habían emocionado por lo económico que podía llegar a ser el niño, ese tipo de comentarios molestaron a Tsuika mas de lo que el mismo podía admitir, pronto una pareja hizo la primera oferta, el comerciante se miro complacido cuando otro hombre alzo la mano ofertando el doble que el primero, un tercero llamo su atención ofertando un poco mas y así comenzó el grito de una manada de apoderados sin corazón ofreciendo monedas, poniendo precio a la vida de un niño que ya ni siquiera parecía querer seguir viviendo.

- Es una lastima ¿no te parece?   -menciono Arba al ver el enojo y trastesa reflejada en los ojos de tsuika-   uno creería que solo nosotros que poseemos magia somo los rechazados por la sociedad y tratados como basura pero al parecer ni siquiera la sociedad perdona a los de su misma especie.


Tsuika estaba tan concentrado en el terrible suceso que presenciaban sus ojos que no pudo notar la sonrisa llena de maldad que Arba mostraba, su sonrisa se debía a que disfrutaba ver como el aquel joven albino comenzaba a temblar mientras trataba de manejar uno a uno los sentimientos que en el surgían.

- creo que me siento mal ..  -tsuika llevo una de sus manos a su rostro-

En la mente de Tsuika aquellos recuerdos desagradables que preferiría olvidar volvieron a acumularse, uno a uno parecía que a un que cerrara los ojos podía verlos, podía sentirlos parecía que los viviera una vez mas, con un sobre salto se puso alerta la pequeña Arba había tomado su mano y mostraba una sonrisa gentil.

- Esta bien, ya no temas estas a salvo conmigo, yo te protegeré  - afirmo Arba mostrando aquella reluciente sonrisa inocente-  porque mejor no me esperas a las afueras del pueblo prometo terminar con mi encargo pronto para regresar a casa

Una brisa de alegría lleno el alma de tsuika, su inocencia no le dejo ver mas aya de la farsa que empleaba Arba con el, había sido sus amables palabras pues nunca nadie le había dedicado tanto cariño en una sola oración, sin mencionar que le había recordado que de alguna forma el tenia un lugar llamado hogar. Tsuika dio un suspiro para calmar su cuerpo y relajarse, tras haber asentido accedio a esperar a Arba en el lugar acordado y comenzó a alejarse.
Nuevamente Arba sonrió complacida mientras miraba como se alejaba Tsuika pues sentía que había dado un enorme paso con tsuika incluso mayor que David si jugaba bien sus cartas esa misma acción podría ser lo que la beneficiara mas.  Regreso su vista hacia la subasta de esclavos pues el hombre había vuelto a hablar esta vez ofreciendo su ultima y mas costosa mercancía.

- señoras y señores, solo en esta ocasión tengo un producto muy raro  -hablo con emoción-  escuchen pues no habrá otra igual, solo responde al nombre de Akiza, su obediencia es un impecable ara todo lo que le ordenen incluso matar a alguien mas, altamente resistente a altas temperaturas, puede durar días sin alimento y por supuesto es realmente tolerable al dolor se los digo que mismo me e encargado de ver como resiste a infinitas torturas.

El hombre robusto estableció su precio uno muy algo y exagerado pensaron algunos, la gente comenso  en instantes el cuchicheo, la niña frente ellos no parecía lo que el hombre describía por lo tanto no sabían si el precio era el indicado, a un así este no borro su sonrisa, Arba se abrió paso entre la gente sin ser vista y solo cuando estuvo frente a el hombre alzo la mano causando impresiono en muchos.

- Yo ofrezco el doble   -hablo Arba con seguridad en sus palabras-

________________________________


Enmei caminaba por el bosque, ya pronto comenzaría a atardecer pero se vio obligado a salir de su pequeña casa en medio de las montañas debido a que no solo sintió nuevamente que aquella extraña magia invadía el bosque si no que también sintió fuertes golpes estruendos seguramente de alguna pelea, llego a la deducción de que alguien podría estar siendo atacado por esas criaturas. No se apresuro a caminar entre los senderos que lo llevarían hacia su objetivo pues no deseaba ser el salvador de nadie, un grupo de hombres pasaron a su lado por el sentido contrario gritando como locos "un mostró rata". "ese niño esta loco seguro morirá". "solo sigan corriendo olviden al niño".  

- ¿un niño?   - Repitió con algo de sorpresa-

Así es Enmei se dispendioso de escuchar que aquellos hombres corrían dejando atrás a un posible niño que peleaba contra un monstruo rata, seguramente la rata era otra criatura hecha de magia similar a las que le habían estado molestando, no pudo evitar sonreír ligeramente si un simple humano y mas un niño era capaz de  pelear contra una criatura así entonces era digno de ver.  Decidió apresurar solo un poco el paso, si el niño se encontraba en pie cuando el llegara tal vez pensaría en la posibilidad de salvale la vida, así es se convertiría en algo que detestaba solo por un niño, tal vez era demasiado débil cuando de niños se trataba.

Aquel chico rubio se había dado cuenta que los hombres que se supone lo guiarían al siguiente pueblo se habían marchado dejándolo completamente solo, claro no podía esperar menos de hombres tan cobardes y a un que la preocupación de como llegaría al siguiente pueblo sin perderse en el bosque cruzo su mente no podía desviarse del problema principal.  Aquella enorme rata negra de ojos rojos que salio del suelo para atacarlos era la señal que había estado buscando de hacia un mes, a un recordaba que una bestia similar a un mino tauro negro había atacado su aldea hiriendo de gravedad a mucha de su gente, se dio a la tarea de encontrar al responsable pero jamas logro dar con alguna pista de su posible paradero hasta ese momento.

La enorme rata usaba sus patas extrañamente mas largas de lo normal para intentar rasguñar lo pero no lo lograba, aquel chico rubio era rápido y evadía cada golpe que se dirigía a el, la enorme rata seguro media 20 metros solo derribaba arboles o causaba enormes daños en el suelo. Pronto la enorme rata se vio rodeada de una cadena, la cadena salia de una de las manos que aquel rubio de ojos de grises, la rata no encontró como moverse poco a poco esta cayo al suelo parecía que comenzaba a perder energía, no tardo mucho para que este mismo chico saltara y cayera con fuerza sobre el estoma de la rata causándole tanto dolor que fue capaz de hacerla chillar.
No obstante la rata a un uso sus ultimas energías para poner resistencia, el joven hizo que su cadena se apretaba con mayor fuerza, poco a poco la rata termino dejar de moverse tras haber molido sus órganos con el estrangulamiento de la cadena.

Solo cuando la rata quedo completamente interte aquel chico suspiro y retiro su cadena, de un salto bajo de la enorme rata para finalmente tocar el suelo con sus pies. No tardo mucho para que el cuerpo de aquella rata comenzara a desintegrarse formando un montón de mariposas negras que se dirigían en diferentes direcciones, el joven quedo intrigado era la segunda vez que admiraba un poseso similar, algunas de las mariposas volaron a su alrededor sintió el impulso de tocar una con la punta de su dedo indine, pues aquel penetrante color negro era realmente llamativo a la vista.

- yo no lo tocaría si fuera tu  

La voz que salio de la nada lo puso en guardia enseguida. Enmei miro con detenimiento a aquel joven, se sorprendió que aquellos hombres dijeran que era un niño cuando claramente aquel chico sobrepasaba la edad de un niño por poco, no tardo en darse cuenta que el chico debía rondar entre los 17 o 18 años, claramente la edad de un joven a un que en si para el, aquel chico rubio, de ojos grises y vestimenta extraña color azul a un seguía siendo un niño en comparación a la edad que el tenia. había estado mirando al joven pelear con aquella rata que a un que la bestia no era la gran cosa  fue capaz de derrotarla por su cuenta lo que daba clara muestra de que poseía habilidades útiles y que las manejaba a la perfección.

- por si no lo notaste esa criatura estaba hecha de magia y esa magia parece ser un tipo de magia desconocido   -hablo Enmei con calma para intentar hacer que aquel joven dejara su deseo de atacarlo-   si la tocas podrías infectarte

- ¿infectarme?   -pregunto aquel rubio-  

- Esa magia utiliza la peor parte de tu ser, te corrompe y terminas como esa criatura que acabas de derrotar  

- ¿como sabes todo eso?   -volvió a preguntar aquel rubio-

- esas criaturas no han dejado de aparecer por este bosque desde hace un mes  -respondió Enmei sin saber exactamente porque lo hacia-  desde entonces me ocupo de investigar y tratar de averiguar quien es el responsable de que siempre sus atacas sean dirigidos a mi persona

- ya entiendo, entonces a cambio de que me digas lo que tu sabes, yo te diré también lo que se   -ofreció el rubio finalmente bajando la guardia-  mi nombre es Kurapika y creo que yo se quien es el responsable de todo esto.

Enmei no pudo evitar sorprenderse, jamas pensó que aquel chico sabría la respuesta a la pregunta que tanto se había hecho, casi enseguida sonrió de lado totalmente complacido tal vez había hecho bien el haber ido hasta ese lugar.

- Te escucho  -con una sonrisa de lado Enmei ofreció su total atención a Kurapika-



______________________________________


Tsuika llevaba alrededor de una hora y media esperando a que Arba llegara con el, había esperado justo donde le había indicado a las afueras del pueblo por el camino que llevaba a su ahora casa. Estaba sentado bajo la sombra de un gran árbol, mirando el cielo sin poder sacar de su cabeza las feas imágenes que había visto momentos atrás, haciéndose la misma pregunta y otra vez, ¿porque Arba iría a ese lugar?.
Seguro había una explicación y ella se la había dicho pero a un no lograba entender porque ir a ese lugar tan desagradable, ¿a caso había algo especial en ese lugar lleno de horrores?
Cuando bajo la vista hacia el camino pudo ver finalmente la figura de Arba caminar hacia el con una ligera sonrisa, tsuika de inmediato se puso de pie al ver que la pequeña niña no venia sola, otra joven un poco mayor a ella la seguía, vestía harapos, su cabello revuelto y sucio caía sobre su rostro ocultando sus ojos celestes, su piel era tan blanca que  hacia resaltar los moretones y rasguños sobre ella.

- La mentó tanto la tardanza tsuika   -Arba fue la primera en hablar a penas llegaron junto a tsuika-

- Descuida .. -hablo rápidamente tsuika sin quitar la vista de aquella chica-  ¿quien es?

- su nombre es akiza  .. es una esclava   -afirmo Arba- la acabo de salvar gaste todo lo que tenia pero vale salva a alguien como ella

- ¿como ella?  

- si   -casi de inmediato Arba interrumpió a tsuika-  tsuika, Akiza y tu tienen mucho en común

Tsuika no dejaba de ver a la chica, su cuerpo lleno de cicatrices y golpes, los grilletes habían sido retirados pero en su lugar marcas en la piel hacia evidente su falta de estos mismos, una oleada de nostalgia lo sacudió nuevamente, no era el único que había sufrido ese trato tan inhumano, había muchos, demasiados que sufrían en ese mundo  y no solo por tener dones como los solía llamar David, también había visto niños comunes que sufrían la crueldad de las personas con mayor poder.  ¿porque? ¿ porque tenia que ser así ?¿había algo que el pudiera hacer?, las palabras de los demás jóvenes en la supuesta secta regresaron a el.

- Es una lastima que mi prioridad fuera solo ella   -hablo Arba interrumpiendo los pensamientos de tsuika-  había tantos niños inocentes a un sin dones que merecían ser salvados pero lo cierto es que ... no tendríamos donde cuidarlos a todos

Con esas simples palabras finamente adecuadas y con el rostro de extrema tristeza que astuta mente utilizo Arba, no fue difícil para Tsuika seguir pensando en mas motivos, fue suficiente para Tsuika para terminar por tomar una decisión , sabia claramente que su ojo seria el indicado para una labor que otros creerian imposible. Tsuika finalmente había decidido hacer lo que el creía correcto, Tsuika crearía un nuevo mundo.

- No te preocupes Arba   -finalmente hablo Tsuika-   yo are todo lo que pueda para ayudar a todos esos niños

Tsuika le dedico una verdadera sonrisa, su sonrisa era tan honesta y llena de buenos sentimientos que incluso penetro en la misma Arba, tanto que provoco que su estomago se encogiera por lo mal de sus acciones y por lo que estaba a punto de hacer, pero apretando el puño se obligo a permanecer firme plantando sus pies sobre la tierra, observo con atención como Tsuika giraba y corría adelantándose. Arba dedujo que tsuika se dirigiría a David para dar el veredicto de su decisión, decisión que sabia la favorecería pronto.

- Escúchame Akiza   - llamo Arba a la chica-  como tu nueva dueña, te ordeno que cuides a Tsuika de cualquier enemigo, no quiero que nada le pase hasta que yo decida que debe desaparecer ¿entendiste?

Akiza que había estado atenta a cada palabra que la niña dijo, dirigió su vista hacia el sendero entre el bosque que había tomado aquel joven albino el cual  le pareció extraño, primero la miraba con atención y luego gritaba cosas que para ella no tenían sentido y salir corriendo, a un que realmente no esperaba entender a sus nuevos dueños o sus motivos, ella solo estaba para obedecer.

- si, entiendo   -respondió Akiza-






_____________________________________________________

Bueno eso seria todo, espero no les parezca aburrido y lamento mucho mucho muchisimo la tardanza, poco a  poco el enfrentamiento llegara y nuestros jóvenes terminaran por encontrarse entre si ¿que sucederá? bueno esperen lo en el próximo capitulo. Hasta entonces bye

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1151
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 3

Mensaje por Runalan el Miér Oct 03, 2018 10:03 pm

Omg *-* ya se están armando los equipos! o bueno xD por así decir. Ya aparecieron Kurapika y Akiza, y ya se está armando todo el caos! Y al final, incluso Arba sintió esa bondad de Tsuika y terminó con remordimientos xD suele pasar, suele pasar. Aaaayyy me encanta tu fic -w-... ¡Esperaré la conti ansiosisima! ¡Qué ya quiero que se encuentren!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1752
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.