Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Academia Winter (Capítulo 15)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Ayer a las 7:54 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -capitulo 11-
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:44 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 14)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Jue Jun 20, 2019 7:06 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 13)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Lun Jun 17, 2019 9:05 pm por Kanon Oda

» Academia Winter (Capítulo 12)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Sáb Jun 15, 2019 6:26 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 9-
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Jue Jun 13, 2019 9:47 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 11)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Miér Jun 12, 2019 11:40 pm por Kanon Oda

» Reinos en Guerra -Capitulo 8-
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Lun Jun 10, 2019 7:31 pm por Runalan

» Academia Winter (Capítulo 10)
Luces de Festival (Capítulo 2) Icon_minitime1Dom Jun 09, 2019 9:04 pm por Kanon Oda

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Kanon Oda

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 44 usuarios en línea en la fecha Dom Ago 30, 2015 5:44 pm
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Luces de Festival (Capítulo 2) Foro-l10
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Junio 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario


Luces de Festival (Capítulo 2)

Ir abajo

Luces de Festival (Capítulo 2) Empty Luces de Festival (Capítulo 2)

Mensaje por Runalan el Miér Sep 19, 2018 5:17 pm

Capítulo 2
—Fin de semana en casa—

Cuando abrió sus ojos, vio todo oscuro, apenas iluminado por las ventanas. La luz era escasa, y sus ojos tardaron en acostumbrarse. Se levantó, sentado en la cama aún y miró a su alrededor. No era su casa, no era su habitación. No estaban los muebles de la misma por ningún sitio, sino que, en su defecto, había todo tipo de peluches y juguetes para niños pequeños.
Cuando vio a su lado, vio un pequeño bulto y una masa amorfa de cabellos negros sobresaliendo de las cobijas, sobre la almohada. Él lo destapó suavemente, sin intención de despertar a nadie, y lo miró; era Sagiri. Abrió los ojos con sorpresa al recordar lo que había sucedido.
¡Ayer hubo una fiesta!
Claro, ayer Sagiri cumplió 4 años, por lo que sus padres le organizaron una fiesta de cumpleaños. Sin embargo, su familia se quedó hasta tarde, y al final Tsuika, uno de los padres de Sagiri y Hatsuharu, les invitó a quedarse a pasar la noche. Como son amigos desde hace mucho tiempo, aceptaron fácilmente y con mucho gusto. Ahora, Yu, quien acababa de despertar, solo esperaba ansioso el desayuno.
Se bajó de la cama suavemente, únicamente para ver a Youshi y a Hatsuharu dormidos en dos futones distintos en el suelo. Yu se escabulló hasta donde estaba su hermano, y suavemente, lo movió.

—Ey, Youshi —llamaba suavemente, sin intención de despertar al otro par de hermanos—. Yoshiii.

Youshi gimió débilmente y poco a poco abrió sus ojos. Aún adormilado, volteó a ver a su hermano Yu, quien estaba con una amplia sonrisa. Simplemente dijo:

—Ya amaneció.

Youshi se acomodó, sentándose en el futón y emitiendo un bostezo que cubrió con la palma de su mano. Se talló sus ojos y acomodó su vista. Él tardó menos tiempo que Yu para recordar que habían dormido en la casa de Sagiri y Hatsuharu.

—¿Todavía no se han despertado mamá y papá? —preguntó Youshi. Yu negó con la cabeza.

—No lo sé. Pero tengo miedo de salir —dijo—. Está muy oscuro todavía y me anda de la pipi.

Youshi suspiró al momento de levantarse.

—Adelante, vamos.

Yu bailó ligeramente y siguió a su hermano hasta la puerta. Cuando ellos salieron y cerraron la misma, Hatsuharu se movió un poco, abriendo los ojos. Los niños tenían una fijación por despertarse temprano los fines de semana, eso era claro. Bostezó débilmente y se levantó, tallándose los ojos también. Miró el futón vacío de Youshi y luego vio el desastre que Yu dejó en la cama, donde todavía estaba dormido Sagiri.
Contrariamente al otro par de hermanos, él se despertó sin ánimos de levantar a su hermanito. Se arregló su cabello y salió de la habitación sin decir nada más.
Pasaron momentos cuando a nariz de los hermanos llegó un aroma muy… delicioso. Yu miró a Youshi y lo comprendió: Necesitaban ir a la cocina. Así que, fueron, únicamente para encontrar a su madre haciendo unos hotcakes. En la mesa estaba su padre, Regulus, bebiendo una taza de café mientras miraba como cocinaba su esposa. También estaba Tsuika, leyendo un libro mientras bebía leche tibia, y Hatsuharu también estaba ahí, sentado, jugando con unos palillos. Era obvio que estaban esperando el desayuno, y de todos en la casa, Akiru era la más capacitada para cocinar. Si Tsuika lo hiciera, correrían el riesgo de ser intoxicados o, en su peor caso, de quedarse sin casa.
Ellos mientras estaban ahí, conversaban:

—Los niños sí que hicieron un desastre ayer —dijo Regulus sin prestar mucha atención a sus propias palabras—. ¿A caso así éramos cuando fuimos niños?

—¿Quién sabe? —comentó Akiru—. Deberíamos preguntarle a tu padre.

—Uhm… seguramente dará la razón —finalmente Regulus se resignó. Miró a Tsuika—. Por cierto, a todo esto, ¿dónde está Enmei? Anoche se fue a dormir temprano y ahora no lo veo por ningún lado.

Tsuika alzó la mirada de su libro para verlo. Lo cerró por unos instantes y sonrió.

—Fue a trabajar.

—¿Trabajar? —Akiru se incluyó en la conversación, volteando a verlos—. ¿En Domingo?

—Bueno, el trabajo de Enmei lo requiere mucho allá —Tsuika excusó, aunque parecía nervioso, como si intentara no verse incómodo—. Así que, ya me he acostumbrado a que se ausente mucho.

—Uhm… no me parece justo —comentó Akiru sin mucha dificultad de decirlo, le dio la vuelta a un Hotcake—. ¿Pero qué podríamos esperar de Enmei? Siempre ha sido de ir por su rumbo.

—Sí… ¿verdad? —Tsuika bajó la mirada a su libro nuevamente.

Tsuika y Enmei eran una familia bien acomodada en cuanto economía se refiere. Y eso era porque Enmei trabajaba como Astrónomo. Su trabajo era bien renumerado, pues era algo que le apasionaba, sin embargo, también consumía mucho tiempo. Sus jornadas laborales solían ser de 12 horas, y muchas veces le hacían quedarse horas extras. Por lo que era normal que ya llegara a casa cuando todos estaban dormidos. Tsuika, por otro lado, estaba comenzando su especialidad en traumatología en su carrera de Medicina.
Akiru y Regulus no se quedaban atrás. Mientras que a Akiru le apasionaba demostrar sus habilidades en enseñanza y formar nuevos adultos en las carreras laborales como maestra de universidad, Regulus se fue a lo que le apasionaba: Los animales. ¿Y qué mejor que curar animales? Claramente, él iba a ser un veterinario. Se le notaba desde niño.
En cuanto a sus hijos, Yu, el menor e hijo biológico de Akiru y Regulus, tenía apenas 7 años, y ya era alguien sumamente alegre que gustaba de jugar con los demás y explorar todo tipo de lugares en busca de nuevas aventuras.
Youshi, el hijo adoptivo de los mismos, tenía 12 años, y era alguien muy reservado, contrariamente a Yu. Adoraba leer y le disgustaba hablar con otros. Sin embargo, tenía algo en común con su hermano adoptivo que, a la vez, tenían en común con sus padres, y era que adoraban los animales.
Tsuika y Enmei adoptaron dos niños ya que, por obvias razones, no podrían tener hijos biológicos. El mayor era Hatsuharu, un niño de 10 años que, aunque era algo reservado, no temía en acudir a una “llamada de la justicia”. Nadie sabía a qué se refería.
Luego estaba Sagiri, de 4 años recién cumplidos. Un niño adorable que gustaba de corretear a todos lados. Era un peligro cuando se intentaba llevar todo a la boca.

Yu y Youshi se fueron a sentar en las sillas de la mesa. Regulus sonrió apenas los vio:

—Ey, que se despertaron —dijo con una gran sonrisa—. Ya casi está el desayuno, ¿de acuerdo?

Yu fue el primero en asentir:

—¡Sí! ¡De acuerdo! —exclamó con una gran alegría.

Akiru miró de reojo a su familia y sonrió, después volvió a lo suyo.
Realmente no esperaba terminar con una vida así, pero, ahora que la tiene, la adora con todo su corazón. Incluso si a veces Regulus es un completo idiota.

_____________________________________________________________________

Y eso fue todo por hoy. Lamento si está cortito y aburrido :c Pero es que no tuve mucho tiempo para escribir. Intentaré que el próximo capitulo sea mejor. Así que, por ahora, me despido!

_________________________
Luces de Festival (Capítulo 2) Firmaw11
Runalan
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1800
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Luces de Festival (Capítulo 2) Empty Re: Luces de Festival (Capítulo 2)

Mensaje por Kanon Oda el Jue Sep 20, 2018 8:34 pm

Enmei es un distraído mas que regulus, como se atreve a dejar tanto tiempo a su linda familia, tsuika no quiere dinero tsuika lo quiere a el TnT y regulus y akiru tan entendidos uno con el otro, y todos los niños son super adorables!! *w* me encanto este cap

_________________________
Luces de Festival (Capítulo 2) Akiza_10

Luces de Festival (Capítulo 2) Akiru10
Kanon Oda
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1197
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.