Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10
Hoy a las 1:37 pm por Runalan

» With You (Capítulo 5)
Hoy a las 2:07 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 4)
Vie Nov 09, 2018 5:16 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 9
Vie Nov 09, 2018 11:19 am por Runalan

» With You (Capítulo 3)
Jue Nov 08, 2018 12:40 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 2)
Lun Nov 05, 2018 8:15 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 8
Lun Nov 05, 2018 9:52 am por Runalan

» With You (Capítulo 1)
Jue Nov 01, 2018 9:50 pm por Kanon Oda

» Nueva idea para fanfic~
Miér Oct 31, 2018 5:19 pm por Runalan

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Runalan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


Byodo no Monogatari (Capítulo 13)

Ir abajo

Byodo no Monogatari (Capítulo 13)

Mensaje por Runalan el Dom Ago 19, 2018 5:56 pm

Capítulo 13
—El sueño—


Una gran risa llena de malicia hizo eco entre mis oídos. Rigurosamente, intentaba soltarme de las cadenas que me sostenían, los grilletes en mis tobillos, en mi muñeca, dejando moretón, costra, sangre y dolor. Incluso si me liberaba, ¿qué iba a ganar? Seguramente me matarían antes de que llegara a la salida y pudiera escapar. Simplemente, este era mi destino. Estar encerrado en ese sitio, en este inmundo lugar oscuro lleno de ratas y basura, donde la muerte es lo más dulce que puedo desear.
El hombre quitó el cigarro encendido de mi brazo. El punzante dolor de la quemadura era presente, pero simplemente, ya no me podía dar el lujo de gritar o exclamar por ayuda, es algo que nunca me ha servido.
Ese fue, mi día, a día… noche, tras noche.
Repentinamente, el pueblo entero llegó a las llamas. La gente del mismo fue asesinada, e incluso los hombres que me mantenían cautivo fueron asesinados, eso me alegraría, pero, ¿entonces quien me alimentara? Incluso esas sobras de pan podrido servían. ¿Quién me liberará de este lugar? ¿Será que tendré que revolcarme entre mis propios excrementos hasta la muerte? Al menos esos hombres siempre tuvieron la decencia de limpiarme, pero, ahora…
Bajé la mirada. El techo de lo que alguna vez fue una casa iba cayendo poco a poco, pues estaba siendo consumida por las llamas. Solo esperaba que el techo terminara de caer, para ser aplastado por esas maderas y ponerle fin a esto llamado vida.
Unos pasos se escucharon a lo lejos por el suelo. Era imposible. La gente estaba muerta ya, pero, sinceramente, tampoco podía sentirme asustado. La persona eventualmente llegó conmigo, y me habló:

—Oye —dijo él, más, no obstante, no respondí. Ni siquiera me digné a mirarlo—. ¿Quién eres? ¿Dónde están tus padres?

¿Dónde están mis…? ¿Qué? ¿Padres? ¿Dónde están? ¿Quién soy? ¿Quién soy?
¿Quién soy?

El extraño rompió mis cadenas de manera inmediata, como si fueran de un papel liviano y frágil. Las cadenas que tanto me habían retenido, finalmente, habían desaparecido. Lo miré, con sorpresa. Él no era un humano. Tenía orejas de zorro sobresaliendo por detrás de una máscara que representaba lo mismo. Él era un Yōkai… un Yōkai que sonreía de una manera que ningún humano me había sonreído.

—Tranquilo —dijo él, al momento, me cargó entre sus brazos—. No permitiré que te vuelvan a hacer daño.

”Por favor, ayúdame”


Kanon despertó de golpe, sudando y jadeando. Se levantó de su futón y miró alrededor. Todo parecía normal en su habitación, la oscuridad, los sonidos de los insectos afuera de su casa, o de algunos pequeños Yōkai y humanos haciendo fiestas de borracheras en las calles como era costumbre, pero, sin embargo, sentía la gran opresión en su pecho.

—¿Qué fue eso? —se preguntó a sí misma.

Ese Yōkai enmascarado era sin duda Hyouya, la misma máscara, las mismas orejas, el mismo cabello largo y castaño. Pero, ¿a través de los ojos de quién miraba? Incluso esa persona se lo preguntaba. ¿Quién era? ¿Por qué se sentía tan mal por haber presenciado eso? Era como si hubiera sentido todo su sufrimiento en su piel, pero, sin duda, solo era un sueño.
¿Por qué había tenido esta clase de sueño?
Solo por pensar en eso, Kanon simplemente fue incapaz de dormir toda la noche, solo esperando porque la mañana llegara y pudiera ir a Sakurakyo a hablar del tema. ¿Era algo que sucedió? ¿Simplemente un sueño?
Y, sobre todo, aquellas últimas palabras poco audibles, ¿de quién eran?

La mañana eventualmente llegó. Kanon no dijo nada por la mañana a su familia, así, simplemente, sin siquiera tomar algo de desayuno, se marchó a Sakurakyo. Ese sueño se mantenía en su mente dando vueltas, y no iba a poder parar hasta que encontrara una respuesta. Así, cuando llegó a Sakurakyo, al primero que encontró, casualmente, fue a Jafar, quien notó rápidamente su diferente actitud.

—¡Oye! ¿Qué sucede? —preguntó él—. No pareces muy feliz hoy…

—Lo siento, yo… —ella rápidamente intentó dar una excusa para evitar preocuparlo, pero, en el fondo, sabía que eso sería inútil. Simplemente suspiró y terminó por soltar todo—. Tuve un sueño muy… raro que me gustaría tratar con todos los demás.

—¿Un… sueño raro?

—Así es —ella asintió—. Te contaré cuando encuentre a los demás. O al menos a Tsuika o a Hyouya-sama.

Jafar meditó por unos instantes.

—Hyouya no está, pero Tsuika está en el patio trasero —respondió de inmediato—. Vamos.

Kanon asintió y siguió a Jafar hasta el patio trasero. Tal y como dijo, ahí estaba Tsuika conversando con Hisamaru y Ubume. Parecían tener una conversación agradable, pues reían de vez en cuando. Por unos momentos, Kanon dudó, pues no quería interrumpir aquella conversación, pero, el solo pensar en evitar el tema del sueño, hacía que sintiera una gran punzada en su pecho.
Esto llamó la atención de Jafar.

—¿Kanon? ¿Está todo bien? —por unos breves momentos, incluso él pareció preocupado.

Kanon asintió y se acercó al pequeño grupo para hablar. Apenas notaron su presencia, la saludaron como de costumbre. Ella, tímidamente, les saludó de vuelta, mientras que Jafar también se acercaba.

—Llegaste temprano hoy, Kanon —comentó Ubume—. ¿Qué te trae tan temprano ahora?

—¿Eh? —Tsuika sonrió pícaramente—. ¿Será qué…?

—¿Q-Qué? —Kanon se ruborizó débilmente, a lo que Tsuika terminó por reír—. ¡N-No pienses cosas raras, Tsuika-chan!

Una broma que solo ellos dos entendían no estaba mal de vez en cuando.

—Ah, lo siento, lo siento —finalmente, Tsuika dejó de reír, pero aún mantenía su sonrisa—. Sin embargo, sí que llegaste temprano. ¿Te sentías emocionada, acaso?

—Y-Yo… no… —Kanon pareció ahora nerviosa, más, no obstante, no era por la broma anterior, sino más bien, por otra cosa que le inquietaba. Tsuika lo notó rápidamente.

—¿Qué sucede?

—¿Podemos… hablarlo?

—¿Quieres estar a solas?

—N-No es necesario —Kanon negó inmediatamente con las manos—. Está bien si todos escuchan… creo.

—Oh… ¿Sucedió algo malo? —preguntó Hisamaru.

—Bueno, yo… no sé si sea precisamente algo malo —finalmente, Kanon dijo, llamando la atención de todos—. Pero, tuve un sueño muy inquietante, en el que aparecía Hyouya-sama.

—¿Mi padre? —preguntó Tsuika—. ¿Qué clase de sueño era?

—Para que salga Hyouya… debió sido algo muy extraño —comentó Jafar, apartando la mirada.

—En realidad… yo, veía todo a través de los ojos de otra persona.

—¿De los ojos de otra persona? —Jafar volteó a verla—. ¿Qué viste?

—Era… raro. Sentía un sufrimiento inmenso, alguien… era torturado de varias maneras, lo mantenían cautivo en una pequeña casa. Privado de luz, de comida, de movimiento… solo estaba encadenado de los tobillos y, en ocasiones, de sus muñecas también.

Tsuika abrió los ojos con sorpresa, y, con cierto horror. Apartó rápidamente la mirada, poniendo una mano en su boca. Hisamaru, quien lo miró, solo pasó una mano por su espalda.

—Entonces simplemente todo cambió —ella continuó explicando—. Ahora la casa se estaba cayendo en llamas, todo el pueblo estaba muerto y ahí fue cuando apareció Hyouya-sama…Él levantaba a esa persona y se la llevó consigo, diciéndole que lo cuidaría.

—¿Así de fácil? —preguntó Jafar.

—Así —ella contestó—. Aunque, al final me pareció escuchar unas palabras de… una niña. Me parecía escuchar que pedía ayuda…

—Es… un sueño extraño, desde luego —Ubume comentó de inmediato—. Pero, ¿estás segura que solo era eso?

Kanon asintió.

—Desde luego. Parecía un sueño, pero… lo sentía demasiado real.

—Los sueños suelen ser así —Tsuika interrumpió—. Es… solo un sueño. No deberías preocuparte tanto. Quizá todo lo que sucedió con los Dōji te afligió.

Kanon miró a Tsuika por unos instantes, aunque quería sonar calmado, era claro que parecía agobiado por algo. Aún temblaba un poco, pero simplemente, se mantuvo firmemente mirándola.

—Quizá Tsuika tiene razón —comentó Jafar, llamando la atención de Kanon—. Incluso yo he tenido sueños raros últimamente…

Kanon eventualmente bajó un poco la mirada.
¿Sería solo eso?
¿Entonces por qué lo sentía tan real? ¿Por qué sentía el mismo dolor que aquella persona? Las mismas ganas de morir, de sentir que la muerte será tu gran descanso, tu gran premio. Realmente se sintió tan real, como si fuera algo más que un sueño, como si fuera algo que en realidad hubiera sucedido.
No creía que solo hubiera sido un sueño causado por el estrés ocasionado por los Dōji. Sentía… sentía algo más. Por eso, iba a investigarlo con Hyouya. Necesitaba respuestas.
Necesitaba saber quién era la persona en ese sueño.
Necesitaba saber porque Tsuika se había comportado de esa manera.
Necesitaba saber quién era la persona que pedía ayuda.

_________________________________
Bueno, ya que me dieron muchas ganas de escribir, decidí publicar este capítulo hoy xD Tal y como se ve, un nuevo arco, por lo que seguirá la historia principal. Espero que no les aburra :3 sin más, me despido.

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1733
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Byodo no Monogatari (Capítulo 13)

Mensaje por Kanon Oda el Dom Ago 19, 2018 10:30 pm

aaah todo toma un giro inesperado con ese sueño solo se levantara la inagotable curiosidad de kanon, ahora no se detendra hasta saber la verdad .. a un que si es raro la actitud de tsuika.... sera que sabe algo o tal vez solo recordo su oscuro pasado pobre... a un que fue gracioso ver a jafar celoso 7u7 aaah se pone cada vez mas interesante, espero la conti con ansias!


_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1132
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.