Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 10
Hoy a las 1:37 pm por Runalan

» With You (Capítulo 5)
Hoy a las 2:07 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 4)
Vie Nov 09, 2018 5:16 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 9
Vie Nov 09, 2018 11:19 am por Runalan

» With You (Capítulo 3)
Jue Nov 08, 2018 12:40 am por Kanon Oda

» With You (Capítulo 2)
Lun Nov 05, 2018 8:15 pm por Kanon Oda

» El Odio de Amarte (Renovada) Capitulo 8
Lun Nov 05, 2018 9:52 am por Runalan

» With You (Capítulo 1)
Jue Nov 01, 2018 9:50 pm por Kanon Oda

» Nueva idea para fanfic~
Miér Oct 31, 2018 5:19 pm por Runalan

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Runalan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Ago 30, 2015 5:44 pm.
¿Qué hora es?
Contador Visitas
contador de visitas
Contador de visitas
Banner del Foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Ir abajo

Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Mensaje por Runalan el Vie Ago 03, 2018 2:52 pm

Capítulo 1
—De regreso a Sakurakyo—

Sakurakyo, el lugar donde los niños huérfanos o abandonados son cuidados con amor y calidez. Este lugar acoge tanto a niños humanos como a Yōkai e incluso a Hannyō, simplemente, no entiende de diferencias de especie, género e incluso edad. Sakurakyo existe desde antes de que se formara la paz entre los Yōkai y humanos. Hace aproximadamente 20 años.
Los humanos conviven con los espíritus y demonios desde hace más o menos, cinco años. La paz ha perdurado desde entonces, los humanos ya no se meten en problemas con los Yōkai e incluso algunos Yōkai que antes molestaban a los humanos, ahora se abstienen de hacerlo. En todo caso, Sakurakyo siempre les ha dado refugio a todos independientemente de su raza o edad. Por ello, era normal que humanos que no tenían problemas con otras especies y, también Yōkai que no tenían problemas con los humanos, se reunieran ahí. Pues era el único lugar en el que nunca serían juzgados.
¿Qué cómo sé esto?
Porque yo, Kanon Oda, estuve aquí un tiempo, en Sakurakyo. Hace aproximadamente 10 años viví aquí luego de que mi padre nos abandonara a mí y a mi hermano. Vivimos aquí, fuimos cuidados y atendidos, hasta que, finalmente, fuimos adoptados. Desde entonces nunca he vuelto a poner un pie en este lugar, ¡pero que me encanta este lugar!
¿Cómo olvidar a sus habitantes también?
Desde la fantasma Saiko que cocinaba nuestra comida todos los días; Ubume, la mujer pájaro que cuidaba de los niños más pequeños con su vida; Zashiki, la niña fantasma que traía la buena suerte; Hisamaru, el samurái guardián principal de Sakurakyo; y, sobre todo, a mi amor plátonico cuando niña; Tsuikasuigetsu, aquel que cuidaba de todos amorosamente, con su amabilidad y calidez. Que siempre cantaba a todos para mantener la paz en el lugar. Claro, eso, hasta que me enteré que no le gustaban las mujeres.
Ignorando el tema de los que vivían aquí. Recuerdo principalmente, un Yōkai específico que se pasaba aquí de vez en cuando, generalmente, para venderle cosas a Sakurakyo, o a veces, incluso para pasar el tiempo, después de todo, aquí podría estar sin ser molestado por humanos.
Jafar, ese era su nombre.
Recuerdo principalmente su cabello grisáceo, sus ojos grises oscuro, e incluso tenía pecas, ¡cómo olvidarlas! Ha pasado mucho tiempo desde que lo ví, desde que vi a todos, de hecho. Yo he crecido, desde luego, ¿pero los demás habrán crecido también? Jafar era un Yōkai… Él seguramente sigue igual que cuando lo conocí. Pero Tsuikasuigetsu y Hisamaru son humanos, ¿habrán crecido? Recuerdo que Hisamaru cruzaba por los 17 años… ahora debería tener 27. Tsuikasuigetsu tenía casi 20… ¿eso quiere decir que ahora tendría 30 años?
¡Ahhh! ¡Qué emoción de volver aquí de nuevo!

Cuando la chica puso un pie enfrente del portón de madera de Sakurakyo, su corazón comenzó a latir desesperadamente. El portón de madera, estaba para cruzar aquella barda que protegía del recinto. En este lugar se apreciaba la protección después de todo. Además, con tantos niños jugando en el patio, ¡hay que cuidar que no se escapen por ahí!
Kanon se quedó de pie solo mirando el portón de madera. Miró el buzón y luego volvió a ver el portón. ¿Debería gritar? ¿Debería simplemente tocarlo? ¿Es que nadie se ha dado cuenta de su presencia? Su mente divagó sobre lo que debería decir para llamar la atención de alguien del recinto. Pero antes de dar con una respuesta, la puerta se abrió de golpe, haciendo que diera un sobresalto que no pasó de largo por la persona que abrió el portón.
Cabellera blanca, piel pálida que parecía translúcida. Ojos celestes, vestimenta blanca… alguien que parecía algún tipo de hermoso Yōkai, pero no, simplemente era albino. ¡Era Tsuikasuigetsu! Kanon se llenó de alegría al volverlo a ver, y Tsuika, quien miró la presencia de la muchacha, sonrió.

—¡¿Eres tú, Kanon?! —exclamó con una gran sonrisa en su rostro.

Kanon chilló de felicidad por un instante y, antes de darse cuenta, ya estaba abrazando a Tsuika, quien le acarició la cabeza.

—¿Qué te trae por aquí después de tanto tiempo? —preguntó él, a lo que Kanon se alejó y lo miró fijamente a la cara.

—¡Quiero trabajar aquí!

Tsuika le miró con sorpresa, parpadeando un par de veces.
Kanon se había decidido, quería trabajar en este lugar que la cuidó en tiempos de necesidad. No importa si es una paga pobre o buena, ¡ella quiere cuidar de los niños y transmitirles la esperanza! Ella pudo ser adoptada, por lo que, ¡ellos también podrían! Si están tristes, entonces ella los alegrará. Si se pelean, si se enojan, ¡ella quiere evitar todo esto!
Tsuika le pidió que pasara, hablándole de lo mucho que había cambiado todo este tiempo el lugar.
Algunos como Ubume, Saiko y Zashiki siguen en el lugar. Hisamaru sigue haciendo su labor de proteger este lugar de aquellos que osan creer que es una pérdida de tiempo. E incluso Hyouya, el fundador de este sitio, que antes casi nunca pasaba por aquí, se ha instalado para quedarse por un tiempo indefinido, que ponía a todos felices.
Tsuika siempre se había referido a Hyouya con mucho respeto, incluso llamándolo “padre”, era el único que lo llamaba así, aun cuando todos lo querían como si fuera uno. Hyouya había fundado este lugar, las historias cuentan, que fue después de encontrar a varios niños huérfanos durante las guerras. Tanto humanos como Yōkai, él se apiadó de todos por igual, así que los trajo a este sitio donde los cuidaría. Eventualmente, este lugar fue acogiendo a más y más personas, tanto niños como adultos. Y, los niños que Hyouya había traído primero, se marcharon, olvidando a aquella persona que les había cuidado. Se supo que algunos crearon su propia familia, otros murieron, y otros se fueron por malos pasos.
Eso es todo lo que se sabe de cuando se fundó Sakurakyo.
Pasaron por dentro de la gran casa que era lo suficientemente grande para albergar a muchísimas personas, quizá, unas 100 personas o más. La mayoría, además, eran niños. Por lo que las risas se hacían notar tan pronto como caminaban por los pasillos del lugar.
Kanon terminó tomando asiento en una pequeña sala, y Tsuika le pidió que esperara, iría a llamar a Hyouya para hablar del tema del trabajo. Así que, ahí se quedó Kanon, esperando en tranquilidad. Las risas de los niños eran demasiadas, quería incluso correr e ir a unirse a ellos, ¡pero por ahora tiene que ser profesional!
Entre su tranquilidad, alguien pasó por el pasillo, y al voltear a ver a dentro de la sala, exclamó rápidamente:

—¡Kanon! —exclamó, entrando súbitamente—. ¡Cuando tiempo!

—¡Ubume-chan! —exclamó Kanon de igual manera, con una gran sonrisa en su tiempo—. Eh, ¡has cambiado mucho!

Ubume:

—¿Verdad? —ella dijo rápidamente—. Solo he cambiado un poco mi manera de verme, para que a los niños humanos no les asuste tanto ver un Yōkai con un pico y plumas en la cara.

—Ciertamente, ahora te ves más humana —dijo tímidamente, sin intención de faltar al respeto.

—¡Ese era el plan! —finalmente, Ubume se sentó junto a ella—. ¿Qué te trae por aquí ahora? ¡Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos!

—Lo sé —Kanon asintió—. Pero, vine a buscar trabajo en este sitio. ¿Sabes? Quiero ayudar en todo lo posible a los niños.

—Oh, sin duda eso es de admirar —afirmó Ubume—. Muchas cosas han cambiado últimamente, demasiadas.

—¿Ah sí? —Kanon preguntó, parecía más curiosa ahora—. ¿Cómo qué cosas han cambiado? Anda, anda, ¡dime~!

Ubume soltó una risa, y procedió a resumirle todo lo que había ocurrido, desde los nuevos inquilinos, hasta aquellos que fueron adoptados o que crecieron y, por su cuenta, decidieron marcharse. Aunque de vez en cuando se pasan por el lugar para dejar regalos o simplemente, visitarlo y recordar viejos tiempos.
Pero, lo que más llamó la atención de Kanon, fue el caso de Tsuika.
Ubume contó que un día, Tsuika desapareció por una semana entera. Aunque todos estaban preocupados, Hyouya parecía que tenía noticias de él cada día, por lo que él no parecía estar angustiado por su repentina desaparición. Finalmente, una noche él regresó con un bebé en brazos. Un bebé de cabello negro que apenas le estaba empezando a salir, y unos grandes ojos celestes idénticos a los de Tsuika. Él, para sorpresa de todos, afirmó que era su hijo.
¿Cómo podía ser su hijo? Él nunca ha tenido señal de estar con una mujer. De hecho, él mismo afirmó que simplemente, no gusta de las mujeres.
Fue entonces cuando supieron de manera inmediata, que ese niño no había nacido de manera natural. Pero, si Tsuika era un humano, crear una vida completamente nueva… pensaron que quizá pidió ayuda a un Yokai para tener un hijo. Pero, lo descartaron cuando dieron con que los Yokai no pueden hacer eso tampoco. Entonces, ¿deseo a dios? ¿magia negra? Toda idea no parecía encajar perfectamente.
Las dudas de que pasaría, eventualmente cesarían cuando alguien comenzó a visitar a Tsuika y a su hijo de manera seguida. Era Shiken Dōji, él no es un Yokai como tal, es alguien que se acerca a la divinidad, sino es que, ya es una divinidad. Él venía todas las semanas a ver a Tsuika y al bebé. Fue cuando se dieron cuenta de que había ocurrido en realidad.
El tiempo pasó, ese niño fue creciendo, había sido tratado como todos los demás, por lo que creció siendo un niño feliz y alegre, llamaba a Tsuika y a Shiken Dōji como sus padres, pues, ellos le habían criado de cierta manera. También a Hyouya le decía abuelo. A Ubume la llama tía. Y en general, para ese niño todos son sus amigos.

—Actualmente, Sagiri, el hijo de Tsuika, tiene 6 años —afirmó Ubume—. Nació incluso antes de la diplomacia entre humanos y Yokai. Aunque bueno, incluso a estas alturas, las relaciones románticas entre humanos y Yokai no son bien vistas aún.

—Oh… entonces Tsuika-chan tuvo un hijo… o bueno, lo creó… o bueno, ese tal Shiken Dōji le ayudó a crearlo… o… algo así —Kanon ni siquiera sabía que decía, su mente dio vueltas con todo esto. Ni siquiera sabía que existían los humanos artificiales, pero no es de extrañar, ¿verdad? Después de todo, Momotaro nació de un melocotón—. Vaya que, si cambiaron muchas cosas, ah… me perdí de tanto.

Ubume rió:

—No es para tanto. Ya estarás poniéndote al día ahora que estás de vuelta —afirmó ella—. Te esperan muchas cosas aquí, eh.

Kanon asintió, entonces, al momento, la puerta que daba al pasillo interior se abrió, llamando la atención de ambas. Era Hyouya, detrás de él, Tsuika.

—Ah, Kanon —Hyouya pareció sonreír—. Bienvenida de nuevo.

______________________________________________________

Y eso sería todo por ahora :3 procuraré traer la conti lo más pronto posible. Espero que no parezca aburrido y que les guste!

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1733
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Mensaje por Kanon Oda el Vie Ago 03, 2018 4:06 pm

Esta genial!! Esa kanon siempre llena de energia! Tan alegre ... y lo de tsuika y shinken Doji es *-* wáaaa increible ... me encato simplemente me encanto ... ademas eso de que a kanon le gustara tsuika es muy probable xD me encanto espero ansiosa la conti

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1132
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Mensaje por Runalan el Vie Ago 03, 2018 4:10 pm

Me alegra que te gustara xD Y sí, con lo de que a Kanon le gustara Tsuika, lo agregué porque ya sabes como se puso cuando lo conoció (?)

_________________________
avatar
Runalan
Admin
Admin

Mensajes : 1733
Fecha de inscripción : 06/12/2013
Edad : 20
Localización : En algún lugar del mundo :D

Ver perfil de usuario http://animefans.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Mensaje por Kanon Oda el Vie Ago 03, 2018 4:59 pm

Si, es qie tsuika es adorable y a ella le gustan las cosas adorables xD estubo genial

_________________________


avatar
Kanon Oda
UserActivo
UserActivo

Mensajes : 1132
Fecha de inscripción : 12/12/2013
Localización : Trabajando en la proxima continuacion de mi fianfic

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Byodo no Monogatari (Capítulo 1)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.